SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 2165
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Mesas perdidas entre las malas hierbas, columpios que iban a ser repuestos, escaleras que desaparecen cubiertas por la vegetación, pulgas, garrapatas, ratas... Algunos vecinos del barrio Numancia aseguran estar "hartos" de pedir al Ayuntamiento que se eliminen las malas hierbas de algunos solares sin urbanizar y, especialmente, lamentan el abandono del parque del Altico de San Miguel.

Este jardín es el que más estragos ha sufrido, puesto que los vecinos vierten desde escombros hasta colchones. Ahora, al parecer, incluso es utilizado por algunos ciudadanos para pelar cables y quedarse el cobre. Este parque ha perdido su significado a lo largo del tiempo, puesto que lleva años abandonado a su suerte, por lo que los vecinos tuvieron que dejar de acudir a este amplio lugar de esparcimiento, porque su estado no permite disfrutar de él.

Manuel Martínez, presidente del barrio Numancia, asegura que ha sido en reiteradas ocasiones las que han pedido al consistorio que se limpien algunos de los lugares de la zona, puesto que las hierbas "provocan que haya pulgas, garrapatas y ratas... lo que es un peligro, porque pueden picar a los niños". Por otro lado lamentó que "hace muchos años, nos quitaron los columpios en uno de nuestros parques, con la promesa de instalar unos nuevos, adaptados a las leyes actuales, pero han pasado muchos años y nadie los pone". Martínez asegura que ellos "no vamos contra un partido u otro, puesto que nuestros problemas vienen de largo".

Martínez afirma que cada vez que acuden al consitorio siempre les aseguran que realizarán atenciones en el barrio, "pero aquí no viene nunca nadie".

Una de las vecinas de Numancia lamenta el estado en el que se encuentra la entrada a su hogar. Con un niño de dos años no dispone de una acera para llegar hasta su vivienda y, para entrar, tiene que subir por una pequeña escalera cubierta de hierbas. 

Proyecto

La arquitecta Juana Sánchez ganó junto a Diego Jiménez el concurso Europan 10, en el año 2010, gracias a un gran proyecto en el que se recogía una reforma de los barrios Numancia y Tafalera. Tras casi cinco años, los arquitectos están preparando un proyecto más pequeño en el que buscan renovar el parque del Altico de San Miguel y el antiguo vivero de la ciudad, donde actualmente se realiza el Vía Crucis.

Este proyecto todavía está en el aire, puesto que, en primer lugar, tiene que recibir el visto bueno por parte del Ministerio de Fomento, tras esta aceptación, sería el momento de acudir al Ayuntamiento de Elda para que este lo valorase. Sanchéz ha señalado que pretenden que vuelva a haber una zona de juego para los niños del barrio, así como "mejorar las condiciones del barrio, repoblarlo". Este nuevo proyecto sería una pequeña parte del proyecto presentado hace cinco años.

 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir