Imprimir
Visto: 769
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

“¡Qué bonica es esta cagarnera y qué bien canta!”

Traemos un pajarico que en castellano general es conocido como jilguero o colorín, pero en Elda lo llamamos cagarnera. La palabra valenciana cagarnera como la murciana cavernera son variantes del catalán general cadernera, que a su vez se originó por una metátesis (cambio en el orden de los sonidos) de cardenera, que probablemente viene de una forma latina *carduelaria, derivada de carduelis influida por el verbo cagar, según el DCVB (Diccionari Català-Valencià-Balear). La Gran Enciclopèdia Catalana dice sobre su etimología que puede deberse a una probable síncopa y disimilación de *carderinera, derivada de card 'cardo' por la costumbre de esta ave de picotear las semillas de esta planta.

En otros pueblos castellanohablantes  encontramos también la voz cagarnera, incluidas zonas del Bajo Aragón. Hemos documentado que existe, además, la variante carganera.

Su nombre científico es Carduelis carduelis. Es un ave que pertenece al orden de los paseriformes, de la familia Península Ibérica, de unos 12 cm, que posee un canto inconfundible y agradable, además de unos colores llamativos, por ello es un pájaro muy apreciado para criar en cautiverio.

Cuando están en libertad suelen formar bandadas espectaculares en otoño, su época migratoria, desplazándose hasta el norte de África en busca de una climatología más suave y con mejor ambiente para alimentarse.

Bueno, ya conocemos el origen de la palabra cagarnera, que aún seguimos utilizando en Elda.