Imprimir
Visto: 4934
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Alvarado es la primera profesora de universidad que dirige una concejalía en el Ayuntamiento | Jesús Cruces

María Belén Alvarado es la nueva edil de Cultura, así como de dos nuevas áreas que no habían existido hasta ahora, Relaciones con la Universidad y Fondos Europeos. Aunque no militaba en el PSOE, Rubén Alfaro la llamó para formar parte de su equipo por su trayectoria profesional. La eldense, de 36 años, es Profesora Titular de Lengua Española en la Universidad de Alicante, donde dirige un equipo de investigación.

Su objetivo es que la cultura dinamice la vida de la ciudad, para ello se ha propuesto descentralizar las actividades y llevarlas a los barrios. En la misma línea, pretende establecer una agenda mucho más variada, que esté coordinada para que no se solapen las actividades, así como contar con una mayor difusión de los actos culturales. Entre su ambiciosa lista de propósitos, promoverá que Elda sea sede universitaria, así como la consecución de fondos europeos destinados a diferentes proyectos para la ciudad. Otra de sus ideas es recuperar el Consejo Sectorial de Cultura que existía hace ocho años y desapareció con el gobierno del PP para conocer las opiniones de los diferentes grupos culturales o de los ciudadanos de la localidad "porque la diversidad de opiniones enriquece la actividad cultural", indica.

María Belén Alvarado cuenta con un amplio currículum: es profesora titular de Lengua Española del Departamento de Filología Española, Lingüística General y Teoría de la Literatura de la Universidad de Alicante. Ha publicado diversos estudios en su faceta de investigadora y ha impartido clases en numerosas universidades como la de Rutgers (Estados Unidos), Cork (Irlanda), Roethampton (Reino Unido), París III (Francia), Viterbo (Italia), Bruselas (Bélgica) y Lisboa (Portugal).

Nació en Elda y estudió EGB en el colegio público Miguel Servet, luego el Bachiller en el Instituto Monastil y finalmente la carrera en la Universidad de Alicante. La concejala llevará adelante su trabajo en el Ayuntamiento con dedicación parcial, ya que continuará dando clase.

Nunca pensó que ejercería en la política activa: "Rubén Alfaro me llamó porque conoce mi trayectoria profesional en la Universidad y fuimos compañeros del Instituto, así que me brindó la oportunidad de formar parte de su proyecto y creo que cualquier ciudadano tiene la responsabilidad moral de aceptar esta propuesta, así como de llevarla a cabo de forma impecable", indica.

Aunque no es militante del PSOE, cree que "hay que cambiar las cosas y hay que hacerlo desde dentro, además, mis ideales son socialistas, soy hija de trabajadores". La edil afronta esta nueva etapa "con mucha ilusión porque creo que podemos mejorar el área de Cultura, así como las Relaciones con la Universidad y conseguir Fondos Europeos; a la vez, siento una gran responsabilidad por hacerlo bien".

La concejala acaba de realizar un curso sobre Fondos Europeos y ha establecido contactos con otros ayuntamientos, así como con empresas y la universidad "para cuando podamos ponernos en marcha, a partir de enero, porque ahora no hay ni personal ni recursos".

La edil considera que el principal problema es la falta de presupuesto de su concejalía | Jesús Cruces

En este sentido, el área de Fondos Europeos "puede ser potente a largo plazo, pero no se trata de pedir ayudas o becas sin más, sino proponer a Europa algo que le pueda interesar para que invierta en nuestra ciudad, es una ayuda recíproca". 

Pero conseguir financiación europea no es fácil, en el Ayuntamiento de Elche llevan años trabajando en ello y solo han logrado una pequeña subvención para testar un producto. Belén Alvarado tiene experiencia en este campo pues en la Universidad de Alicante gestiona proyectos de investigación de ámbito nacional; su propuesta, en cambio, como concejala es a nivel europeo, por lo que "el año que viene necesitaremos dotar a la concejalía de personal competente en esta materia y que hable inglés, se trata de un área muy transversal que incluye a otras áreas municipales, pero es un reto interesante para la ciudad", añade.

Más coordinación y difusión de las actividades culturales

Una de las mayores deficiencias que ha detectado en el área de Cultura es "que existe poca coordinación y escasa difusión de las actividades que se realizan". Frente a otros políticos, que consideran que esta concejalía no es de las más relevantes, Alvarado afirma que "es la más bonita y quiero que la cultura sea el aspecto dinámico de la ciudad, que la gente salga a la calle y participe de ella, ya que parece que hasta ahora ha estado reservada a unos pocos, y para eso todos los colectivos culturales deben estar representados". 

En este sentido propone "descentralizar la cultura, que esté también en los barrios, como se puede ver con el avance de "Elda 40 gra2", pues la programación que estamos haciendo vemos que llega a muchos ciudadanos que se quedan en la ciudad estos meses de verano, como la representación del oratorio de Santa Teresa que hizo Carasses en la Casa Colorá, que fue un éxito, tanto que queremos repetirlo en invierno, probablemente, en una iglesia". También ha recuperado las sesiones de cine de verano al aire libre en diferentes barrios, junto con la Concejalía de Servicios Sociales, aunque recuerda que "esto es un avance de nuestro programa porque estamos haciendo malabares, ya que no hay dinero para afrontar gastos corrientes, por ejemplo, no podemos arreglar el aire acondicionado de la Biblioteca Alberto Navarro que se ha estropeado".

Para Alvarado el principal problema de su concejalía es la falta de presupuesto: "Las puertas de mi despacho están abiertas a las ideas que puedan aparecer, contamos con poco presupuesto, pero vamos a gestionar el dinero que tenemos de la mejor forma posible. Somos conscientes de que las decisiones que tomemos no le van a gustar a todo el mundo, pero van a estar guiadas por intereses públicos, por el sentido común y nunca por intereses políticos. Tal y como entiendo la política, es vocación de servicio al ciudadano; para poder resolver hay que escuchar, hay que contestar tanto las felicitaciones como las demandas". 

Una de las primeras medidas que ha tomado ha sido muy controvertida, pues la suspensión del Certamen Internacional de Canto "Ciudad de Elda" promovido por ADOC y financiado entre la Diputación Provincial, junto con empresas particulares, y el Ayuntamiento, estaba ya organizado y se iba a celebrar el próximo mes de septiembre en su cuarta edición: "La falta de recursos nos ha obligado a tomar decisiones importantes, como la suspensión del Concurso Internacional de Canto, presupuestado en 34.500 euros, de los que 18.000 euros salen de las arcas municipales. Tenemos un informe técnico que avala que con este dinero podremos afrontar los gastos de la delegación hasta final de año", afirma.

Teatro Castelar y cine

Respecto al Teatro Castelar, se siente muy satisfecha de poder contar con Juan Vera como coordinador de Cultura. La condición laboral de Vera como auxiliar de la biblioteca municipal ha ocasionado las críticas del PP, que ha echado en falta su nombramiento de manera oficial: "Se trata de un problema burocrático que ya se ha solucionado", concluye Alvarado.

La edil habla de una nueva etapa: "Estamos pagando una suscripción en la red nacional de teatros y a la red de teatres valencianes, y no la hemos utilizado, cuando deberíamos beneficiarnos de lo que tenemos". Además, es partidaria de un teatro con "propuestas más transgresoras, como el microteatro que se realiza en Madrid, o la cartelera de Villena, por ejemplo. Hay que intentar programar para abarcar a todos los sectores de población, es necesario acostumbrar a la gente a otro tipo de teatro e incorporar programación también para los estudiantes. Queda mucho trabajo por hacer".

Otra de sus propuestas es recuperar lugares como la Casa Grande del Jardín de la Música, "ya que contamos un informe técnico de 2010 que indica todas las deficiencias que tiene ese espacio en las que no se ha intervenido", o el vestíbulo del Teatro Castelar "como sala de exposiciones; además de Paurides, aunque no es municipal, pero existe un convenio; el auditorio ADOC o el Casino. Se pretende que haya una colaboración con las demás entidades culturales para potenciar el patrimonio cultural que podamos tener".

Le gustaría que se abrieran los Cines Plaza, aunque opina que hay otras alternativas, como proyectar cine en el Teatro Castelar u otras salas: "Estoy por la labor de que el cine vuelva a la ciudad de Elda, donde puede convivir cine comercial, cine de autor o cine alternativo. Tendríamos que recuperar La semana del cine, trabajaremos para conseguir que esto sea así".

Una de las áreas que más le gusta es la de Relaciones con la Universidad, de hecho, ya han firmado un convenio con la Universidad de Alicante para contar con estudiantes en prácticas de grado durante el próximo curso académico. De esta manera podrán realizar las prácticas en el Ayuntamiento y conocer su funcionamiento, al mismo tiempo que ayudan en la concejalía.

Elda como sede universitaria

Su principal objetivo en este campo es que crear una sede universitaria, incluso que Elda sea Ciudad Universitaria, ya que "tenemos la Escuela de Relaciones Laborales, que hay que potenciar, y la UNED. Con 55.000 habitantes podemos conseguir lo que queramos, solo hay que gestionar bien y creérselo", afirma. Esto significaría "tener la marca Universidad de Alicante con nosotros, que ampararía jornadas, cursos de verano..., como ocurre con la sede universitaria de Villena, que es un referente a seguir".

La concejala compaginará su trabajo en el Ayuntamiento con el de profesora en la Universidad, tanto en su labor docente como investigadora: "Me gusta mucho mi trabajo, es mi hobby, lo cual es un problema en cierto modo porque no veo la hora de parar, aunque sea fin de semana, ya sea en su vertiente de investigación o de docencia". En la actualidad está trabajando como investigadora principal en un proyecto financiado por la Generalitat titulado "La variable de género en textos humorísticos del español y del inglés" que estudia la diferente utilización del humor según el género en varios tipos de texto: "Como mi campo es la Pragmática, yo estudio el humor verbal en las conversaciones. La principal premisa de este estudio es que los hombres y las mujeres utilizamos el humor de manera diferente en la conversación, por ejemplo, las mujeres cuando están juntas lo hacen para proteger su imagen pública, mientras que los hombres lo hacen para atacarse entre ellos".

Como profesora le parece esencial conocer otras universidades del mundo "antes de ser profesora hice estancias más largas en otras universidades, ahora son más breves, pero cada año realizo una al menos ya que me parece muy importante conocer cómo funcionan otros sistemas de enseñanza y cómo se organizan".

Belén Alvarado considera que el nivel de la universidad ha bajado con los Grados: "Con el Plan Bolonia no estoy de acuerdo en absoluto, el problema es que la realidad no ha sido la esperada, ya que tenemos carreras más caras y se prolonga la estancia de los estudiantes en las facultades. De igual modo sucederá con el 3­­ más 2 que quieren implantar, es el absurdo absoluto; solo contamos con dos promociones de los nuevos grados y ahora hay que cambiar de nuevo el plan de estudios... el fracaso de la universidad se produciría sin lugar a dudas".

Etiquetas