SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1206
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Imagen de un tirador en el alardo del pasado domingo en Petrer | Jesús Cruces.

El gobierno ha encontrado una solución a las reivindicaciones de las entidades festeras sobre el reparto de la pólvora durante los actos de Moros y Cristianos para el disparo de las armas de avancarga, es decir, para el arcabuz, trabuco y mosquete así como cañones y fusiles. Las cantimploras llegarán a los municipios cerradas y a nombre de cada uno de los tiradores y se podrán conservar durante 72 horas, además, cada tirador podrá contar con hasta dos kilos de pólvora por acto. Así lo ha anunciado el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues, a los representantes de la UNDEF (Unión Nacional de Entidades Festeras de Moros y Cristianos).

Tras varias reuniones entre los representantes del Gobierno de España junto con responsables de entidades festeras que celebran fiestas de Moros y Cristianos en la Comunidad Valenciana, se ha llegado a una solución “que mejora sustancialmente la seguridad del reparto de la pólvora y evita las colas en su recogida, lo que hace más ágil el reparto a los festeros”, ha indicado Moragues.

Hasta la fecha la cantimplora se rellenaba con pólvora bajo la supervisión de la Guardia Civil en un local autorizado, con el peligro que conllevaba la manipulación de la misma y provocaba largas colas.

Con el nuevo acuerdo, las cantimploras, que serán nominativas, llegarán rellenadas y precintadas desde la propia empresa suministradora de la pólvora negra, cuyos operarios, que están cualificados para su manipulación, se encargarán de ello. Cada cantimplora de pólvora tendrá identificada su trazabilidad.

Este acuerdo recoge que "los responsables del reparto de la pólvora de cada entidad organizadora, tras comprobar que cumplen con los requisitos establecidos, recogerán a los tiradores las cantimploras vacías e identificadas nominalmente, trasladándolas posteriormente a la empresa suministradora de la pólvora. La fábrica o depósito comercial autorizado, utilizando sus propios operarios, rellenará las cantimploras de pólvora, bien por trasvase de la misma o por introducción del bidón original, precintando la tapa o solapa lateral, y con el fin de garantizar la trazabilidad de la pólvora hasta su consumidor final, identificará cada una de las cantimploras numéricamente que deberán mantenerse en la misma hasta la finalización de los actos de arcabucería”, explica el documento del acuerdo.

“Una vez finalizada la preparación de las cantimploras, se introducirán en los envases sellados y para su traslado desde la fábrica o depósito comercial a la zona de reparto en vehículo debidamente autorizado en la fecha señalada para el reparto de pólvora a los participantes activos. Se deberá certificar que el manipulado de la pólvora se ha realizado por sus propios operarios sin participación de terceros, dejando constancia de los precintos y etiquetas numéricas incorporados a cada cantimplora”, añade.

Los tiradores tendrán que recibir formación específica, que será impartida en el ayuntamiento de su localidad y sacarse la licencia de armas de avancarga. En cuanto al transporte y almacenamiento, los participantes activos podrán recoger dos kilos por acto, y solo se podrán transportar hasta un máximo de cuatro kilos por vehículo. En caso de que en una vivienda haya dos o más tiradores solo se podrán guardar cuatro kilos de pólvora, dos por persona, por lo que tendrán que guardar los otros dos en otra vivienda en un periodo de hasta 72 horas.

El vicepresidente de la Junta Central de Moros y Cristianos, Pedro Serrano, afirma que acaban de recibir la información: "Aunque parece una solución interesante, hay que ser cautos y analizarla, pues acaba de llegar. Sí es cierto que parece que se atienden las solicitudes". 

El presidente de la Unión de Festejos de Petrer, Vicente Escolano Mateo, se ha mostrado satisfecho por esta noticia y considera un paso importante para solucionar una parte importante de los problemas de la pólvora en la fiesta. Para Escolano Mateo, esta es señal de que se va por buen camino.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir