SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

13 AGO 2020 Fundado en 1956
Visto: 818

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El cronista oficial e hijo predilecto de Petrer Hipólito Navarro, Mª Carmen Rico, Ramón y el sacerdote e hijo adoptivo de Petrer Antonio Rocamora en la ermita de Catí. Año 1993.

Ayer, un caluroso día del mes de julio, nos dejó Ramón Candelas Orgilés.  Mi amistad y cariño hacia él, que puedo decir que era recíproco, viene de lejos, pues han sido muchas las tertulias que hemos compartido con “Los Críticos”, grupo de amigos capitaneados por el célebre y recordado Manuel Serrano, con los que tuve el honor de disfrutar de muy buenos momentos. A este grupo de eldenses que, años después, formaron "La Tertulia", siempre le he tenido tengo un cariño muy especial porque a él pertenecen muchas personas que son importantes y entrañables para mí.

Ramón Candelas Orgilés fue un eldense de pro, nació en la calle La Tripa en 1929, y por su trayectoria profesional y cultural se merece todos los honores para estar en esta sección en la que repasamos hechos de Petrer aunque hoy, por la calidad de la persona: médico, artista, fotógrafo, músico, lutier, escritor y etnógrafo merece ocupar un espacio y tener su crónica.

Fue un hombre muy valiente y nunca tuvo miedo a perseguir y alcanzar todos sus sueños, a llenar de contenido y conseguir todas sus inquietudes y a hacer realidad aficiones latentes que no había podido experimentar antes. La edad nunca supuso ningún freno para él, siempre pudo más la ilusión.

Ramón ha tenido una vida apasionada rodeada de su familia, capitaneada por su inseparable Mercedes Pérez y por sus cinco hijos, a los que adoraba, de sus amigos y de sus múltiples aficiones.

Este humanista ha sido un padre incondicional, médico abnegado y artista apasionado.

Fue amable, metódico, ilusionado, curioso, atento, emprendedor, trabajador, infatigable, polifacético, práctico y, también y sobre todo, muy familiar. Su libro sobre las ermitas de la provincia de Alicante, sus novelas, su Vía Crucis de bronce que adorna la nave de la iglesia de San Francisco de Sales nos acompañarán siempre.

Pero Ramón siempre permanecerá en mi corazón por esa visita que realizamos en 1993 a la ermita de Catí, hace ya muchos años, en la que tuve la suerte de conocerle y estar con otras personas muy queridas como el cronista oficial e hijo predilecto de Petrer Hipólito Navarro, y el sacerdote e hijo adoptivo de Petrer Antonio Rocamora.

Ramón, sé que te juntarás en el cielo con Hipólito, porque allí queremos creer que es donde va la gente buena, y allí, los dos, seguro que podréis entablar interesantes conversaciones porque estoy segura que temas no os van a faltar.

Mercedes y Ramón una pareja eternamente joven.

Acerca de la autora

Autora: M.ª Carmen Rico Navarro

M.ª Carmen Rico Navarro cursó estudios de Geografía e Historia en la Universidad de Alicante, licenciándose con Grado con la presentación del estudio sobre la tradición alfarera de Petrer, obtuvo la calificación de sobresaliente por unanimidad (1996).

Desde 1983 es Técnico de Archivos y Bibliotecas del Excelentísimo Ayuntamiento de Petrer. Estudiosa de la historia y los temas de Petrer, su localidad natal, de la que es cronista oficial desde 1994.

Es autora de varios libros y trabajos de investigación entre los que destacan: Del barro al cacharro: La artesanía alfarera de Petrer (1996), Azorín y Petrer (1998), Catálogo del pintor Vicente Poveda y Juan (1998), Apuntes para la historia de Petrer: Vida y obra del presbítero Conrado Poveda (2000), Las calles de Petrer (2002), La lectura en Petrer (2005), Historia de la sanidad en Petrer (en colaboración) (2006), Un siglo de música, publicación que obtuvo el Premio Euterpe (2006), Petrer 1935: Un pueblo en blanco y negro (2007) y El marquesado de Noguera: Un señorío nobiliario en Petrer (en colaboración) (2014). Además ha escrito numerosos artículos en periódicos y revistas especializadas.

Ha dirigido la revista cultural Festa en distintos periodos (1988-1994, 1997-1998 y 2001) y las colecciones de monografías “Vila de Petrer” y “L’Almorxó”.

Además fue la primera pregonera de las fiestas de la Virgen del Remedio en 2015 y es buena conocedora y una apasionada de las fiestas de San Bonifacio colaborando siempre con todas las directivas.

M.ª Carmen se ha dedicado durante muchos años a investigar y divulgar el patrimonio local. Por todo lo expuesto y porque siempre ha sido una amiga y estrecha colaboradoras de Valle de Elda le damos la bienvenida y os invitamos, a partir de hoy, a leer y a disfrutar de sus Crónicas de Petrer.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir