SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 656
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Imagen de archivo del pleno municipal | Jesús Cruces.

La corporación municipal aprobó ayer en un pleno extraordinario el presupuesto general para 2018, que asciende a los 37,4 millones de euros. Ha salido adelante con 16 votos a favor y nueve en contra. El equipo de gobierno, compuesto por PSOE y Compromís, tuvieron el apoyo de Ciudadanos, Sí Se Puede y el edil no adscrito Francisco García. Se opusieron el PP, Izquierda Unida y las ediles no adscritas María Dolores de la Dueña y Reme Soler. La mayoría de los partidos de la oposición han coincidido en que les hubiese gustado que los presupuestos fuesen más participativos y han pedido celeridad para los de 2019.

El responsable de Hacienda, Amado Navalón, quiso iniciar su turno de palabra pidiendo disculpas por el retraso en la presentación de los presupuestos. Explicó que estos son ambiciosos, necesarios e ilusionantes y ponen por delante a las personas y los Servicios Sociales. Navalón lamentó que la oposición criticase que no eran participativos cuando antes de hacer el borrador pidieron propuestas a todos los ediles y mostró su asombro porque IU votase en contra de un presupuesto que ellos gestionan, como es EMUDESA, que dirige el concejal Javi Rivera. 

El PP explicó su voto negativo, “no por no estar de acuerdo con los presupuestos, pues el equipo de gobierno tiene una política continuista de los del PP”, sino como “un toque de atención a su labor”. Muñoz además indicó que “este presupuesto nace con defectos de forma y fondo, un ejemplo es el proyecto estrella y necesario, la contrata de parques y jardines, hay más de un millón de euros de los que se perderán al mes 100.000 euros”. Por ello pidió que “se haga una modificación de crédito para que la calle La Cruz sea una realidad, así como la reforma integral de Juan de Austria y Alfonso XIII”.  

El concejal de Ciudadanos, Francisco Sánchez, afirmó que su partido votó a favor “por responsabilidad”, aunque recalcó que “podrían ser mejores”. Lamentó que Elda sea la única ciudad que no tiene Casa de la Cultura y pidió al alcalde Rubén Alfaro que se reforme la casa cuartel de la Guardia Civil. Por último, criticó la inversión en IDELSA y EMUDESA, Sánchez dijo que esta última tiene poca capacidad y lamentó la falta de ideas para impulsarla.

El portavoz de Izquierda Unida, Iñaki Pérez, criticó que el equipo de gobierno no haya dado “luz verde al rescate de los servicios públicos”.  Asimismo, lamentó que no se lleven a cabo las medidas aprobadas por pleno, algo que considera “poco democrático”. Para IU “lo más llamativo fue la negativa a rebajar las partidas que directamente van a la promoción del gobierno y del alcalde, Rubén Alfaro”. Respecto a EMUDESA, Pérez dijo que “no podemos votar sí a todo por una partida”.

El portavoz de Sí Se Puede, Víctor Alarcón, aseguró que criticar que los presupuestos llegan tarde se ha convertido en “una tradición eldense que se repite todos los años, como ‘correr la traca’”. Si bien recalcó que “este año no podemos decir nada al Gobierno sobre el proceso de negociación, ya que pudimos estudiar el borrador con tiempo, tuvimos varias reuniones para negociar las propuestas y finalmente, llegamos a un acuerdo de consenso”. Pacto que contempla un Plan de eficiencia energética e hídrica; realizar una auditoria de gastos en Fiestas que fue aprobada a principios de legislatura y que todavía no se ha realizado; el aumento de la plantilla de Servicios Sociales y el desarrollo de un Plan de igualdad, así como otro de accesibilidad.

Por su parte, Francisco García resaltó que son unos “presupuestos continuistas pero equilibrados, contemplan las necesidades básicas de la ciudad con cierta proporcionalidad”. Votó a favor pues han llegado a un acuerdo por mejorar la partida en accesibilidad, por el ahorro de agua, el aumento de personal en Servicios Sociales, así como fomentar el empleo y el desarrollo local.

La edil no adscrita María Dolores de la Dueña matizó que tanto a ella como a Reme Soler les hubiese gustado que fuesen unos presupuestos enfocados “a la creación de puestos de trabajo, así como para potenciar el desarrollo local de la población”. Concluyó recordando que “el Ayuntamiento ha incumplido promesas de los presupuestos de 2017 como obras del IES Monastil o construcción aparcamiento público en la calle La Cruz, entre otros”, por ello pide que este año “al menos se cumpla lo que se incluye en el presupuesto”.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir