SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 858
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

 

La dimensión tan extraordinario que ha alcanzado la "Semana de la Zarzuela de La Solana", que desde 1984 se celebra en el pueblo homónimo de la provincia de Ciudad Real, ha traído consigo que su 35 edición, que se inicia este viernes 12 de octubre, se desarrolle a lo largo de tres fines de semana consecutivos, con algún jueves incluido.

Desde sus orígenes hasta 2017 solía comenzar viernes para acabar el domingo de la semana siguiente.

Es por tanto la edición de este año la primera donde la programación se centrará mayoritariamente en tres fines de semana. Otra novedad es su inicio dentro de la primera quincena del mes de octubre.

El certamen creado en 1984 se estuvo celebrando hasta 1998 durante el mes de abril o mayo.En 1999 se pasó a finales de junio y primeros de julio, siendo en 2003 cuando encontró su acomodo definitivo, al parecer, dentro de la segunda quincena del mes de octubre.

En origen se denominó Semana Regional de la Zarzuela, quedando en 1997 solo como Semana de la Zarzuela. En 1999 se le añadió I Festival Lírico, apéndice que desapareció en 2003. En 2007 recibió la distinción de Interés Turístico Regional, otorgada por la Comunidad de Castilla-Mancha. El 20 de agosto de 2015 obtuvo la declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional. Ese mismo año ya dedicamos aquí un artículo a este acontecimiento único en el mundo.

Y es único en el mundo porque son ya 34 años consecutivos celebrándose esta anual y singular Semana, y a la vista de su desarrollo tiene cuerda para rato. Algo que no ocurre en ningún otro lugar de España. Mérito añadido -o quizá por ello- es que La Solana sea una población de alrededor de 15.000 habitantes.

Hasta en los peores años de la crisis, y a pesar de que la Comunidad de Castilla La Mancha le redujo la subvención, durante la legislatura que estuvo presidida por María Dolores Cospedal, sus gestores supieron encontrar los recursos necesarios para mantenerla en pie. Con la vuelta del PSOE al gobierno regional en 2015 las aguas volvieron a su cauce anterior.

Sin duda la creación y pervivencia del grupo lírico local -la ACAZ (Asociación Cultural Amigos de la Zarzuela Maestro Andrés Muriel)- es fundamental para que La Solana se convierta cada mes de octubre en la capital mundial de la zarzuela.

La puesta en marcha de esta iniciativa, tuvo como objetivo primordial -y lo sigue teniendo- homenajear a la zarzuela La rosa del azafrán, cuya trama se desarrolla en una finca rural de La Solana Desde Manzanaritos a La Solana... cantan en su jota castellana final.

En su primer año la representó el grupo de aficionados de Noblejas (Toledo), estando a cargo en 1985 de la Compañía Lírica Española y en 1986 de los Ases Líricos del eldense Evelio Esteve.

Fue en 1987 cuando la ACAZ la representó por vez primera, siendo desde entonces la única agrupación que la ha escenificado en La Solana. En muchas ocasiones por partida doble, y tan solo en un festival, el de 2003, no se representó.

Es tal la implantación de esta zarzuela en la localidad, que este año 2018 se van a ofrecer tres funciones.

Si las cuentas no fallan, cuando concluya esta 35 edición, se llegará a la cifra de 54 representaciones de La rosa del azafrán.

La ACAZ no se ciñe solamente a poner en escena la obra localista por excelencia. Protagoniza otros títulos, tanto de zarzuela -El dúo de la africana este año- como de teatro hablado.

Si en sus inicios fue la Compañía Lírica Española de Antonio Amengual quien compartió escenario con los grupos locales, tras su desaparición se contó con la presencia de la agrupación de aficionados Amigos del Arte de Abarán, a quien tomó el relevo Musiarte Producciones, de María Dolores Travesedo, que suele protagonizar al menos dos jornadas, en sesiones de tarde y noche.

Esta es otra de las particularidades del festival solanero. La gran aceptación de sus programas motiva que los días que se presentan zarzuelas completas o antologías haya sesión doble, algo que hace muchos años que desapareció de la escena española, incluso en las capitales más importantes.

El hecho de que las representaciones de zarzuelas completas se programen para los fines de semana, es fundamental para el éxito de público que alcanzan, junto a los precios para cada función. Oscilan entre 11 y 15 euros.

Todo ello es fiel reflejo de cuanto decíamos al principio sobre la dimensión tan extraordinaria alcanzada por esta manifestación músico-cultural.

 

Luis del Olmo pregonero

La Semana o Festival se abre con su pregón, que suele contar con alguna figura relevante. Y así lo es quien pronunciará el de este año. El popular y reconocido locutor de radio Luis del Olmo. Su alocución culminará con la Gala Lírica de apertura, en la que está prevista la presencia de Cecilia Lavilla Berganza-hija de Teresa Berganza-, el barítono Luis Santana, el tenor Antonio Vázquez y el pianista Antonio López Serrano. Estaba anunciada asimismo Montserrat Martí, hija de Montserrat Caballé, quien creemos habrá cancelado su actuación dado el fallecimiento reciente de su madre.

Desde los inicios de esta Semana de la Zarzuela se conceden unas distinciones basadas en los personajes de La rosa del azafrán, como por ejemplo el Juan Pedro Mayor, protagonista masculino principal de la obra. Distinción que cada año ha recaído en un nombre destacado de la lírica española, y que en esta ocasión se concede a título póstumo a Antonio Lagar, quien ya recibió la Rosa del Azafrán de oro en 2010, por su larga trayectoria lírica y su estrecha vinculación a la semana..

Este barítono, que creó en 1988 la Compañía Musiarte "María Dolores Travesedo", falleció el 4 de junio último, a consecuencia de un accidente de tráfico, sufrido en la M-40 de Madrid. De ahí que el festival de La Solana, al que estuvo muy ligado en sus últimos años, le tribute este reconocimiento.

 

Los escolares protagonistas de excepción

 

Viendo la media de edad de quienes integran la mayoría, por no decir todas, de agrupaciones líricas de aficionados existentes en España, llama la atención que la de La Solana presente un número de componentes jóvenes muy considerable, en contraposición a lo habitual.

La razón principal, y que de rebote redunda en la continuidad y superación cada año La Semana, quizá radique en las jornadas donde los escolares son los protagonistas. Es este un gran vivero de futuros zarzuelistas, que permite la entrada de nuevos componentes a la ACAZ, manteniendo viva al mismo tiempo la actividad zarzuelística.

Estas jornadas escolares se desarrollan desde 1986, por lo que la gran mayoría de solaneros menores de 45 años puede decirse que han participado en representaciones de zarzuela.

Al respecto puedo precisar que hará unos 20 años mantuve relación profesional con un maestro de escuela natural de La Solana, que estuvo destinado en mi pueblo, Petrer, durante dos cursos. El mismo me comentó en más de una ocasión haber participado siendo un niño en las jornadas escolares. Algo que recordaba y añoraba.

En esta edición de 2018 los niños serán protagonistas el jueves día 18, con dos sesiones, y el viernes 19, con una.

Además la organización ha programado para el jueves 25 dos sesiones de la compañía Zarzuguiñol, que estrenará su nueva producción Cervantes tiene un sueño.

Actividades infantiles, representaciones de teatro hablado, galas y conciertos aparte, este año se verán cuatro zarzuelas, con un total de nueve representaciones. La primera de ellas, este sábado día 13, La rosa del azafrán, a cargo de la ACAZ, en sesiones de tarde y noche. Obra con la que cerrarán el certamen el domingo 28, en sesión única.

La agrupación lírica solanera también subirá al escenario del Teatro-Auditorio Tomás Barrera el domingo 21, para representar El dúo de la africana. Obra que solo se ha visto una vez a lo largo de las 34 ediciones anteriores.

No ocurre lo mismo con La corte de faraón, el sábado 20 en sesión doble a cargo de Musiarte. Esta zarzuela que estuvo prohibida en España tras la guerra, durante más de 30 años, ya se ha programado en otras siete ocasiones.

Las mismas que La tabernera del puerto, cuya sesión doble a cargo de Musiarte se llevará a cabo el sábado 27. Por cierto, en una de ellas habrá notable presencia de eldenses, al haber organizado un desplazamiento a La Solana la actualmente denominada Agrupación Lírica Ciudad de Elda.

 

Sin rastro de zarzuelas de Tomás Barrera

Que sepamos, nunca se ha programado obra alguna de Tomás Barrera Saavedra, compositor nacido en La Solana, cuyo nombre lleva el teatro de la localidad. Auditorio moderno y magnífico donde, desde su inauguración, se celebra el certamen, que tuvo sus inicios en el antiguo Teatro Cervantes.

De este músico local tan solo se conoce la romanza Adiós Granada, de su zarzuela Emigrantes, aun cuando fue un compositor prolífico y de gran éxito, según podemos constatar en el libro del que es autor el musicólogo y director de orquesta eldense, Octavio J. Peidró Padilla. Tomás Barrera. La zarzuela de la desmemoria (2016) es la primera biografía que de él se ha escrito y publicado. A través de ella queda bien constatada la importancia del personaje, tanto por su amplia producción musical, como por la trascendencia de la misma, dentro del entorno artístico de la época que le tocó vivir.

Por ello me llama la atención el olvido de sus paisanos zarzuelistas, en pueblo tan involucrado en la zarzuela como el solanero. En un principio la ACAZ tomó el nombre de Federico Romero. Hijo adoptivo de La Solana y coautor, junto a Guillermo Fernández-Shaw, del libreto de La rosa del azafrán. Posteriormente se cambió por el de Andrés Muriel, en memoria del primer director que tuvo la agrupación cultural.

 

34 títulos con muchas reposiciones

Si los datos, extraídos de la página web zarzuelalasolana.es no me fallan, son 34 las obras completas programadas desde 1984 hasta 2018, con un total de 204 representaciones. Como es lógico las reposiciones han estado a la orden del día, sobre todo de las zarzuelas del repertorio habitual. De vez en cuando se ha programado algún título infrecuente, que no ha gozado de reposición.

Así por ejemplo, en los comienzos de la semana se puso en escena la ópera Don Gil de Alcalá, en 2010 Benamor, y en 2011 El canastillo de fresas.

Por el contrario, y sin contar La rosa del azafrán, son dos zarzuelas de su mismo compositor, Jacinto Guerrero, quienes se llevan la palma. Los gavilanes con 13 representaciones, y El huésped del sevillano, con 11. La corte de faraón y La tabernera del puerto llegarán este año a su novena representación.

Otras obras que se han programado en bastantes ocasiones son La parranda, 13, Luisa Fernanda, 10, La leyenda del beso y La del manojo de rosas 7.

No han gozado de tanta presencia títulos como Bohemios, Cádiz, La chulapona, La patria chica, La reina Mora, Los claveles, e incluso La gran vía, programados solo en una ocasión, así como El dúo de la africana, que este año se verá por segunda vez.

Entre 3 y 6 representaciones se han visto La dolorosa, La canción del olvido, La del soto del parral, El cantar del arriero, Agua,azucarillos y aguardiente, El barberillo de Lavapiés, La verbena de la Paloma, La revoltosa, Gigantes y cabezudos, Marina, La calesera, y Katiuska.

Doña Francisquita y La linda tapada han gozado de dos representaciones.

La ACAZ actuó en Petrer el 12 de octubre de 1989, participando en el tercer certamen de zarzuela de ámbito nacional. Presentó su obra madre: La rosa del azafrán.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: Elías Bernabé Pérez

Mis recuerdos más remotos que me atrajeron a la zarzuela me trasladan a sesenta años atrás. Primero escuchando los fragmentos que sonaban con frecuencia en la radio. También gracias a las fantasías, preludios e intermedios que interpretaban las bandas de música en los conciertos de las fiestas de octubre de Petrer. El templete donde actuaban estaba justo ante la fachada de mi casa.

Lo que más me gustaba de la Semana Santa es que en la radio solo se emitía música clásica. El viernes y sábado santo las emisoras enmudecían.

Lo más intenso vino en la época dorada del tocadiscos. Lo compró mi abuelo materno en 1963. La primera zarzuela que entró en casa fue Doña Francisquita con Kraus y Olaria. Es una grabación incompleta, pero suficiente para que me la aprendiese de memoria. Mi abuelo estaba impedido y era yo quien la ponía todos los mediodías y noches durante dos semanas consecutivas. A los quince días compramos un segundo disco: La generala, de nuevo con Kraus y Olaria. Y ya fuimos alternando. Después vino Maruxa. Y yo con solo 13 años me entusiasmé con ella y también la aprendí. Sí, digo bien. ¡A mis 13 años ya me encantaba Maruxa!

Ahí comenzó todo y ya no he parado. Siempre como aficionado.

Como le dice un padre a su hijo al final del documental de TVE sobre zarzuela La romanza de Madrid, de 1988, “Te acompañarán toda tu vida, porque son inmortales”.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir