SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 2697
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Imagen de los componentes del Tenorio | Jesús Cruces.

Cada 28 de diciembre Elda tiene una cita en el Teatro Castelar. El Grupo de Teatro de la Junta Central de Comparsas representa El señor Don Juan Tenorio o dos tubos un real, obra en la que la ironía, el buen humor y la actualidad son los protagonistas. Se trata de una parodia de la popular obra de José Zorrilla que escribió el eldense Emilio Rico Albert en 1919, y que está a punto de cumplir el centenario. A pesar del tiempo que ha pasado, la obra está viva y cada año hace pequeños cambios en su guion gracias a los nuevos cantables y las “puntaícas”, como las llaman, y es que aunque el texto es fiel al del eldense, permite incluir algunos guiños sobre la actualidad local y también nacional. El próximo día 28, el grupo de 17 actores se subirá al escenario dirigidos por Juan Sanchiz y Miguel Barcala en dos funciones, que este año se adelantan a las 17:45 y 22 horas, y cuya recaudación irá destinada al proyecto Emaús de Cáritas Interparroquial que se lleva a cabo en los salones de Santa Ana.

El "Tenorio” llegará cargado de novedades, la principal, el cambio en el reparto de tres actores. Tras la renuncia por motivos laborales de José Eduardo Ruiz como Don Luis, asume el cargo Antonio Olaya, que deja de ser Cacarruca, papel que toma J.J. Marco. Este deja de ser Sipal, que lo hará Pedro Jesús Abad, quien hacía de Gastón, que ahora interpretará Luis Martínez Vicente. Barcala explica que “desde el mes de enero, después del Medio Año, estamos ensayando cada semana con Olaya, ya que cuando alguien asume un papel protagonista tiene que aprenderse no solo el papel sino el cómo moverse, nos lleva mucho esfuerzo”. El resto de actores suele ensayar durante tres o cuatro meses.

Sobre los cantables, Sanchiz recalca que “son las piezas de rabiosa actualidad, intentamos que sean temas locales pero el tema de Cataluña no se puede quedar fuera, lo sabemos, curiosamente creo que la gente sabe algunos temas, porque tratan de la actualidad de la ciudad, de hecho este año nos hemos visto desbordados porque han ocurrido muchas cosas”. Barcala explica que se han hecho 13 cantables y los actores eligen ocho. Por ello cada año repiten cientos de eldenses. Habrá que esperar para descubrir cómo vuelven a sorprender con El Señor Don Juan Tenorio o dos tubos un real.

El toque musical al “Tenorio” lo pondrá la agrupación eldense Big Bang Idejazz, dirigida por Héctor Juan, que repite, que harán que el “tenorio” venga al ritmo de “en forma” Glenn Miller.


El pasado lunes tuvo lugar el último ensayo | Jesús Cruces.

La representación coincide tradicionalmente con el Día de los Inocentes, lo que les permite bromear sobre temas algo sensibles, aunque siempre desde el respeto, su intención no es ofender sino “tratar los temas locales en clave de humor”.

En la obra se añaden algunos guiños pero se deciden en el último momento, mientras que los cantables los hacen los directores, las “puntaicas” alusivas a la actualidad las suelen decir los actores. Recalcan que no es normal que la gente le pida que hablen de ellos, y que si lo hacen, no hacen caso, ya que es algo que sale de los actores y los directores dan el visto bueno para que no se repitan muchos temas.

Para su satisfacción, aseguran que siempre suelen recibir buenas críticas, y que son muchas las personas que van por primera vez y al año siguiente repiten. Pocas veces son las que ha habido enfados.

El fin de fiesta “seguro que gustará, la gente saldrá con ganas de bailar, será muy movido”, aunque no pueden adelantar mucho, ya que es una sorpresa que guardan con celo para sorprender y hacer reír al público. A lo largo de los años, nunca han repetido un fin de fiesta. Son únicos.


Los actores disfrutan preparando su puesta en escena | Jesús Cruces.

La obra tiene 98 años, aunque ha habido periodos en los que no se ha hecho. Hubo un parón en la Guerra Civil, en los 40 volvió hasta 1961, periodo en el que se dio por perdido, pero en 1971 hubo un grupo de amantes de las tradiciones locales que se animaron y volvieron a recuperarlo. Del 89 al 99 también pararon por las obras del Teatro Castelar, aunque en aquel tiempo se hacía en la radio. Muestra de la importancia del “Tenorio”, es que fue uno de los actos de reinauguración, en el mes de abril. Ya en el mes de diciembre de 1999 se volvió a representar y desde entonces no ha faltado a su cita con el público eldense, que cada año llena el teatro en las dos sesiones.

Barcala y Sanchiz explican que ya tienen la vista puesta en el centenario, que se celebrará en 1919, fecha en la que coincide con la celebración del 75 aniversario de las fiestas de Moros y Cristianos. Para entonces esperan recuperar las inocentadas, pero para ello quedan dos años. Antes, los eldenses podrán disfrutar de la obra en dos ocasiones.

Las localidades todavía se pueden comprar los días 27 y 28 de diciembre en las taquillas del propio teatro en horario habitual.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir