sábado, 24 de febrero de 2024

Elda se muestra orgullosa de Ana María Sánchez, su Hija Predilecta

El viudo de la soprano, José Francisco Rubio, y su hijo, Miguel Ángel Rubio, han recogido la distinción de la mano de Rubén Alfaro
Marta Ortega
18 marzo 2023
2.679
Elda se muestra orgullosa de Ana María Sánchez, su Hija Predilecta
Miguel Ángel y José Manuel Rubio han recogido este reconocimiento..

La soprano eldense Ana María Sánchez, quien falleció hace unos meses a los 63 años, volvió a llenar anoche su amado Teatro Castelar, que se quedó pequeño pues fueron muchos los eldenses que quisieron demostrar su afecto por la cantante. La ciudad le ha concedido el título de Hija Predilecta de Elda a título póstumo y el acto oficial se celebró en este templo de la cultura eldense que ella misma reinauguró con éxito hace 25 años. Fueron su viudo, José Francisco Rubio, y su hijo, Miguel Ángel Sánchez, quienes recogieron este reconocimiento ante todo el público puesto en pie para rendir tributo a la mejor cantante hija de Elda.

El acto comenzó con un vídeo en el que aparecía su hijo y personalidades de la lírica española como el director de canto Enrique García; el director de la Escuela Superior de Canto de Madrid, Julio Muñoz; la mezzosoprano María José Montiel o la catedrática Carmen Torreblanca. De la cantante eldense destacaron su amor por Elda, su carácter, así como su voz potente y única que conseguía transmitir paz, ilusión y, sobre todo, emoción.

Cuando las luces se encendieron, subió parte de la corporación municipal al escenario del Teatro Castelar encabezada por el alcalde socialista Rubén Alfaro. Destacó la ausencia de los ediles de Ciudadanos, así como del líder del PP municipal, Fran Muñoz.

La soprano Teresa Albero y la directora Pilar Vañó.

Entonces, Alfaro entregó el reconocimiento a la familia de la cantante, y el público, más de 700 personas, se levantó de las butacas para ovacionar a la soprano eldense que llevó el nombre de la ciudad con orgullo por todo el planeta. Viudo e hijo se mostraron visiblemente emocionados por el largo y cálido aplauso de los eldenses. Y esta fue solo una parte de la población que quería mostrar su afecto por la eldense, pues numerosas personas no pudieron entrar para acompañarles por falta de aforo. Entre el público se encontraba la senadora y exalcaldesa de Elda, Adela Pedrosa.

Miguel Ángel Rubio Sánchez tomó la palabra para recordar que su madre nació el 12 de marzo de 1959 en Elda tras la llegada a la ciudad de sus padres manchegos y era eldense de corazón. Hizo un rápido recorrido por su muy extenso currículo. Sánchez comenzó en el orfeón del Centro Excursionista Eldense como cantante aficionada y a los 34 años debutó como soprano en la ópera como Abigaille de Nabucco en 1994, en Mallorca. Así comenzó su carrera profesional que la llevó por los mejores escenarios del mundo. El cáncer la obligó a dejar las actuaciones en 2015 pero durante varios años fue profesora, y es que "su vocación era enseñar y su gran pasión el canto", aseguró su hijo.

Rubio dijo que “para mi madre Elda era su remanso de paz, siempre decía que no cambiaría la ciudad por nada. La llenaba de orgullo viajar por el mundo y encontrar en un escaparate zapatos de Elda, con un paisano, actuar en Elda y siempre que podía le cantaba a la Virgen de la Salud su villancico”. Recordó que pese a su éxito era una mujer sencilla, fuerte y luchadora y un ejemplo a seguir.

Asimismo, anunció que la familia trabaja para crear la Fundación Ana María Sánchez para promocionar a los jóvenes músicos. Por último, agradeció este reconocimiento como “el colofón de su carrera. Estaría muy orgullosa porque se lo hace su Elda”.

El coro actuó en este concierto.

El alcalde de Elda, Rubén Alfaro, recordó que fue la voz de Ana María Sánchez la encargada de poner de nuevo los cimientos culturales del Teatro Castelar en su reapertura en 1999. La máxima autoridad local resaltó la “suerte que hemos tenido de tener a Ana María Sánchez, tenemos que sentir orgullo”.

Por último, Miguel Ángel Rubio firmó en el libro de honor del Ayuntamiento, el mismo en el que su madre plasmó el agradecimiento y amor que sentía por Elda años atrás como pregonera de las Fiestas Mayores.

La segunda parte consistió en un concierto del coro y la orquesta del Conservatorio de Música Ana María Sánchez dirigidos por Pilar Vañó. Interpretaron piezas de Verdi, Puccini o Ruperto Chapí, todas ellas formaron parte de la trayectoria de Sánchez. Contó con la participación de la soprano Teresa Albero, quien dedicó las piezas a Sánchez con emoción, así como de los tenores Francisco Javier Jiménez, José Carlos Blanes y la también soprano María Dolores Fito. Desde las AMPAS entregaron un reconocimiento a la familia de la segunda Hija Predilecta de la ciudad. 

Parte de la corporación municipal junto a la familia de Sánchez.

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, desactiva el bloqueador de anuncios o añade www.valledeelda.com a la lista de autorizados para seguir navegando por nuestra web.

Volver a cargar

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar