SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1067
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

¡Arrea, ya se ha enrobinao el candao y no hay quién lo abra!

¡Nene, guarda la bici en el garaje que de llover se va a enrobinar!

¡Te dejaste la astralica en el bancal y se ha llenao toda de robín!

Enrobinao ‘enrobinado’, es un adjetivo que utilizamos en nuestra habla tradicional para designar algún objeto de hierro al que se ha le ha formado una capa de robín por no haber sido mantenido en las condiciones ambientales adecuadas.

Robín es el sustantivo que designa la capa de óxido que se forma sobre los objetos de hierro tras una reacción química por acción del aire y la humedad al estar expuestos a la intemperie. De este vocablo derivan el verbo enrobinar y el adjetivo ya mencionado enrobinao ‘enrobinado’. Es palabra propia de Aragón que se ha extendido a las zonas que fueron pobladas por aragoneses tras la conquista cristiana, por eso aparece en Albacete, Murcia, zonas castellanohablantes de la Comunidad Valenciana, etc. En los Fueros de Aragón del año 1300 ya aparece. A su vez, este aragonesismo proviene del latín “robīgo", "rubīgo" con la habitual caída de la (g) intervocálica. Autores como Virgilio, Ovidio y Plinio, no solo la utilizaban para designar a las costras de óxido de los metales, sino también para referirse a depósitos de sales que manchaban las tierras, a los hongos como la roya que atacaban a los cereales y otras plantas, a la caries dental y sarro de los dientes, así como en sentido figurado a cualquier mal, inquina o rencor capaz de corroer o pudrir el alma a alguien. También podemos aplicarlo al sentido del gusto, ya que el sabor del agua puede verse alterado en contacto con algún objeto fabricado con hierro.

En catalán se dice rovell, como en valenciano general, sin embargo en zonas valencianohablantes vecinas también dicen roviny (pronunciado roviñ), que es una adaptación de nuestro robín. En este caso la influencia ha sido del castellano de base aragonesa sobre el valenciano, al contrario de lo que hemos visto en otras ocasiones. Podemos encontrar otros sinónimos de robín como herrín, orín o rubín. En castellano general la formas más utilizadas serían ‘óxido’ y ‘herrumbre’.

Acerca del autor

Autores: Antonio Gisbert y María Dolores Marcos

Las casualidades existen, y así es como Antonio Gisbert Pérez y María Dolores Marcos Vila nos hemos conocido. El interés por Elda, sus gentes y costumbres es lo que ha propiciado que, por causalidad, ambos quisiéramos recuperar el habla popular de Elda, esas palabricas cagalderas que escuchábamos desde la cuna y que nos fueron transmitidas por generaciones anteriores de eldenses que amaban su pueblo.Esta huella dejada por nuestros antepasados, bien a través del lenguaje escrito y especialmente del lenguaje oral, transmitida de generación a generación, es una habla que sigue viva, que perdura a través del tiempo.

Sentimos que es nuestro deber y nuestra obligación dejar testimonio del habla de Elda a través de estas publicaciones y querer, sin pretensiones, que la forma de expresarnos en nuestro pueblo siga perdurando en el tiempo y conocida por las generaciones posteriores.Nuestro habla tradicional es una seña de identidad, nos caracteriza como miembros de un mismo colectivo y nos asegura su continuidad a lo largo de nuestra historia futura. Queda pues mucho trabajo, mucha tradición oral por estudiar y divulgar todavía y es nuestro deseo que os sintáis partícipes de este proyecto.

Estáis todos invitados. ¡HABLEMOS CAGALDERO!

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir