miércoles, 23 de junio de 2021

Los Líricos Eldenses rescatan en Petrer un gran éxito olvidado de 1852: Buenas noches señor don Simón

Elías Bernabé Pérez
20 octubre 2020
1.305
Los Líricos Eldenses rescatan en Petrer un gran éxito olvidado de 1852: Buenas noches señor don Simón

La zarzuela u ópera cómica, como también se le denominó al género hasta bien adentrado el siglo XIX, Buenas noches señor don Simón, es el título que la Agrupación Lírica Ciudad de Elda pondrá en escena el próximo domingo, 25 de octubre, en el Teatro Cervantes de Petrer.

En el Castelar de Elda se repondrá el sábado 28 de noviembre.

Las invitaciones que se adquirieron para la representación del día 3 quedan anuladas, siendo preciso  para el día 25 volverlas a adquirir.

Obra corta estrenada en 1852, de gran éxito en su momento, ha sido la elegida este año por lo líricos eldenses, habida cuenta de las restricciones obligadas por la situación actual.

Buenas noches señor don Simón no precisa coro, y con ocho personajes sobre el escenario (de ellos seis principales y dos secundarios) se desarrolla toda su trama. Originalmente está compuesta para gran orquesta sinfónica, por cuanto no debe considerarse una obra de cámara, si bien en esta ocasión en esta ocasión el conjunto instrumental queda reducido a cuarteto de cuerda, y pianista.

Más o menos así se presentó, con el Ensamble de Madrid que dirige Fernando Poblete, en la recuperación que llevo a cabo Ópera Cómica de Madrid en 2006 y que repuso diez años después en Costa Rica.

Primera vez que estrenan en Petrer, y puede que no sea la última

En sus 28 años de andadura por vez primera la agrupación lírica eldense presenta una producción en Petrer, antes de haberse visto en su ciudad. Tan solo existe un precedente similar, cuando en 2005 estrenaron El bateo en Callosa de Segura, viéndose en Elda posteriormente.

Con la representación de este domingo en Petrer, el Ayuntamiento local liquida su cuota anual de zarzuela. Durante el último lustro la única cita lírica anual, siempre en octubre, se ha limitado a conciertos o antologías, con acompañamiento de piano, nunca con una obra completa, aunque esta sea corta. La última vez que se vio en el Cervantes una zarzuela escenificada fue en 2014, a cargo del entonces denominado Agrupación Lírica del CEE, con La rosa del azafrán. El lleno fue absoluto, y quedó público en la calle sin poder entrar al teatro. Este hecho -rentabilidad social es su nombre- no fue suficiente para seguir programando títulos completos en los años siguientes, hasta ahora.

Decimos que es esta la primera vez que el grupo lírico eldense estrena en Petrer, y puede que no sea la última por una razón muy sencilla. Por parte de la Concejalía de Cultura local y del personal del teatro encuentran todo tipo de facilidades, mientras que en su propia localidad no ocurre igual. Hasta podríamos decir que se les ponen dificultades, aparte de que la ayuda económica que la asociación recibe del consistorio eldense puede considerarse paúperrima.

Ante esta situación, recuerdo que en la Gala de entrega de premios de Radio Elda SER, del pasado mes de enero, en mi intervención pedí públicamente al alcalde de Elda, que la zarzuela no debía de desaparecer de un teatro, como el Castelar -donde nos encontrábamos- que nació con zarzuela. En su inauguración en 1904 se representó El milagro de la Virgen, obra del compositor de Villena, Ruperto Chapí. Parece ser que mi demanda cayó en saco roto. Aprovechando la presencia de las primera autoridades de Petrer, en aquel acto, también pedí la representación de una obra completa, tras cinco años consecutivos con solo conciertos líricos. El Concejal de Cultura petrerense, Fernando Portillo, sí que recogió guante, aunque las circuntancias obligan a que sea una obra corta y sin orquesta sinfónica.

Al tratarse de una obra corta, la que se va a representar, habrá una segunda parte con fragmentos de conjunto, de los no habituales en este tipo de conciertos, entre ellos un dúo de El postillón de la Rioja, de Cristóbal Oudrid y Luis Olona (1), los mismos autores que Buenas noches señor don Simón.

 

Esta recuperación es su producción número 35

Desde su creación en 1992 la Agrupación Lírica Ciudad de Elda ha estrenado 34 títulos, más el del próximo sábado. Buena parte de los cuales han sido recuperaciones de obras olvidadas -uno de los mayores empeños de su director fundacional Paco Martínez Olcina, que sigue al pie del cañón-La marcha de Cádiz, El chaleco blanco, El amigo Melquiades, El cabo primero, Adiós a la bohemia, Las estrellas, Las bribonas, La leyenda del monje, Los aparecidos, La picarona, Gloria y peluca, El asombro de Damasco y la más reciente Benamor, el año pasado. Junto a ellas no han faltado títulos del repertorio habitual: La verbena de la Paloma, Los gavilanes, Katiuska, La tabernera del puerto, Marina, La del soto del parral, La rosa del azafrán, El dúo de la africana, La dolorosa, Los claveles, Agua, azucarillos y aguardiente, así como otros que no están ni entre los olvidados ni los habituales: El niño judío, La leyenda del beso, El puñao de rosas, La viejecita, y Alma de Dios.

Ahora, casi obligados por las circunstancias, presentan otro título olvidado y desconocido, pues no existe grabación discográfica del mismo. Sin embargo, si la hay videográfica y está disponible en youtube, gracias a las representaciones que Ópera Cómica de Madrid llevó hasta tierras hispanoamericanas en 2016. En concreto a San José, la capital de Costa Rica.

 

Críticas y comentarios muy favorables

Tanto en su estreno y años posteriores, como en la recuperación de Ópera Cómica de 2006, las críticas y comentarios hablan por sí solas, no solo del éxito popular alcanzado por la obra, con repetición de todos sus números musicales la noche del estreno. La opinión sobre su calidad artística es muy favorable y unánime. Reproducimos un extracto de lo publicado en el Diccionario de la Zarzuela España e Hispanoamérica.

El Heraldo: “La obra es un juguete delicioso, cuya trama es ingeniosa y los caracteres bien determinados y sostenidos; a su buen éxito contribuyeron “la frescura, la ligereza, la gracia de los cantos debidos a la pluma del joven compositor don Cristóbal Oudrid (casi todos los cuales hizo repetir el público con bravos y palmadas), y lo esmerado y a veces perfecto de la ejecución”.

La España publicó una crítica elogiosa destacando “la forma sencilla de las melodías, en donde la música y la letra no se despegan. Así es que todas las piezas se distinguen por la facilidad con que se cantan, por lo agradablemente que suenan en nuestros oídos y por la verdad que expresan el sentido de la letra”.

“La obra gustó mucho y llenó durante un gran número de noches el teatro del Circo, haciéndose popular la música, que según Barbieri era la mejor que había compuesto Oudrid hasta ese momento. Llegó a ser la obra más representada en España y América, y durante lo menos cuarenta años puede decirse que no pasó uno sin que se cantase un centenar de veces entre los teatros de Madrid y provincias”.

De la recuperación de 2006 recogemos las impresiones de Christopher Webber:

“Buenas noches señor Don Simón disfrutó de un completo éxito en su noche de estreno en el Teatro Circo (16 abril 1852), convirtiéndose rápidamente en una de las primeras zarzuelas más representadas de España. Aunque su popularidad se mantuvo durante muchos años, se perdió de vista hacia el cambio de siglo, y no se volvió a ver hasta 2006, cuando la hábil producción de Ópera Cómica de Madrid reveló que era tan animada y agradable como siempre".

 

Intérpretes:

Para esta representación se cuenta con la presencia de los alicantinos Javier Rubio, barítono, y Francisco Javier Jiménez, y las petrerenses Mari Carmen Yelo y Mari Cruz Payá, quienes colaboran de forma habitual con la Agrupación Lírica Ciudad de Elda. El elenco lo completan los solistas de la propia agrupación Carmen Vera, Francisco Martínez y José Luís Sáez con el Cuarteto de cuerda de la Orquesta Teatro Castelar de Elda y al piano y dirección Christian Lindsey.

Programa de la Segunda parte: Antología lírica.

*El barberillo de Lavapiés. Musica Francisco Asenjo Barbieri. Libreto Mariano José de Larra.

Entrada de Paloma: Mari Carmen Yelo.

Dúo: Mari Cruz Payá y Francisco Javier Jiménez.

*El juramento. Música Joaquín Gaztambide. Libreto Luis Olona.

Dúo: Mari Carmen Yelo y Javier Rubio.

*Jugar con fuego. Música Francisco Asenjo Barbieri. Libreto Ricardo de la Vega.

Dúo: Mari Cruz Payá y Francisco Javier Jiménez.

*La gran vía. Música Federico Chueca y Joaquín Valverde. Libreto Felipe Pérez.

Terceto: Francisco Javier Jiménez, Javier Rubio y José Luis Sáez.

*Marina. Música Emilio Arrieta. Libreto Francisco Camprodón.

Dúo: Mari Cruz Payá y Javier Rubio.

*El postillón de la Rioja. Música Cristóbal Oudrid. Libreto Luis Olona.

Dúo: Mari Carmen Yelo y Francisco Javier Jiménez.

*El barberillo de Lavapiés.

Cuarteto: Mari Cruz Payá, Mari Carmen Yelo, Javier Rubio y Francisco Javier Jiménez.

La entrada es gratuita, pudiendo obtener las invitaciones por internet, en instant.ticket

 

*1:

Cristóbal Oudrid (Cristóbal Domingo Romualdo Ricardo)

Badajoz 7 febrero 1825-Madrid 13 marzo 1877.

“Es uno de los grandes compositores líricos que colaboró en la restauración de la zarzuela en el siglo XIX, convirtiendo esta manifestación teatral en el espectáculo nacional de masas urbanas...”.

Ninguna de sus obras ha quedado en repertorio, a pesar del enorme éxito que muchas de ellas alcanzaron en su momento. No existe grabación discográfica de alguna de ellas.

Tan solo la Salve, con la cual concluye el primer acto de El molinero de Subiza, goza de gran popularidad, al haberse convertido en el “himno” oficioso de las gentes del mar. Es decir, marinos y pescadores.

Fuera del repertorio lírico sí goza de muy buena salud su fantasía militar para banda El sitio de Zaragoza.

Luis Olona (Málaga 1823-Sarriá (Barcelona) 13 junio 1863).

“Es uno de los cultivadores del género lírico más popular en España, por la cantidad de obras que estrenó y el éxito que obtuvieron. Fue uno de los restauradores de la zarzuela”.

Muchos e importantes fueron los libretos escritos por Olona, ninguno de los cuales ha quedado en repertorio, ni ha sido llevado a grabación discográfica.

Tanto Olona como Oudrid formaron parte del grupo que en 1851 constituyó la Sociedad Lírica, la cual sentó las bases de la zarzuela moderna. Tras cinco años de  presentar sus obras en el Teatro del Circo de Madrid, dados los elevados costos de su alquiler, decidieron construir el Teatro de la Zarzuela. Hecho esta fundamental para el asentamiento y proyección definitiva del género. Oudrid no entró en el proyecto, dada su envergadura económica, y abandonó la sociedad.

Bibliografía.

Diccionario de la Zarzuela España e Hispanoamérica.

Tomo I. Pag. 317.

Ramón Sobrino.

Buenas noches señor don Simón.  

Tomo II. Pág. 421

María Luz González Peña.

Luis Olona y Gaeta.

Tomo II. Pág. 444.

Ramón Sobrino.

Cristóbal Oudrid.

Instituto Complutense Ciencias Musicales. Madrid 2002-2003.

Zarzuela.net Londres 2007.

Christopher Weber. Traducción al castellano de Ignacio Jassa Haro.

Elías Bernabé Pérez
Elías Bernabé Pérez
Acerca del autor

Mis recuerdos más remotos que me atrajeron a la zarzuela me trasladan a sesenta años atrás. Primero escuchando los fragmentos que sonaban con frecuencia en la radio. También gracias a las fantasías, preludios e intermedios que interpretaban las bandas de música en los conciertos de las fiestas de octubre de Petrer. El templete donde actuaban estaba justo ante la fachada de mi casa.

Lo que más me gustaba de la Semana Santa es que en la radio solo se emitía música clásica. El viernes y sábado santo las emisoras enmudecían.

Lo más intenso vino en la época dorada del tocadiscos. Lo compró mi abuelo materno en 1963. La primera zarzuela que entró en casa fue Doña Francisquita con Kraus y Olaria. Es una grabación incompleta, pero suficiente para que me la aprendiese de memoria. Mi abuelo estaba impedido y era yo quien la ponía todos los mediodías y noches durante dos semanas consecutivas. A los quince días compramos un segundo disco: La generala, de nuevo con Kraus y Olaria. Y ya fuimos alternando. Después vino Maruxa. Y yo con solo 13 años me entusiasmé con ella y también la aprendí. Sí, digo bien. ¡A mis 13 años ya me encantaba Maruxa!

Ahí comenzó todo y ya no he parado. Siempre como aficionado.

Como le dice un padre a su hijo al final del documental de TVE sobre zarzuela La romanza de Madrid, de 1988, “Te acompañarán toda tu vida, porque son inmortales”.

Leer más

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, desactiva el bloqueador de anuncios o añade www.valledeelda.com a la lista de autorizados para seguir navegando por nuestra web.

Volver a cargar

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar