SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1557
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Antiguo Grupo Escolar "Emilio Castelar", hoy en día colegio Padre Manjón, de Elda, donde el 25 de febrero de 1939 fue instalada la Subsecretaria del Ejército de Tierra.

Hoy martes, 25 de febrero, se cumplen 81 años de un acontecimiento desarrollado en Elda, pero que por su trascendencia forma parte de la historia de España: la llegada del gobierno de la República a Elda. Pocos documentos hay tan clarificadores sobre este hecho y los sucesivos acontecimientos desarrollados entre finales de febrero y el 6 de marzo de 1939 como el acta del Consejo Municipal eldense celebrado el día 27 de febrero de 1939 en la que el alcalde Manuel Alberola Castelló participa a los consejeros municipales presentes que…

… el sábado último, veinticinco del corriente, se presentó en su despacho una comisión enviada por el Gobierno para ordenarle que fuera desalojado el edificio de las Escuelas Castelar con el fin de instalar en el mismo las dependencias de la Subsecretaria del Ejército de // Tierra. Con tal fin los muebles y material escolar que había en dicho edificios, fueron instalados en la fábrica de “Industria Española del Calzado”.

El Consejero Iñíguez se lamenta de que se haya obligado a algunas familias a desalojar las viviendas, en el plazo de seis horas, para instalarse en ellas personal de las dependencias ministeriales.

El general Antonio Cordón fue quién recibió el encargo y la orden personal de Juan Negrín de trasladar a Elda la Presidencia del Gobierno y la Subscretaría del Ejército de Tierra.

Estas breves líneas se convierten en el único documento oficial conservado, no solo a nivel de Elda, Petrer y Monóvar, sino a nivel nacional sobre el llamado “gobierno de Elda”. Testimonio oficial, fidedigno e incuestionable que viene ratificado por las afirmaciones que en el mismo sentido quedan recogidas en las diversas obras y/o memorias autobiográficas de los protagonistas principales de aquellos días del finales mes de febrero y principios de marzo del año 1939, caso de Rafael Alberti, Ignacio Hidalgo de Cisneros, Antonio Cordón, Palmiro Togliatti, Irene Falcón, Dolores Ibárruri “Pasionaria” y Manuel Tagüeña.

Del estudio de estos testimonios, del “unicum documental” conservado en el Archivo Municipal de Elda y ante la ausencia de mas documentación oficial cabe suponer que la llegada del gobierno de la República a Elda lo fue con cierta discreción pública; al tiempo que la llegada de Juan Negrín, como presidente del gobierno y máxima magistratura de la República en suelo español, de algunos de sus ministros y de altos cargos militares, así como de destacados cargos del Partido Comunista lo fue dentro de la más estricta cautela y discreción pública. Circunstancias que explican la utilización de nombres en clave, caso de la Posición Yuste o la Posición Dakar, amén de que la población de Elda y los ayuntamientos de Petrer y Monóvar permanecieran ajenos por completo a la presencia en nuestro valle de los últimos representantes legítimos del poder civil y militar de la República.

[Dentro noticias] serlicoop coronavirus

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: Gabriel Segura Herrero

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de cronista oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense. Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir