SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 3002
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Juan Vera, que organizó el acto, entrevistó a la escritora | Jesús Cruces.

La escritora eldense Elia Barceló ha querido hacer la presentación nacional de su última novela El color del silencio en Elda, concretamente en el Teatro Castelar. Ayer su escenario se convirtió en el centro de un original acto que combinó la literatura con la pintura y la música ante un patio de butacas que estaba casi al completo de lectores y amigos. La autora hizo gala de su gran simpatía y naturalidad y dijo sentirse “emocionadísima porque os acordéis de mí tantos amigos, y acompañarme en lo que da sentido a mi vida profesional”. Por su parte, el alcalde Rubén Alfaro dijo estar muy orgulloso de la autora y le dio las gracias por llevar el nombre de Elda a todos los países donde publica sus obras, las cuales están traducidas a dieciocho idiomas.

Elia Barceló ha escrito más de veinte novelas y está considerada una de las tres mejores escritoras de ciencia ficción en lengua castellana. En su última obra  El color del silencio, publicada por Roca Editorial, ha optado por el realismo y ha escogido como protagonista a una pintora madura que se reencuentra con su pasado para enfrentarse a los secretos familiares “esas cosas que hay en todas las familias de las que no se habla, que se ocultan y causan profundas heridas en el alma”, en palabras de la autora, no obstante, indicó que “la novela es agradable y divertida de leer, y aborda otros muchos temas como los grandes amores, el paso del tiempo y cómo hablar sobre las cosas nos trae la redención”.


La presentación estuvo intercalada con actuaciones musicales y la lectura de fragmentos | Jesús Cruces.

La presentación de la novela consistió en una entrevista en directo realizada por Juan Vera en un lado del escenario, que estuvo intercalada por las actuaciones musicales de Ana Marco al piano, Céline Camarasa al fagot, y Pedro Beltrán en la percusión. También intervinieron Rafael Carcelén y Reme Páez, que leyeron varios fragmentos de su novela.

La autora explicó la elección de su protagonista: “Si yo no fuera escritora sería pintora, me gusta mucho la pintura”, dijo, de hecho, cuando estaba escribiendo la novela, que le ha llevado un año de trabajo, conoció casualmente a la joven pintora eldense Eva Borrás, cosa que la ayudó para construir su personaje protagonista. Ayer tres grandes cuadros de esta artista decoraron el escenario del Teatro Castelar, donde Elia anunció como sorpresa que le había dedicado un relato corto que se publicará en breve como agradecimiento.

El color del silencio combina la historia porque recorre los años de la dictadura franquista hasta la actualidad “pero sin agobiar”, el género policiaco porque quiere resolver un crimen, además tiene algo de thriller y una historia de amor “porque el amor de persona a persona mueve el mundo, no solo de pareja, sino entre padres e hijos, amigos…”. La autora habló del placer que siente al escribir y de jugar con el lector, “me gusta darle sorpresas y que entre los dos vayamos haciendo la novela y los personas más grandes”.


Alfaro, la edil de Cultura y miembros de la corporación acudieron a arropar a la escritora | Jesús Cruces.

El público también le formuló preguntas sobre su forma de escribir, “no tengo guion, sé dónde quiero ir, y conforme escribo tomo decisiones y eso me divierte mucho, en cambio, me aburre hacerme un esquema previo”. Desde niña se aficionó a la literatura “yo era una gran lectora y ya en el cole de don Pablo se me daba bien escribir, siempre me gustaron las palabras, su sonido, los sinónimos y esas cosas”, sin embargo, nunca se planteó ser escritora pues pensaba que eso “era cosa de hombres, viejos y con barba”, bromeó. Sobre todo, se definió como una gran lectora: “Si tengo que elegir entre escribir y leer, prefiero lo segundo”, dijo. 

Al concluir el acto, la autora firmó libros a un buen número de personas que hicieron para ello una larga cola en el vestíbulo del Teatro Castelar, algunos de los cuales habían "devorado" ya la novela, como comentaron.


En el Teatro había un estand para la venta de libros que firmó la escritora | Jesús Cruces.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir