SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

23 OCT 2020 Fundado en 1956
Visto: 576

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El maestro Octavio J. Peidro dirigiendo por primera vez el pasodoble "Fallas de Elda".

Un signo de solera y de prestigio social de toda fiesta, amén de seña de identidad, es el dotarse de símbolos gráficos, visuales y sonoros que permitan expresar un sentimiento de común unión entre todos los festeros. En este sentido, las Fallas de Elda están hoy de aniversario.

Un 16 de septiembre de 1995, hoy hace 25 años, se estrenaba el himno “Fallas de Elda”, pasodoble compuesto por el joven Octavio J. Peidró Padilla, quien a sus 22 años recibió el encargo de la Junta Central de Fallas de Elda para componer un pieza dedicada a la Fiesta del fuego eldense.

Elda estaba en Fallas, del 14 al 17 de septiembre. Tras la entrega de los premios a las diferentes comisiones, el sábado 16 se celebró la tradicional Cabalgata del Ninot que recorrió las principales calles eldenses desde la plaza de la Constitución hasta los jardines de la plaza Castelar. Aún sin ser conscientes del momento histórico que iban a vivir, allí se reunieron músicos, falleros y eldenses para asistir a un acto con el que las Fallas de Elda se dotaba de uno de sus símbolos más potentes: su propio himno.

Ante todos los falleros participantes en la cabalgata y demás eldenses hasta alcanzar los 2.500 asistentes estimados, las 9 bandas de música integradas por unos 400 músicos y bajo la dirección del maestro J. Peidró, como autor del pasodoble, entonaron los primeros acordes del pasodoble.

Tras los 3 minutos y 20 segundos de interpretación, el público asistente estalló en un gran aplauso como muestra de su aceptación inmediata, teniendo que ser repetida ante la insistencia y los inacabables aplausos que así lo demandaban. A la finalización del mismo, el presidente de la Junta Central, Fernando Álvarez Sempere, hizo entrega de una placa conmemorativa del estreno de la pieza al compositor

El himno fue dotado de letra compuesta inicialmente también por Octavio J. Peidro, si bien se produjeron arreglos posteriores por parte de la Junta Central para una mejor interpretación vocal.

Sin embargo aquel pasodoble tardaría 16 largos años en adquirir oficialidad y en arraigar en el corazón de los falleros eldenses. Será a partir de 2012, bajo la presidencia de Chelo Moya Máñez, cuando se da el impulso definitivo para que el pasodoble del maestro Peidró sonara como pieza oficial y obligatoria interpretación en la clausura y colofón de todos los actos oficiales falleros. Muestra de aquel cambio fue incluso la adaptación del himno para su interpretación por collas musicales, realizada por el compositor de la pieza y que fue estrenada el 9 de noviembre de 2013, durante el “Festival homenaje a la música fallera”, desarrollado en el Auditorio ADOC.

Sirva esta crónica como recordatorio de que la música es una parte indisoluble de toda Fiesta, que forma parte del propio patrimonio festero y por extensión de la ciudad. Si apreciamos nuestro patrimonio nos queremos a nosotros mismos. Y si dignificamos la música, dignificamos la Fiesta. ¡Feliz XXV aniversario, Fallas de Elda!

Sábado, 16 de septiembre de 1995. De izquierda a derecha: Fernando Álvarez Sempere, presidente de la Junta Central de Fallas; Mª Carmen Jiménez, concejala de Asuntos Sociales; José Luis Martínez Lázaro, primer teniente de alcalde; Beatriz Llorens Gómez, Fallera Mayor de Elda 1995; Octavio J. Peidró, compositor del himno y director de orquesta; Amparo Motilla Serrano, Fallera Mayor infantil de Elda 1995; Adela Pedrosa, concejala de Fiestas; y Miguel Ángel Esteve, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Elda.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: Gabriel Segura Herrero

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de cronista oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense. Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir