SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 13155
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El colegio inaugura hoy este mural en homenaje a Jessyca y en contra la violencia de género | Jesús Cruces.

Se cumple un  año del fátidico 8 de noviembre de 2017, del terrible suceso que conmocionó no solo a Elda sino a toda España. Un hombre mató a su expareja, una madre que iba a recoger a su hijo al centro, la joven Jessyca, disparándole a quemarropa, y después se quitó la vida, todo ello a las puertas del colegio Santo Negro, a la hora de la salida y en presencia de su hijo. Para dejar atrás este hecho de violencia machista pero no olvidarlo, rendir homenaje a la víctima y luchar contra esta lacra, el centro ha decorado la puerta ante la que ocurrió el suceso con una obra del artista eldense Miguel Gracia "Zetika", quien la ha pintado de color morado y con la frase "La puerta violeta" como canto a la vida y al fin de la violencia.

La directora del centro, María José Guardiola, ha explicado que hoy es "un día triste pero con el que se ha querido marcar el inicio de una nueva etapa, de demostrar que el centro rechaza cualquier tipo de violencia". Ya durante el curso pasado todas las clases trabajaron la canción de Rozalén La puerta violeta, melodía que para todo el colegio ha significado mucho y con la que "se ha podido trabajar el dolor, el miedo que sentimos y luchar por demostrar que hay salida", indica Guardiola. La puerta, añadió, "es un símbolo de rechazo contra la violencia, que expresa que Santo Negro es un entorno libre de violencia y que, como dice la canción, 'cruzar la puerta te libera', los pequeños pueden sentir que están a salvo aquí".

Recuerda que hace un año aquella tarde se vivieron momentos de tristeza y desazón,pero también de miedo e incomprensión, pues al principio, con los disparos, no sabían qué ocurría y lo principal para los profesores era proteger a los pequeños a su cargo, indicó Guardiola.

El artista encargado de hacer la obra ha sido Zetika, quien ha trabajado durante los últimos días para darle un giro de 180 grados a esta puerta ante la que ocurrió todo y que estaba, además, muy deteriorada. La puerta se va a convertir así en un símbolo que permitirá dejar atrás los malos recuerdos y que la desgracia les haga más fuertes y unidos. Zetika señaló que tuvo libertad total en el dibujo y solo le pidieron que estuviese relacionado con la canción de Rozalén. A partir de ahí creó una obra de arte con su propio diseño, protagonizado por un jilguero que representa la libertad y que ayer, una vez concluida, tuvo muy buena acogida entre las familias, que se alegraban del cambio.

Desde esta misma mañana la sirena del centro es la melodía de la canción La puerta violeta de Rozalén. Los alumnos realizarán durante las próximas semanas distintos trabajos de concienciación que culminarán el día 25 de noviembre, Día Contra la Violencia de Género, con un acto en el que todos los pequeños cantarán a una voz esta melodía en el patio.

Rozalén precisamente visita hoy, jueves 8 de noviembre Elda para actuar en el Teatro Castelar, y desde el colegio Santo Negro se la ha invitado a que visite el centro para ver la puerta inspirada en su canción, así como que puedan trasladarle que su melodía ha ayudado a cambiar la vida de cientos de pequeños, que visitará el viernes.  


Zetika ha sido el encargado de transformar la puerta con su arte | Jesús Cruces.

Noticias relacionadas

Rozalén visita hoy "La puerta violeta" del Santo Negro tras levantar pasiones en el Teatro Castelar

Rozalén habla de igualdad, maltrato y fuerza interior con los pequeños de Santo Negro

 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir