SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 3377
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Rozalén interpretando "La puerta violeta" en el Teatro Castelar| Jesús Cruces.

Rozalén se ganó ayer a un abarrotado Teatro Castelar con un concierto, con traducción simultánea al lenguaje de signos, que emocionó a los asistentes. Se mostró una mujer fuerte, alegre, cercana y con talento para la música. Con las entradas agotadas un mes antes, María de los Ángeles Rozalén quiso dar las gracias por el cariño recibido y por la entrega del público. Además, con emoción habló sobre la puerta violeta del Santo Negro, nombre de una de sus canciones, precisamente con la que, como no podía ser de otra forma, abrió el concierto.

Si por algo destaca esta artista española es porque es una activista que defiende con su música los derechos de las minorías o comunidades más desfavorecidas, un ejemplo es que contó en todo momento con la traducción al lenguaje de signos de sus letras, incluso ella misma lo hizo en algún momento mientras interpretaba.

La cantautora y compositora, que llegó a Elda con su gira Cuando el río suena, aseguró haber recibido la noticia de numerosos fans sobre la puerta violeta del colegio Santo Negro ayer mismo, horas antes de subir al escenario. Afirmó que es algo que le ha emocionado y por ello hoy visitará el colegio de manera privada para hablar sobre igualdad y conocer a los pequeños a los que su Puerta Violeta ha ayudado a superar el trauma por el asesinato machista que se produjo a las puertas del centro hace un año. Aprovechó un momento tan emotivo para mandar un mensaje claro: “Que esa puerta no sea solo una puerta de liberación que se abre tras la represión que viven y han vivido muchas mujeres, sino que sea un portazo contra la violencia machista, que no es posible que sigan asesinando a las mujeres en sus casas y en las calles”.

El segundo tema que interpretó también estuvo cargado de significado, Vivir, una melodía con la que rinde homenaje a todas las personas que se enfrentan a un cáncer. Canción tras canción fueron calando en el público distintos mensajes sobre las ganas de vivir.  En general, sus canciones están cargadas de sentimientos y vivencias tanto positivas como negativas, de hecho canta también al odio “a lo malo que es, pues te mantiene unido a la otra persona”.

Durante casi dos horas realizó un recorrido por sus tres álbumes con temas que el público cantó a pleno pulmón y aplaudió. Además se ganó a los asistentes al mostrarse como una mujer sencilla y cercana, pues no dejó de dirigirse en todo momento a las más de 700 personas, que agotaron las entradas en 24 horas.


La artista se ganó al público con su cercanía | Jesús Cruces.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir