sábado, 13 de abril de 2024

Per a Sant Antoni, oli, oli

Mª Carmen Rico Navarro
13 junio 2020
1.404
Per a Sant Antoni, oli, oli
Componentes de la Cofradía de San Antonio de Padua. Entre otras en la última fila de izquierda a derecha : Angelina Navarro " la de Mases", Caridad Navarro Segura ( hermana del vicario D. Jesús Navarro ), a la derecha del santo María Andreu, y Asunción Román ( Sunsioneta la de Siro).

En Petrer desde siempre ha existido devoción por San Antonio de Padua cuya festividad conmemoramos hoy. La antigua iglesia parroquial ya contaba con una imagen del santo que se llevó a la ermita de San Bonifacio, junto al resto de imágenes, mientras duraron las obras del nuevo templo que fue bendecido en 1783. A lo largo de la historia las imágenes con sus respectivos altares contaban con el patronazgo de las familias más influyentes y adineradas del pueblo y sabemos que la primera imagen de San Antonio de Padua perteneció al Dr. Juan Francisco Rico Vicedo, abogado de los Reales Consejos.

Desconocemos los motivos por los que a principios del siglo XX se adquirió una nueva imagen del santo y se colocó un “nuevo altar gótico” en la capilla de la comunión que ocupó el lugar donde con anterioridad estaba el cuadro del santo, junto a los cepillos. El cuadro estaba situado arriba del altar de la Virgen del Rosario. En el altar mayor de la parroquia se realizaron obras que dieron comienzo en 1914 y finalizaron en 1916. Sabemos, gracias al presbítero D. Conrado Poveda, que ambos altares, el mayor y el de San Antonio, con su imagen, fueron bendecidos por delegación del obispo de Orihuela y se inauguraron el 25 de julio de 1916.

San Antonio tenía en Petrer su propia cofradía y en la década de los años 20 y 30 del pasado siglo, para conmemorar su festividad su imagen se colocaba durante el novenario que se celebraba en el altar mayor de la iglesia. El traslado del santo se hacía desde la capilla del sagrario y también se realizaba una procesión que recorría las calles de Petrer. Durante la Guerra Civil la imagen fue destruida y, tras la contienda, el 13 de diciembre de 1939, fue bendecida una nueva imagen que adquirió en Bilbao el ingeniero petrerense D. Luis Andreu Navarro.

Calle San Antonio. Foto Juan Miguel Matínez Lorenzo.

En el aspecto más lúdico y ancestral la festividad de San Antonio siempre se ha celebrado y vinculado a la costumbre de encender hogueras. Los más mayores coinciden en que las hogueras en Petrer siempre se hicieron en el mes de junio, la noche anterior al día 13, festividad de San Antonio de Padua, y recuerdan cómo iban por las calles pidiendo leña y otros objetos para quemar con la cantinela de “Una llimosneta per a Sant Antoni, oli, oli”. Y además, los miembros de la cofradía, solían salir los domingos de cada semana, pidiendo para “el pan de los pobres”.

San Antonio de Padua es patrono de las mujeres estériles, de los pobres, de los viajeros, de los albañiles, panaderos y papeleros y a él acudían los jóvenes creyentes para encontrar un buen esposo o esposa.

Por los muchos vínculos que tiene este santo con Petrer: la calle que lleva su nombre con la hornacina de su imagen, las hogueras en su honor y las célebres y concurridas fiestas que se celebraban en esta singular vía de nuestro centro histórico serán objeto de próximas crónicas.

Altar mayor de la iglesia con la imagen de San Antonio. Años 1920.

Mª Carmen Rico Navarro
Mª Carmen Rico Navarro
Acerca de la autora

M.ª Carmen Rico Navarro cursó estudios de Geografía e Historia en la Universidad de Alicante, licenciándose con Grado con la presentación del estudio sobre la tradición alfarera de Petrer, obtuvo la calificación de sobresaliente por unanimidad (1996).

Desde 1983 es Técnico de Archivos y Bibliotecas del Excelentísimo Ayuntamiento de Petrer. Estudiosa de la historia y los temas de Petrer, su localidad natal, de la que es cronista oficial desde 1994.

Es autora de varios libros y trabajos de investigación entre los que destacan: Del barro al cacharro: La artesanía alfarera de Petrer (1996), Azorín y Petrer (1998), Catálogo del pintor Vicente Poveda y Juan (1998), Apuntes para la historia de Petrer: Vida y obra del presbítero Conrado Poveda (2000), Las calles de Petrer (2002), La lectura en Petrer (2005), Historia de la sanidad en Petrer (en colaboración) (2006), Un siglo de música, publicación que obtuvo el Premio Euterpe (2006), Petrer 1935: Un pueblo en blanco y negro (2007) y El marquesado de Noguera: Un señorío nobiliario en Petrer (en colaboración) (2014). Además ha escrito numerosos artículos en periódicos y revistas especializadas.

Ha dirigido la revista cultural Festa en distintos periodos (1988-1994, 1997-1998 y 2001) y las colecciones de monografías “Vila de Petrer” y “L’Almorxó”.

Además fue la primera pregonera de las fiestas de la Virgen del Remedio en 2015 y es buena conocedora y una apasionada de las fiestas de San Bonifacio colaborando siempre con todas las directivas.

M.ª Carmen se ha dedicado durante muchos años a investigar y divulgar el patrimonio local. Por todo lo expuesto y porque siempre ha sido una amiga y estrecha colaboradoras de Valle de Elda le damos la bienvenida y os invitamos, a partir de hoy, a leer y a disfrutar de sus Crónicas de Petrer.

Leer más

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, desactiva el bloqueador de anuncios o añade www.valledeelda.com a la lista de autorizados para seguir navegando por nuestra web.

Volver a cargar

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar