SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 3451
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El domingo 15 de mayo de 1932 el C.D. Eldense se enfrentó en el estadio del “Parque de Atracciones” al Murcia, C.F. en un partido que a juzgar por la repercusión mediática del momento había levantado extraordinario interés, presentándolo como el partido cumbre de la temporada que cerraba la brillante labor de la escuadra azulgrana eldense.

Previo al partido, tuvo lugar el encuentro entre los equipos infantiles locales del Republicano y la Peña Eldense. A continuación, y ante un campo repleto de aficionados y espectadores y contando con el arbitraje del colegiado A. Vera, antiguo jugador del equipo eldense, el equipo local alineó a Francés, Aguado, Plácido, Roya, Ramón, Garrigós, Pito, Torres, Oriente, Romero y Gómez.

Tras una primera parte de dominio del juego por parte de los eldenses, esta finalizó con empate a uno. Según cuentan las crónicas deportivas, en la segunda parte las fuertes rachas de viento jugaron en contra del Deportivo, a lo que se sumaron los rayos de sol en el ocaso que cegaban al portero eldense. Circunstancias que favorecieron que Francés, el guardameta del C.D. Eldense, fuera batido en cinco nuevas ocasiones por el equipo murciano. 

Acerca del autor

Autor: Gabriel Segura Herrero

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de cronista oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense. Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir