SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1203
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Un 28 de febrero de 1939, hoy hace 80 años, después de que Juan Negrín, como presidente del gobierno de la República , con algunos de sus ministros regresara al palacete del Poblet después de la visita al gobierno civil alicantino, tuvo lugar la primera de las reuniones del consejo de ministros de la República celebrada en lka Posición Yuste.

Además de repasar y poner al día los problemas internos de la zona republicana tras la caída de Barcelona en manos de las tropas sublevadas (26 de enero) y la llegada de las mismas a la frontera francesa (11 de febrero), así como el inicio de la sospecha sobre la actitud poco leal del coronel Casado y de la CNT, el aspecto fundamental que se trató en aquel consejo de ministros fue la dimisión de Manuel Azaña, como presidente de la República, motivada al parecer por el reconocimiento internacional del “gobierno de Burgos”, presidido por el general Franco, por parte de Francia y el Reino Unido.

Juan Negrín López (1892-1956) alentando a las tropas durante la Guerra Civil

Reunión del gobierno que debió ser bastante tensa a juzgar por la indignación de Negrín ante la actitud derrotista de Azaña. El general Ignacio Hidalgo de Cisneros, de filiación comunista y Jefe del Estado Mayor del Aire, testigo presencial lo relató así:

Nunca recuerdo a Negrín tan indignado, creo que fue la única vez que lo he visto fuera de sí. Mandó inmediatamente a Azaña un telegrama, que me enseñó, en el que le hacía responsable de las consecuencias que tendría su conducta, que en aquellos momentos —decía el telegrama de Negrín— era una traición a la patria. Efectivamente, las consecuencias no se hicieron esperar. Los gobiernos francés e inglés tomaron como pretexto la dimisión de Azaña para reconocer a Franco …”

La pérdida de Cataluña, la desarticulación institucional de la República, el reconocimiento del gobierno de Franco por parte de las democracias occidentales y la división interna del bando republicano con acusaciones de dictadura comunista sobre Negrín, además del ruido de sables contra Negrín dentro del propio Ejército y la rebeldía de la CNT, no presagiaban esperanza alguna para el gobierno de la República. Entre el 26 de febrero y el 5 de marzo, desde la Posición Yuste, Juan Negrín intentó evitar la implosión de la II República.

Ignacio Hidalgo de Cisneros (1896-1966).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: Gabriel Segura Herrero

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de cronista oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense. Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir