martes, 6 de diciembre de 2022

Solo grado y medio y envenenado

Alberto Requena
11 noviembre 2022
261
Solo grado y medio y envenenado

Para los que vivimos en latitudes de la zona templada, como ocurre en España, hablar de un grado y medio, puede parecer una insignificancia, cuando en verano sufrimos oscilaciones de la temperatura ambiente que llegan a alcanzar los 20 grados. Un grado y medio, queda sumergido en el error admisible en una estimación en cualquier hora del día. Así que, formulaciones como las que se hacen estos días de la importancia de no llegar a los dos grados de aumento de la temperatura media con respecto a la que había cuando se inició la era industrial, nos puede parecer una bagatela. Pero de eso nada, lamentablemente.

Con un aumento de la temperatura de 1,5 ℃, la proporción de periodos de sequía casi se multiplica por dos, y a 3 ℃ más dicha cifra llega a ser más del triple. Cuando tuvo lugar la COP de Paris en 2015 se diseñó un plan contra el cambio climático en el que se consignaba la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero para limitar el calentamiento. La previsión que se hacía es que en el 2100 no puede la temperatura superar los 2 ºC con respecto a la que había antes de la revolución industrial. Se recomendaba que no se pasara de 1,5 ºC. Los cambios en el clima son ya numerosos y cada vez más extremos. Los expertos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) afirman que es de esperar un incremento por encima de los 3 ºC.

Los escenarios que se perfilan para un incremento de 3 grados son más del doble de los que se esperan para un incremento de 1,5 ºC. Si tenemos en cuenta que ya se constataba la subida de 1 ºC, agregar 3 grados, en realidad supone alcanzar los 4ªC de incremento. Los impactos del incremento de la temperatura no son lineales. Incluso puede pensarse que se puede llegar a superar un punto de inflexión en el que el cambio sería sustancial. Un cálculo estimativo del impacto del cambio climático con el incremento de la temperatura induce una probabilidad media anual de sufrir una ola de calor que se incrementa en un 5% en el periodo 1981-2010, pero con un 1,5 ºC alcanza un 30% y en el caso de un incremento de 3ºC, llega al ochenta por ciento. Si la estimación se refiere a inundaciones, actualmente es de un 2%, que pasa a un 2,4% cuando el incremento sea de 1,5 ºC y se duplica hasta más de un 4%, si el incremento es de 3ºC. Y todavía más, para un incremento de temperatura de 1,5 ºC la proporción de periodos de sequía se multiplica por dos y para un incremento de 3ºC supera el triple.

Parece razonable que no todas las zonas se verán igualmente afectadas. El riesgo de inundación por las aguas de los ríos afecta principalmente al sur de Asia, mientras que las sequías son propias de África, con mayor incidencia que en el resto del mundo. No está exenta la vieja Europa y concretamente en Inglaterra el riesgo de una ola de calor con un incremento de 1,5 ºC, pasa de un 49% a un 65% y si el incremento es de 3ºC se supera el 90%. Un mundo con un incremento de 3ºC es mucho peor que uno con un incremento de 1,5ºC.

El estudio que se realizó, como consecuencia de los Acuerdos de Paris, para disponer de informes objetivos, sobre el impacto que tendría un calentamiento de 1,5 ºC, lleva a la conclusión de que es posible todavía lograrlo, pero actuando con urgencia. Incluso, al adoptar medidas, es posible que se supere el límite entre 2030 y 2050, pero que se logre reducir hacia 2100. No hay más remedio que reducir inmediatamente las emisiones y lograr emisiones cero hacia mediados de este siglo. Hay que tener en cuenta que el efecto de la contaminación permanece un tiempo.

Medio grado de incremento en la temperatura global tiene efectos devastadores. Con 2 ºC el hielo del Ártico es donde más se percibe el calentamiento global. En la Tierra la temperatura se ha incrementado, pero en el Ártico el incremento ya supera los 2 ºC La pérdida de hielo por el calentamiento provoca mas pérdida de hielo, dado que, al ser blanco, como refleja la energía solar y al derretirse el océano, oscuro, absorbe calor.En el Mediterráneo las zonas quemadas en los incendios se incrementarán, con un aumento de temperatura de 3ºC, un 62% con respecto a la actualidad, y si solamente el incremento es de 1,5ºC, el incremento “solo” será de un 41%. Los arrecifes de coral desaparecen aceleradamente con un incremento de 1,5ºC, cifrándose entre un 70% y 90%, pero con un incremento de 2ºC desaparecerán por completo.

No son cosas que ocurren en lugares remotos, porque la conexión es global. Muchas ciudades españolas se verán sumergidas o afectadas por temporales si los polos se derritieran. Hay que tener presente que actualmente los polos pierden seis veces más hielo que lo que ocurría en la década de los noventa.

La pelea por la sostenibilidad atranca de partida la cumbre. Algunos interpretan que se trata de una moda. Las estimaciones económicas son fabulosas y el escenario que se presenta es muy problemático. Hasta el final nunca se pierde la esperanza, pero está muy complicado alcanzar algún acuerdo. Las ausencias son muy significativas. La voluntad de intervenir en la buena dirección, muy dudosa. ¡Confiemos!

Alberto Requena
Alberto Requena
Acerca del autor

Este blog pretende ser una depresión entre dos vertientes: la ciencia y la tecnología, con forma inclinada y alargada, para que por la vertiente puedan circular las aguas del conocimiento, como si se tratara de un río; o alojarse los hielos de un glaciar de descubrimiento, mientras tiene lugar la puesta a punto de su aplicación para el bienestar humano. Habrá, así, lugar para la historia de la ciencia, las curiosidades científicas y las audacias científico-tecnológicas. Todo un valle.

El eldense Alberto Requena es catedrático emérito de Química de la Universidad de Murcia.

Leer más

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, desactiva el bloqueador de anuncios o añade www.valledeelda.com a la lista de autorizados para seguir navegando por nuestra web.

Volver a cargar

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar