Imprimir
Visto: 5291
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Componentes del grupo Pic- Nic el día que Jesús Belotto defendió su tesis en la Universidad de Alicante. Enero de 2013.

Eldense nacido en 1985, Jesús Belotto es Licenciado en Traducción e Interpretación, Máster en Traducción Literaria (francés-español) por la Universidad de Alicante y Máster en Letras Modernas por la de Universidad Paul Valéry de Montpellier. Trabajó como auxiliar de conversación en un Liceo de Marsella y como Lector de español en la Universidad de Montpellier. Posteriormente lo hizo como becario de asistencia a la labor docente en el Departamento de Traducción e Interpretación de la Universidad de Alicante.

 En enero de 2013 leyó en dicha universidad su tesis doctoral La traducción y recepción del poema en prosa en España: Le Spleen de Paris de Charles Baudelaire. Poco antes, en 2012, la editorial Libros del innombrable había publicado una versión al español de los poemas en prosa de Baudelaire cuya edición, traducción y estudio preparó él mismo. Desde septiembre de 2013, ejerce como profesor de español en un Liceo de Mayotte, territorio francés de Ultramar situado en el Océano Índico. Su interés por el teatro le llevó en 2015 a unirse a la compañía amateur “Les Malomos” y a escribir, en lengua francesa, su primera obra de teatro bajo el título L’ambassadeur russe (El embajador ruso), que la compañía estrenará este mismo año.

Cartel del espectáculo recital SE BUSCAN en Balanegra en 2011

Aunque mucho antes, en diciembre de 2010 ya presentó su plaquette de diez poemas una luz de relámpagos, conjunto que ya dejaba entrever una voz personal. En el frontispicio que yo mismo escribí subrayaba a propósito del libro que “el poema siempre supuso lanzarse a un abismo en el que nadie sabe si acabaremos remontando y volando más o menos en armonía o estrellándonos precipitadamente contra la papelera. Como a Ícaro, al poeta, le corroe un hambre por aquello que no entiende o no capta o no interpreta”. E insistía en que desde posiciones próximas al expresionismo o a la estética del realismo sucio, “sin su dosis de insatisfacción, sin esa cucharadita de rebeldía, estos poemas no serían lo que son: una luz de relámpagos atravesando la más rotunda intemperie”. He aquí dos poemas del libro: el que lo abre, una inconfundible poética, y otro que nos puede hacer recordar al mismísimo Baudelaire. 

De vez en cuando, el poeta se sienta en el banco de un parque a comerse un bocadillo y, mientras observa los muñones de las palomas, tiene la sensación de estar incubando algo importante. A menudo se trata solamente de una gripe o una depresión de caballo, pero otras veces, es cierto, al levantarse ha escrito un buen poema, y ya nada vuelve a ser lo mismo.

 

OS VEO DETRÁS DEL CRISTAL DE LAS VITRINAS

En las vitrinas estáis: tacones de quince centímetros, vaqueros desgastados, camisetas transgresivas, relojes de acero, joyas y baratijas, zapatillas de ronaldo, piercings en el ombligo, somebody forgot his rayban sunglasses, estáis temporada otoño-invierno, cincuenta por ciento de descuento, estáis museo de cera, maniquíes calvos y bulímicos, máscaras venecianas con i-pods en las orejas, aves en la cazuela, peces en la pecera, estáis stock en todas las vitrinas.

 

Yo paso y, desde fuera, me veo reflejado al otro lado.

O acaso es mi reflejo el que me mira

y yo estoy aquí dentro

con vosotros.

 

Miembro del Grupo Pic-Nic desde su fundación en Elda en 2011, entre otras muchas actividades (Día Mundial de la Poesía, recital conjunto en la Universidad Politécnica de Valencia, etc) fue inolvidable la intervención de Jesús Belotto junto a Ramón Rico Carpena, Alejandro Jacobo Egea y Javier Valero en el local Balanegra el 14 de abril de ese año. Una lectura de poemas que, bajo el título de Se buscan, pretendía simular un tiroteo poético, un intercambio de poemas-bala con los que plasmar su búsqueda de un lenguaje propio, de una manera diferente de habitar el mundo. Poemas que, en el caso de Jesús, irían conformando su segundo libro titulado La luz que queda, prácticamente acabado en 2015 e inédito aún hoy. Transcribo dos de sus poemas para que el lector se haga una idea de su tono crítico y de sus temas e inquietudes:

Ramón Rico, Jesús Belotto y Atilano Ferer, del grupo Pic- Nic. Foto Tania Goltara 2012

 

THE AMAZING SPIDERMAN

colgando sobre

la tristeza del mundo,

el asombroso spiderman

contempla ensimismado

el hueco que dejaron las dos torres

y apenas si ve en los oscuros

callejones humeantes de new york

a unos menores abusando de otra menor,

a unos polis machacando a un carterista,

a unos niños saliendo de la sede del opus dei,

a un veterano sin piernas mendigando en la gran manzana...

 

colgando de un rascacielos

sobre la tristeza del mundo,

el hombre araña piensa en el daily bugle

y en las aéreas fotos que ya no le publica:

ahora copa el rotativo

la crisis de wall street,

la última ejecución firmada por schwarzenegger,

la muerte a tiros en kansas de un médico abortista,

los osos despellejados en el comedor de sarah palin...

 

colgando inmóvil sobre

la tristeza del mundo

evoca spiderman al duende verde,

al hombre de arena y al dr. octopus

—¿qué se hicieron?—

y, ya vuelto en peter parker,

tira su ajado traje de superhéroe a un contáiner

y se aleja por las calles atestadas

rendido a la evidencia aplastante de la tristeza...

 

(tan sólo una palabra de esperanza

en la última viñeta:

continuará)

 

 

ACCIDENTE

cuando hallaron su cuerpo entre los restos

del avión siniestrado, las ruinas de su mano

asían todavía la mano del cadáver de la joven

que viajaba a su lado:

 

de algún modo, aún se amaban sus

hermosos esqueletos calcinados.

 

Pero además de poeta, Jesús no ha dejado de traducir y publicar en distintas antologías (Poesía francesa contemporánea, Murcia, 2008; Tiniebla original, Alicante, 2010) y revistas (El perro blanco, Poe+, eco eco, etc), sus versiones de otros poetas -además de Baudelaire- como Paul Bélanger, Ludovic Janvier, Nathaline Quintane o los italianos Trilussa (seudónimo de Carlo Alberto Camillo Mariano Salustri), Erri de Luca y Anna Ruotolo, entre otros. Precisamente de esta última acaba de traducir (y enviarme hace unos días) su poemario Telegrammi. Textos concisos donde la intensidad amorosa y el empuje del deseo ganan fuerza con ese lenguaje perentorio propio del telegrama, tan propicio al requerimiento como a la paciente espera. Precioso poemario de una poeta de la que Jesús ya tradujo varios de sus poemas en 2009 y de donde extrajo el título de su primera plaquette: una luz de relámpagos. Disfrute el lector con estos tres breves poemillas del libro de Ruotolo excelentemente traducido por Jesús Belotto:

 

Te he doblado 

una poesía pequeñita. 

Es para un bolsillo. 

Resiste el temor, el cuchillo, 

la muerte, la bandera 

alguna cosa, en fin, 

que separa para siempre

 

********

Aquí en la habitación 

entran aún las nubes. 

Todos quisieran arreglar 

el techo. 

Pero el techo está bien 

no tiene agujeros. Son senderos.

 

*********

Es una bella precisión 

tu rostro. 

Si te dejo en la hoja 

tienen comas y misterios 

tus ojos. Y las orejas. 

Y los dientes. 

Son la cosa más bella jamás 

escrita. Todos entran 

y salen por ellos. Luego te buscan 

por la calle, en todos los rostros.

 

Como además sé que Jesús visita con frecuencia este blog desde su casa de Mayotte, allá en el Índico, cerca de Madagascar, le envío un gran abrazo y todo mi ánimo, a través de este agitado mar que es internet, para que muy pronto podamos tener en las manos su segundo libro de poemas.

Varios libros mencionados de Jesús Belotto.