sábado, 13 de agosto de 2022

El renovador de la zarzuela, Emilio Sagi, ofrece una conferencia en ADOC hoy

Elías Bernabé Pérez
28 junio 2022
411
El renovador de la zarzuela, Emilio Sagi, ofrece una conferencia en ADOC hoy
Imagen de Emilio Sagi, de su página web.

Emilio Sagi (Oviedo, 1948) uno de los más destacados directores de escena, solicitado en los principales teatros operísticos del mundo, ofrecerá una conferencia en el Auditorio ADOC de Elda, este martes 28 de junio, a las 20 horas, enmarcada en la programación municipal Elda40gra2.

A la vista de un primer cartel editado por el Ayuntamiento eldense, que más bien parece un jeroglífico, con varias interrogantes que hay que acertar, da la impresión de que Sagi, en lugar de ser un regista teatral de reconocido prestigio internacional, es un señor que pasaba por la puerta del auditorio, y se le ha invitado a que pase al interior y hable de teatro.

Pero no es así. Emilio Sagi es un director de escena que, desde su debut con La Traviata, en el Teatro Campoamor de Oviedo, en 1980, no ha parado de trabajar, tanto en el terreno operístico como en el zarzuelístico.

 

Su primera aventura en zarzuela, allá por 1990, significó un antes y un después para las puestas en escena de nuestro género lírico.

Fue en una producción de La del manojo de rosas, estrenada en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, la cual sigue tan vigente y lozana como cuando se estrenó, y es sin lugar a dudas la que más veces se ha repuesto en este escenario, y la más solicitada en otros, como, por ejemplo, el Campoamor de Oviedo. La obra de Sorozábal inauguró el Festival de Teatro Lírico Español de Asturias, en 1994 y, desde entonces, se ha programado en varias ocasiones, siempre con amplia respuesta del público.

Cierto es que antes de que Emilio Sagi presentara su concepción de este sainete lírico a lo grande, la zarzuela ya había visto algunas producciones novedosas, como Doña Francisquita, dirigida escénicamente por José Luis Alonso (Madrid 1924-1990) en el Liceo de Barcelona, o La chulapona, de Gerardo Malla (Buendía, Cuenca, 1936-Madrid 2021) en el mismo Teatro de la Zarzuela de Madrid.

Sagi, que en más de una ocasión se ha declarado ferviente admirador, y hasta aprendiz, de José Luís Alonso, debió tomar buena nota de su Chulapona, zarzuela estrenada, como La del manojo de rosas, en 1934, creando una estampa del Madrid de la misma época de su estreno, atractiva, evocadora e inmarchitable. Dando vida a la plaza donde se desarrolla toda la acción, con todo tipo de personajes discurriendo, bien de paseo, bien trabajando,  incluso con el encendido y apagado de las luces de las viviendas, una lluvia nocturna inesperada, cuando los protagonistas cantan el intimista y emotivo dúo habanera, etc. Todo muy real. Como la vida misma.

Y a partir de ahí, la zarzuela, escénicamente, encontró un camino que la lleva a que sus producciones no tengan nada que envidiar a las de los mejores teatros de ópera.

 

El mismo Sagi ha presentado en el coliseo madrileño, algunas que podemos considerar fuera de serie. La recuperación de la zarzuela El juramento. La opereta La generala, exportada al Teatro Chatelet, de París. Una inimaginable versión de La parranda, o más recientemente su genial El cantor de México, estrenada en París antes de verse sobre La Zarzuela.

Y el caso es que Sagi no iba para regista teatral. Licenciado en Filosofía y Letras, en la Universidad de Oviedo, llegó a la escena "de rebote", siendo su primera producción cuando ya contaba 32 años.

Sin duda, su ascendencia lírica familiar influyó en este nuevo rumbo profesional. Su abuelo paterno fue el eminente barítono de ópera y zarzuela Emilio Sagi Barba (Barcelona 1876-Polop de la Marina 1949) quien estrenó, entre otras muchas, las zarzuelas Las golondrinas, La del soto del parral, La rosa del azafrán y Luisa Fernanda.

 

La tradición lírica familiar siguió tanto con su padre, como con su tío, Luis Sagi Vela (Madrid 1914-2013) otro destacado barítono, con una amplísima discografía de zarzuela, registrada durante los años 50 y 60 del siglo pasado.

Y tal fue su trayectoria y conocimientos  más que demostrados, que en 1990 accedió a la dirección artística del Teatro de la Zarzuela de Madrid, donde estuvo diez años. De aquí pasó  a ocupar este mismo cargo en el Real, estando cinco temporadas. Ya por último dirigió el Teatro Arriaga, donde tras ocho años decidió no seguir al frente de institución alguna.

En su etapa al frente del Teatro Real, se distinguió por su apoyo a la música española y cantantes y artistas nacionales. En este sentido intentó instaurar una producción de zarzuela para despedir el año, a imagen y semejanza de lo que hacen muchos teatros de ópera europeos, que suelen programar opereta. Así el año 2003 se representó El dúo de la africana, con un éxito absoluto de público. Se repitió la experiencia al año siguiente, con la misma obra, pero al cesar él en la dirección, se acabó la zarzuela de fin de año.

Siendo él máximo responsable artístico del Real tuvo notable presencia en su escenario la soprano eldense Ana María Sánchez. Ofreció un concierto de ópera y zarzuela, en vísperas de la Navidad de 2001, intervino con carácter extraordinario en El dúo de la africana de 2003, y protagonizó las óperas La força del destino y Don Carlo, de Verdi, y Tosca, de Puccini, además de la recuperación en versión de concierto de Ildegonda, la primera ópera que compuso el navarro Emilio Arrieta, allá por 1845, cuando estudiaba en Milán.

Tanto el concierto de 2001 como Ildegonda se editaron en disco compacto.

Una agenda repleta, por todo el mundo

Para dejar más constancia, si cabe, de la importancia artística de Emilio Sagi, quizá bastaría con decir que para la próxima temporada, la 2022-2023, se verán producciones suyas en lugares tan dispares como los teatros de ópera de Tokio, Filadelfia y Santiago de Chile, además de óperas y zarzuelas en los principales teatros o auditorios de España, donde dirigirá dos estrenos muy significativos.

Por una parte la obra, Trato de favor, con libreto de Boris Izaguirre (Caracas 1965) y música de Lucas Vidal (Madrid 1984) en el Teatro de la Zarzuela de Madrid. Una zarzuela protagonizada casi de forma exclusiva por mujeres. Y en el Campoamor de su Oviedo natal también dirigirá el estreno de La dama del alba, el drama de Alejandro Casona (Cangas del Narcea 1903-Madrid 1965) estrenado en Buenos Aires en 1944, y que ha sido adaptado a ópera por el compositor Luis Vázquez del Fresno (Gijón 1948). Esta obra inaugurará en septiembre la temporada operística ovetense.

 

Si repasamos, gracias a su propio blog de internet, la trayectoria de Emilio Sagi, vemos que han sido más de 50 teatros los que han visto sus producciones: Tokio, Osaka, Hong Kong, Tel Aviv, San Petersburgo, Montecarlo, Viena, Salzburgo, Milán, Roma, París, Niza, Toulouse, Lausanne, Ginebra, Buenos Aires, Santiago de Chile, Bogotá, Washington, Los Angeles, San Francisco, Filadelfia, y otros muchos, entre los que se encuentran los escenarios españoles más importantes.

En el orden de las distinciones, de entre las muchas que ha recibido Sagi a lo largo de su dilatada carrera, cabe destacar la Medalla de Oro a las Bellas Artes, recibida en 2020, y el nombramiento de Hijo Predilecto de Oviedo.

Queda bien claro, que el conferenciante que estará este martes 28 de junio en el Auditorio ADOC de Elda, es una figura de primer nivel mundial dentro de su especialidad.

Gracias a que actualmente reside en Alicante, puede visitar Elda en esta ocasión, al haber finalizado las temporadas líricas en muchos teatros y contar con fechas disponibles.

Elías Bernabé Pérez
Elías Bernabé Pérez
Acerca del autor

Mis recuerdos más remotos que me atrajeron a la zarzuela me trasladan a sesenta años atrás. Primero escuchando los fragmentos que sonaban con frecuencia en la radio. También gracias a las fantasías, preludios e intermedios que interpretaban las bandas de música en los conciertos de las fiestas de octubre de Petrer. El templete donde actuaban estaba justo ante la fachada de mi casa.

Lo que más me gustaba de la Semana Santa es que en la radio solo se emitía música clásica. El viernes y sábado santo las emisoras enmudecían.

Lo más intenso vino en la época dorada del tocadiscos. Lo compró mi abuelo materno en 1963. La primera zarzuela que entró en casa fue Doña Francisquita con Kraus y Olaria. Es una grabación incompleta, pero suficiente para que me la aprendiese de memoria. Mi abuelo estaba impedido y era yo quien la ponía todos los mediodías y noches durante dos semanas consecutivas. A los quince días compramos un segundo disco: La generala, de nuevo con Kraus y Olaria. Y ya fuimos alternando. Después vino Maruxa. Y yo con solo 13 años me entusiasmé con ella y también la aprendí. Sí, digo bien. ¡A mis 13 años ya me encantaba Maruxa!

Ahí comenzó todo y ya no he parado. Siempre como aficionado.

Como le dice un padre a su hijo al final del documental de TVE sobre zarzuela La romanza de Madrid, de 1988, “Te acompañarán toda tu vida, porque son inmortales”.

Leer más

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, desactiva el bloqueador de anuncios o añade www.valledeelda.com a la lista de autorizados para seguir navegando por nuestra web.

Volver a cargar

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar