viernes, 19 de agosto de 2022

Sergio Ortuño, jugador del Eldense: "El ascenso fue el momento más feliz de mi vida"

Marta Ortega
22 mayo 2021
3.006
Sergio Ortuño, jugador del Eldense: "El ascenso fue el momento más feliz de mi vida"
Sergio Ortuño afirma que el ascenso ha supuesto el momento más emocionante de su vida.

Sergio Ortuño "Ortu" es cantero del Eldense y volvió esta temporada al club tras pasar por la filial del Hércules. El centrocampista de 22 años afirma que este, el del ascenso del equipo azulgrana en su centenario, es su momento futbolístico más dulce.  

¿Cómo fue el partido del ascenso?

Muy respetuoso por parte de ambos porque sabíamos lo que nos jugábamos, que si no perdíamos ninguno, subíamos y no quisimos arriesgar. Fue muy serio en defensa.

¿Qué sensaciones tuvo tras el pitido final?

Fue una fiesta para nosotros y para la afición. Sinceramente, fueron las dos o tres horas más felices de mi vida. Me acordé de todo los momentos buenos y malos de la temporada, es un momento en el que se te vienen muchos recuerdos, solo pensé en celebrarlo con mis compañeros, que nos lo habíamos ganado semana tas semanas.

Ha sido una temporada muy regular.

El equipo ha hecho una temporada muy buena, hemos sido líderes en todo momento, creo que el trabajo es sensacional: equipo, cuerpo técnico, directiva y afición, que ha apoyado hasta el final. Si ha habido alguna semana que no se ha ganado, pero nos hemos mantenido unidos con el objetivo claro, todos los jugadores teníamos claro nuestro papel, sumar y llegar hasta este final.

El objetivo claro era el ascenso.

Sí, todos en pretemporada ya sabíamos que el objetivo principal era subir, puede que se interprete como una presión extra, pero nos ha hecho exigirnos. El equipo lo ha dado todo, sabíamos lo que nos jugábamos y eso creo que es bueno. Hemos tenido una línea de regularidad y además hemos participado todos.

Como eldense es una victoria más dulce todavía.

Desde siempre mi padre y mi familia me han inculcado el amor por los colores, siempre he sido muy deportivista, me he recorrido España con el equipo. Tuve la suerte de estar en 2006 en Girona para el ascenso, también hace unos años contra el Formentera y a la tercera me ha tocado vivirlo como jugador, sin ninguna duda el momento más feliz de mi vida. Es un orgullo representar a este club y haber puesto mi granito de arena para haber conseguido un ascenso que esperamos sea la primera piedra de un bonito camino.

Sergio Ortuño celebrando el ascenso junto a sus compañeros.

El proyecto es ambicioso.

Tenemos detrás un proyecto muy fuerte que apuesta por el club, se están haciendo las cosas muy bien, han cuidado mucho a los jugadores, no hay que tener miedo. Tenemos que ser ambiciosos pero con humildad y darlo todo, creo que se puede conseguir algo bonito.

Este año más que nunca se ha apostado por los eldenses

Sí, y es un orgullo, en el club siempre ha habido algún que otro jugador de Elda, pero este ha sido el que nos hemos consagrado muchos jugadores eldenses, ver que se apuesta por la cantera para los jóvenes es esencial y para la gente de Elda es un honor poder formar parte de la plantilla.

Llegó este año desde el Hércules

Sí, el año pasado estuve en el segundo equipo, mi intención era poder llegar al primero, pero me cerraron las puertas, no se portaron muy bien, la verdad. Entonces me llamó el Eldense y no dudé, era un proyecto ilusionante, para mí es un privilegio.

¿Y el futuro?

Yo tengo contrato con el Deportivo y estoy muy contento aquí, es mi casa y mi idea es seguir en el club de mi vida.

La afición del CD Eldense es incondicional al club de su vida

La afición sigue siendo tan fiel al club como siempre.

Directiva, jugadores y cuerpo técnico están de acuerdo en destacar la importancia de la afición, le agradecen su apoyo incondicional, de hecho, le dedican el ascenso en este año en el que no han podido sentir su calor por la COVID-19. Los hinchas también han echado de menos poder ver los partidos y disfrutar como desde hace décadas de su Eldense.

Manu Obrador, María José Morán, Pepe Deltell, José Manuel Guardia y Juanky Vidal son cinco de los aficionados incondicionales del equipo azulgrana que hasta 2020 no se perdían un partido del equipo de su vida. Tienen bufandas, camisetas y miles de recuerdos del “Eldense, porque así se llama, me da mucha rabia cuando vamos a otros municipios y le llaman Deportivo”, señala Morán, pues sienten un orgullo por el equipo de su pueblo, ese que tantas alegrías, amistades y momentos les ha dado a lo largo de los años.

Este ascenso ha sido una gran alegría para los aficionados en plena pandemia, en la que llevan mucho tiempo sin disfrutar del fútbol como antes. Aunque el último partido, el del empate que les dio el ascenso fue un trámite, lo esperaban y admiten que “no fue entretenido, todos sabíamos a lo que íbamos, a asegurar el ascenso tan merecido”.

Cada tarde el equipo cuenta con un grupo de aficionados incondicionales.

Lo cierto es que muchos tienen su propia “previa” al partido, comen juntos e incluso descubren la gastronomía de otros municipios siguiendo al equipo allá donde va, es el caso de la “Peña del Hierro”, un grupo de amigos al que pertenece José Manuel Guardia y que no dudan en seguir por la geografía española al club azulgrana –si bien ahora han tenido que dejarlo por la pandemia-. Esta temporada han tenido que ver muchos partidos por Youtube o Facebook, y, que no es lo mismo, agradecen que los clubes hayan pensado en la afición en estos momentos.

Pepe Deltell está casado con Fermi Medina, tiene 65 años y desde que se conocieron con 13 años van juntos a los partidos. Es una afición que les apasiona a ambos y que disfrutan mucho. Y no es el único ejemplo, el Eldense ha presentado a parejas que llevan años casados, une a familias de varias generaciones y crea amistades para toda la vida.

Todos tienen sus recuerdos especiales, pero algunos de los que se repiten son la retirada de Alberto García hace unos años o la eliminación de la Copa del Rey contra el Hércules en 2015. También tienen recuerdos muy amargos: “La mancha negra del 12 a 0 contra el Barça B en 2017, fue una vergüenza, perdimos la fe en los jugadores, eso no se lo tendrían que haber hecho a este club histórico. El fútbol es sentimiento, fue reírse de nosotros, que se haga negocio con eso es una deshonra”, indican.

Imagen de algunos aficionados apoyando al equipo.

Pero eso quedó atrás, ahora viven con ilusión esta nueva etapa del club que, esperan, pueda volver al viejo Pepico Amat, pues “es un clásico, nos dio grandes momentos; con una lavada de cara puede volver a brillar. Nunca se debió invertir tanto dinero en un campo nuevo teniendo el histórico Pepico”, concuerdan.

Temas relacionados

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, desactiva el bloqueador de anuncios o añade www.valledeelda.com a la lista de autorizados para seguir navegando por nuestra web.

Volver a cargar

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar