SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 2234
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El monumento representa la represión que sufrieron los eldenses | Jesús Cruces.

Elda ha inaugurado un monumento destinado a recordar y homenajear la memoria de las 11 víctimas eldenses en los campos de concentración de la Alemania nazi. La obra, realizada por el artista local Carlos Martínez se encuentra frente a la rotonda de las Fallas de Elda, entre las calles Santa Bárbara, Amadeo Vives y 2 de Mayo. El arqueólogo municipal, Juan Carlos Márquez ha presentado el acto: “Estamos aquí en memoria y homenaje público a los ciudadanos eldenses que fueron deportados a los campos de concentración nazis durante la II Guerra Mundial”.

La escultura consta de un bloque de piedra natural de Bateig de unas cuatro toneladas, de la que sobresalen dos miembros del cuerpo humano, una pierna y un pie. El objetivo del artista ha sido representar a una persona aplastada, símbolo de los trabajos que los presos de Mauthausen realizaron ya que, en este campo de concentración, los detenidos tenían que cargar a sus espaldas piedras de 20 kilos de peso y subirlas desde una cantera.

En la obra se incluyen los nombres de los once paisanos de los que hay constancia en diferentes campos de trabajo nazis. A la inauguración han acudido familiares de tres de las víctimas: Manuel Amat Pérez, José María López Graciá y Luis Leal Rico. Los demás son: Manuel José Albert Cantó, Diego González Cuenca, José Sirvent González, José Revert Sánchez, Javier Deltell Prats, Luis Guardiola Santa, José Poveda Gran y Luis Moreno Sabater. Dos sobrinos de Manuel Amat han mostrado con cariño una carta que este había escrito a su madre y han querido agradecer este homenaje pues "aunque es algo que no olvidamos, y apenas se habla de ello, nos gusta mucho que se recuerde". 

Por su parte, el artista Carlos Martínez ha destacado la importancia de contribuir “a la memoria, a la historia de la ciudad” y de poder “crear un espacio público en el que recordar aquello que fuimos para saber dónde queremos ir en el futuro”. El artista se ha basado para el diseño del monumento en los trabajos de la cantera de Mauthausen, “la escalera de la muerte”. Los presos tenían que sacar piedras de la cantera y subirlas por esa escalera cargándolas a la espalda. “Utilizo la piedra como elemento visual para hablar de los lastres que no nos permiten avanzar”, explicó el artista.

Por último, el alcalde de Elda ha hecho especial hincapié en la importancia de “condenar a los culpables” de los crímenes nazis y la necesidad de “dar voz a estas personas que tanto dieron por nuestro país, y lucharon para que los que estamos hoy aquí pudiésemos vivir en democracia”.

Tras el acto la edil de Sí Se Puede, Mónica Hernández, destacó que se ha de señalizar la escultura para las personas ciegas, pues está a ras de suelo.


Los familiares de tres víctimas han agradecido el detalle del Ayuntamiento  | Jesús Cruces.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir