SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1760
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Desde que Elda inició el desarrollo industrial tras la dura década de los años cuarenta del siglo XX, el crecimiento demográfico se aceleró y con él el crecimiento urbanístico. Nueva calles ampliaban la ciudad y nuevas barriadas se configuraban. Y con ellas crecía la necesidad de comunicar las partes más alejadas de la ciudad al tiempo que facilitar una red periférica que permitiera comunicar las diferentes periferias urbanas.

Así, un lunes 14 de marzo de 1955 el Ayuntamiento de Elda toma el acuerdo de crear la avenida, que posteriormente sería denominada de Novo Hamburgo, para comunicar el camino de la Estación con la carretera de Monóvar, es decir, un vial que permitiera enlazar el puente de Monóvar con el puente de la Estación, evitando así la entrada al centro de la población de gran cantidad de vehículos.

Aquel acuerdo, tomado hoy hace 65 años, supuso el nacimiento de la actual avenida de Novo Hamburgo, para cuya apertura, urbanización y acondicionamiento para el tráfico rodado se asignaron un total de 44.195 pesetas.

Años más tarde, eta avenida fue intitulada oficialmente en honor a la ciudad zapatera de Brasil, con motivo del hermanamiento con Elda acontecido durante los primeros días de enero de 1967, con motivo de la visita y estancia en Elda de una delegación de Novo Hamburgo, presidida por su alcalde (prefecto), donde se les obsequió con las llaves de la ciudad y se procedió al hermanamiento entre ambas ciudades zapateras.

[Dentro noticias] serlicoop coronavirus

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: Gabriel Segura Herrero

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de cronista oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense. Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir