SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Publicidad
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Miriam Giménez se dedica a la peluquería desde hace más de treinta años.

Míriam Giménez se dedica al mundo de la peluquería desde hace más de tres décadas, y hace unos años decidió comprometerse en la lucha contra el cáncer incorporando a su salón un servicio de peluquería y estética oncológica. Para ello, su equipo se viene formando como asesores en estética oncológica.

En el salón de Miriam Giménez centran su esfuerzo en crear soluciones estéticas eficaces para paliar los efectos secundarios de los tratamientos oncológicos, sobre todo la pérdida de cabello, pero también del cuidado de la piel y las uñas, que sufren estos efectos: "Nuestra misión es asesorar y despejar todas las dudas sobre los cambios que se producirán en la imagen de las personas que vienen a consultarnos. Cuando nuestro oncólogo dice que se nos caerá el pelo, esto ni se puede evitar ni controlar, pero sí que es posible adoptar medidas preventivas que nos ayudarán a convivir con ello", asegura  Míriam Giménez.

Acudir a un especialista en estética oncológica ayuda a minimizar la ansiedad y la frustración que causa la caída del cabello. Desde el momento en que comienza el tratamiento de quimioterapia, no se debe teñir ni decolorar el cabello y es fundamental empezar a tratarlo con delicadeza: "Este es el momento para comenzar a pensar en pelucas, turbantes u otros complementos para protegerte la cabeza. Es algo que conviene plantearse en ese momento y no más adelante", añade.

En su salón disponen de pelucas (sintéticas o de cabello natural), turbantes, gorritos, maquillaje de cejas... A las personas que están pasando por este cambio en sus vidas, les aseguran. "No solo te ayudaremos a conseguir que te sientas más cómoda e identificada, sino que te acompañaremos en este proceso. No te sentirás sola, para ello, te asesoraremos en cómo y cuándo ocurrirán los cambios. Te  enseñaremos pautas de autocuidado y te ofreceremos los tratamientos y cuidados que tu piel y tu cuero cabelludo necesitarán".

El objetivo de este salón es "lograr que recuperes tu imagen, esa es una de nuestras prioridades".


Disponen de pañuelos, turbantes y pelucas oncológicas.

Tener cáncer no significa que no podamos sentirnos y vernos bien. Tanto el maquillaje como las pelucas o turbantes pueden ser aliados. Para ello, trabajan con marcas especializadas en pelucas y turbantes oncológicos, realizados con materiales de alta calidad, que se adaptan perfectamente para producir las menores molestias en la piel.

También colaboran con la Asociación de Cáncer de Mama del Vinalopó, ACMAVI, realizando, entre otras actividades, talleres de cuidados estéticos y maquillaje oncológico, destinados a paliar los efectos secundarios que sufre la piel y aprender a utilizar el maquillaje como un aliado.

 En el salón de Míriam Giménez son conscientes de los costes que en ocasiones conlleva el uso de productos oncológicos, por eso consiguen precios asequibles y que el factor económico no suponga un problema añadido más, pues lo más importante es que "verte bien, te ayudará a sentirte mejor", aseguran. Para ello continuan formándose con el objetivo de que durante el proceso encológico "te sigas reconociendo en el espejo y sigas siendo tú» pues tienen claro que «verse guapa es el primer paso para sentirse bien", concluyen.

Se encuentra en la calle La Mancha, 9, de Petrer, el teléfono es el 965 377 231.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir