sábado, 29 de enero de 2022

La música española se olvida de Arrieta en su bicentenario

Elías Bernabé Pérez
16 octubre 2021
941
La música española se olvida de Arrieta en su bicentenario

El próximo día 20 se cumplen 200 años del nacimiento del compositor Emilio Arrieta y Corera. Vino al mundo en la localidad navarra de Puente la Reina, muy cercana a la capital Pamplona. Bautizado con los nombres de Juan Pascual Antonio fue él mismo quien eligió ser conocido como Emilio.

Aun cuando Arrieta fue autoridad máxima en la música española, dentro de la segunda mitad del siglo XIX, de no haber sido por su zarzuela Marina, de 1855, ampliada a ópera en 1871, su nombre estaría totalmente olvidado.(1) De hecho su bicentenario a duras penas está teniendo repercusión en los organismos oficiales que entienden de la música en España.

Alguna calle a él dedicada (la de Madrid es aledaña al Teatro Real) o plaza, es lo único que quedaría.

Marina tiene el honor de ser la obra lírica española más antigua de cuantas figuran en el repertorio habitual de las compañías de zarzuela, sean profesionales o de aficionados. Y rara es la temporada donde no se programa en lugar alguno, aún tratándose de una ópera. Un claro ejemplo lo encontramos en la propia Agrupación Lírica de Elda, que la representó en 2017, con motivo de su 25 aniversario, reponiéndola al año siguiente en Aspe. O en el mismo Teatro de la Zarzuela de Madrid, donde se estrenó una nueva producción    en 2013, que dado el éxito obtenido se repuso en junio de 2017.

Yendo un poco más atrás en 2011 se creó el I Festival de Zarzuela de la Comunidad Valenciana, con ambiciones de instituirlo, aunque no llegó a su tercera edición. Y la primera obra elegida fue precisamente Marina.

Es este un caso curioso y único dentro de la lírica española. Una ópera que no se suele representar en los teatros dedicados a esta especialidad, y que, sin embargo, figura entre las obras más apreciadas dentro del mundillo zarzuelístico.

Ya dentro del siglo XXI se han recuperado en versión concertante dos de sus óperas de juventud, siendo editadas en disco compacto. Casos de Ildegonda (1845) y La conquista de Granada (1850) ambas cantadas en italiano. También sus zarzuelas, de gran éxito en su momento,    El dominó azul (1853) y El grumete (1853).

A Arrieta le ha ocurrido como a su alumno aventajado Tomás Bretón. Casi toda su obra permanece en el olvido. En el caso del salmantino su nombre pervive gracias a La verbena de la Paloma, y la jota de su ópera La Dolores.

Y es que, composiciones suyas aparte, la faceta pedagógica de Arrieta fue de una importancia vital, para la formación de grandes músicos españoles. Solo citar el nombre de Tomás Bretón sería suficiente ejemplo de ello, pero es que también pasó por sus aulas el villenero Ruperto Chapí, otra máxima figura de nuestra música. Ambos fueron contemporáneos, y los dos consiguieron gracias a su talento, y al apoyo de Arrieta en el Conservatorio de Madrid, ser becados para ampliar sus estudios en Roma. Otro de sus alumnos destacados fue el bilbaíno Cleto Zavala. Autor muy prolífico de obras líricas y otros géneros, también estudió en Italia,    y del que, sin embargo, tan solo se conoce a nivel popular sus pasodobles Viva el rumbo.y El niño de Jerez.

Otro alumno destacado de Arrieta, que siguió sus pasos de profesor en el conservatorio, fue el vitoriano Emilio Serrano. En su faceta de compositor cuatro de sus óperas fueron estrenadas en el Teatro real.

Arrieta gozó de una buena preparación técnica, al haber realizado estudios de piano y composición en Milán, donde en 1846 obtuvo el primer premio de composición en el conservatorio, por su ópera Ildegonda, siendo allí estrenada. Fue reclamado por la Reina Isabel II para que ejerciese como su profesor particular de canto. Además lo nombró director del teatro que la soberana se hizo construir dentro del mismo Palacio    de Oriente de Madrid, dado el enorme retraso que llevaban las obras del Teatro Real.

Este pequeño coliseo, reservado solo para la realeza e invitados de la reina, se inauguró en 1849 con    Ildegonda, en lengua italiana. El autor del libreto fue Temístocle Solera, libretista de éxito, cuya obra más célebre es    Nabucco, con música de Giuseppe Verdi. Esta circunstancia dice bien a las claras que la preparación técnica obtenida por Arrieta durante sus años en Milán, fue de total solidez. Con el propio Solera compuso su segunda ópera, La conquista de Granada, estrenada en 1850 en el Teatro del Palacio Real.

En principio despreció la zarzuela

Ya consolidada su estancia en Madrid, con el respaldo de Isabel II, Arrieta no aceptó formar parte del grupo de compositores que en 1851 constituyeron la Sociedad Artística, cuyo objetivo fue el de promover la música teatral española, bajo la denominación de zarzuela.(2)

En el verano de ese mismo año, y en buena lógica se cerró el teatro del Palacio de Oriente, al estar amunciada la inauguración de Teatro Real para octubre. Arrieta no fue requerido para dirigirlo, y se encontró de forma imprevista “en paro”. Volvió a Italia, donde permaneció durante un año, y al regresar a Madrid    se pasó de lleno a la zarzuela,    estrenando sus obras, con gran éxito, en el Teatro del Circo. El que había arrendado la Sociedad Artística para sus producciones, y donde él en principio no quiso participar.

Cuando en 1856 esta sociedad se disolvió, ya que no todos sus miembros estuvieron de acuerdo en la construcción de un teatro (a la sazón el de La Zarzuela de Madrid) que les evitase el elevado pago del arriendo del Circo, se constituyó una nueva junta en la que sí entró a formar parte Arrieta.

Quizá por ello, en muchas publicaciones se le considera como uno de los más firmes impulsores de la zarzuela. Pero la realidad es que en un principio no estuvo por la labor, y solo cuando vio que el nuevo género iba viento en popa, se subió al barco.

Al respecto, recuerdo una conferencia sobre el personaje, impartida por el profesor de    Historia de la Música, escritor y crítico musical Roger Alier, el año 1993 en el salón de los Espejos del Teatro Romea de Murcia,    donde puso al maestro navarro como hoja de perejil. Lo trató de “oportunista, copión y aprovechado”. En su libro La Zarzuela tampoco lo deja en muy buen lugar, aunque sí lo trata con más sutileza a como lo hizo en Murcia: “...la fría acogida del Teatro Real a su Conquista di Granata lo llevó a aceptar una colaboración con los autores de las primeras zarzuelas (a los que en un primer momento había despreciado) y se dedicó a partir de entonces a crear zarzuelas que recubrió con una música elegante y graciosa, pero muy italianizada.(...) (…) Aunque hoy en día Arrieta sigue siendo uno de los compositores más preeminentes de la historia de la zarzuela, lo cierto es que se lo debe al tenor italiano Enrico Tamberlik, que fue quien le sugirió “reconvertir la zarzuela Marina en ópera...” y cantarla en el Teatro Real de Madrid (1871). En esta forma Marina ha pasado a engrosar las poco nutridas filas de la ópera española cuando su autor ya no se proponía entrar en ella.”

Justo es dejar constancia de que Arrieta, profesor que había sido de Isabel II, y director del teatro de ópera de palacio, cuando la reina fue derrocada en septiembre de 1868, compuso un himno    titulado Abajo los borbones, y estrenado el 11 de diciembre del mismo año en el Teatro de la Zarzuela.

No debe ser muy acertado lo expresado por el profesor Alier sobre la “fría acogida...a su Conquista di Granata lo que le llevó a aceptar una colaboración con los autores de las primeras zarzuelas...”, pues esta ópera se representó en el Real en 1855 y Arrieta se pasó a la zarzuela a finales de    1852.

La ópera en cuestión se estrenó el 10 de octubre de 1850 en el Teatro del Real Palacio, y no llegó al Teatro Real hasta diciembre de 1855, con el título de Isabel la Católica.

En declaraciones a la revista mensual Opera Actual, número de octubre de 2021, la musicóloga María Encina Cortizo habla, al contrario que Alier, en términos elogiosos sobre el compositor navarro “Parece que tuviéramos que agarrarnos a efemérides como ésta para poner en valor una figura como la de Emilio Arrieta, que es grande por sí misma”.

La doctora Cortizo es autora de la biografía Emilio Arrieta. De la ópera a la zarzuela, y de la entrada biográfica insertada en el Diccionario de la Zarzuela España e Hispanoamérica.

Sobre su primera zarzuela El dominó azul, estrenada el 19 de febrero de 1853, dice: “En esta obra, primera colaboración de Arrieta con el grupo de compositores y artistas que trataban de establecer la zarzuela en el Circo, se definieron ya sus cualidades como compositor lírico: belleza melódica, claridad en la caracterización musical de personajes y situaciones dramáticas, y excelente uso de la orquesta; escribió siempre una música elegante, ajena al populismo y con un sello de universalidad, del que carecía hasta entonces el género (…) (…) Su estilo musical es internacional, con clara influencia italiana, que huye de las seguidillas, polos o fandangos, formas nacionales presentes en las partituras de Barbieri, Gaztambide u Oudrid. Asimismo, su sólida formación otorga a su música una interesante riqueza tímbrica, presentando temas melódicos no sólo en los instrumentos de viento madera, sino a veces -como es el caso de Marina-en instrumentos de viento metal, recurso poco utilizado hasta entonces por los músicos de su generación, y consiguiendo efectos descriptivos que enriquecen la trama dramática.”

Marina en Pamplona, conciertos en Puente la Reina

Con la interpretación de Marina en el Auditorio Baluarte de Pamplona, se inicia el 19 de este mes de octubre la serie de actuaciones conmemorativas del bicentenario, muy pocas dicho sea de paso. Será en versión concertante, con la soprano Andrea Jiménez y el tenor José Luis Sola, ambos navarros, como pareja estelar, junto al barítono Borja Quiza y el bajo Pablo Ruiz. El Orfeón Pamplonés, el Coro de AGAO (Asociación Gayarre de Amigos de la Ópera) y la Orquesta Sinfónica de Navarra, completan el elenco, todos dirigidos por José Miguel Pérez Sierra.

La soprano zaragozana Sabina Puértolas y el pianista vizcaino Rubén Fernández Aguirre, protagonizarán tres conciertos, para los cuales han recuperado doce canciones de Arrieta. El primero de ellos será en Puente la Reina, el 23 de octubre. El segundo cinco días después en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, y el tercero y último el 2 de diciembre, en el Teatro Arriaga de Bilbao. En marzo último ofrecieron una primera actuación en la localidad canaria de Telde.

Ambos intérpretes han registrado la grabación de estas canciones, inéditas, cuyo CD saldrá a la venta próximamente.

En el Archivo de Navarra, y promovido por la Fundación Baluarte, también se ha programado un recital a cargo de la soprano Sonia de Munk y el pianista Miguel Huertas.

La conmemoración finalizará el 30 de diciembre, de nuevo en el Auditorio Baluarte de Pamplona, con la exhumación de San Franco de Sena. Esta zarzuela se estrenó en 1883 y no se ha vuelto a representar.

Buceando por internet no hemos encontrado ninguna otra actuación que recuerde a Arrieta en el segundo bicentenario de su nacimiento. Ni tan siquiera su nombre aparece en los contenidos anunciados en su parrilla de programación para ese día, de Radio Clásica de Radiotelevisión Española.

Punto y aparte es la serie de actividades que se vienen desarrollando, desde el pasado verano, en su villa natal , Puente la Reina, cuyo Ayuntamiento, con apoyo del Gobierno Foral de Navarra,sí está honrando la figura de su hijo más ilustre.

Conciertos corales, uno de ellos a cargo del Orfeón Pamplones, charlas divulgativas sobre la vida y obra del personaje, y recuperación de páginas sinfónicas de Arrieta, han configurado el programa.

1* Marina, con libreto de Francisco Camprodón, se estrenó como zarzuela el 21 de septiembre de 1855, en el Teatro del Circo de Madrid.

A instancias del tenor italiano Enrico Tamberlik la amplió a ópera, siendo estrenada en el Teatro Real el 16 de marzo de 1871. Fue la primera obra allí representada en castellano, 21 años después de su inauguración.

De la ampliación a ópera se encargó el libretista de zarzuela Miguel Ramos Carrión, al haber fallecido Francisco Camprodón en 1870.

2* La Sociedad Artística se constituyó en 1851, en un intento de consolidar el teatro lírico español, al que mantuvieron la denominación de zarzuela. Todos sus miembros debían componer cuatro obras por temporada, a fin de asegurar un repertorio suficiente. Arrendaron el Teatro del Circo, echando a andar el 14 de septiembre de 1851, con el estreno de Tribulaciones, de    Gaztambide. La obra no gustó, y los inicios de este proyecto fueron bastante titubeantes. La nave comenzó a flotar gracias al éxito obtenido por Jugar con fuego, de Barbieri, estrenada el 6 de octubre inmediato.

Fueron los creadores de la sociedad artística los compositores José Inzenga, Rafael Hernando, Cristóbal Oudrid, Joaquín Gaztambide y Francisco Asenjo Barbieri. El libretista José Olona y el bajo-barítono Francisco Salas.

El elevado costo que les suponía el arriendo del teatro llevó a algunos de los miembros de la sociedad, a plantearse la posibilidad de construir uno nuevo. Ante tal disyuntiva Inzenga, Hernando y Oudrid no entraron en la nueva sociedad, a la que sí se incorporaron Arrieta y el banquero De las Rivas. El 10 de octubre de 1856 inauguraban el Teatro de la Zarzuela de Madrid.

Bibliografía.-

Diccionario de la Zarzuela España e Hispanoamérica

ICCMU. Instituto Complutense de Ciencias Musicales. Madrid 2002.

María Enzina Cortizo. Pág. 159

Historia y anecdotario del Teatro Real

José Subirá. Editorial Plus Ultra Madrid 1949.

Marina.

Libreto Teatro de la Zarzuela 2013.

Cronología de Arrieta, por Ramón Regidor Arribas.

La zarzuela.

Roger Alier. Ediciones Robinbook, s.l., Barcelona 2002.

Edición revisada de El libro de la zarzuela del mismo autor.

Ediciones Daimon. Barcelona 1982

rtve.es/radio/radioclasica/

Revista mensual. Octubre 2021.

Ópera actual.

Núm.250. Octubre 2021

Ilustraciones musicales:

De Marina:

Inicio Salida de Jorge. Audio. Solistas Miguel Fleta, grabación histórica de 1927. Hipólito Lázaro,

grabación histórica de 1930. Alfredo Kraus y Jaume Aragall.

Dúo de Jorge y Roque. Ricardo Jiménez y Antonio Lagar. Audio.

Brindis. Solistas Alfredo Kraus y Joan Pons. Vídeo.

Habanera. Solista David Menéndez. Vídeo.

Rondó final de Marina. Ana María Olaria. Audio. Este rondó lo compuso Arrieta para su zarzuela    Llamada y tropa (1861), siendo adaptado posteriormente a Marina ópera.

De Ildegonda:

Obertura del primer acto. Orquesta Sinfónica de Madrid. Director Víctor Pablo Pérez.

Elías Bernabé Pérez
Elías Bernabé Pérez
Acerca del autor

Mis recuerdos más remotos que me atrajeron a la zarzuela me trasladan a sesenta años atrás. Primero escuchando los fragmentos que sonaban con frecuencia en la radio. También gracias a las fantasías, preludios e intermedios que interpretaban las bandas de música en los conciertos de las fiestas de octubre de Petrer. El templete donde actuaban estaba justo ante la fachada de mi casa.

Lo que más me gustaba de la Semana Santa es que en la radio solo se emitía música clásica. El viernes y sábado santo las emisoras enmudecían.

Lo más intenso vino en la época dorada del tocadiscos. Lo compró mi abuelo materno en 1963. La primera zarzuela que entró en casa fue Doña Francisquita con Kraus y Olaria. Es una grabación incompleta, pero suficiente para que me la aprendiese de memoria. Mi abuelo estaba impedido y era yo quien la ponía todos los mediodías y noches durante dos semanas consecutivas. A los quince días compramos un segundo disco: La generala, de nuevo con Kraus y Olaria. Y ya fuimos alternando. Después vino Maruxa. Y yo con solo 13 años me entusiasmé con ella y también la aprendí. Sí, digo bien. ¡A mis 13 años ya me encantaba Maruxa!

Ahí comenzó todo y ya no he parado. Siempre como aficionado.

Como le dice un padre a su hijo al final del documental de TVE sobre zarzuela La romanza de Madrid, de 1988, “Te acompañarán toda tu vida, porque son inmortales”.

Leer más

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, desactiva el bloqueador de anuncios o añade www.valledeelda.com a la lista de autorizados para seguir navegando por nuestra web.

Volver a cargar

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar