SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1485
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Los alumnos aprenden cómo se tallaban y decoraban las paredes en la Prehistoria | Jesús Cruces.

La dirección del IES Monastil tiene clara su apuesta por conseguir que los estudiantes terminen su formación conociendo y valorando a fondo el patrimonio cultural de Elda. Así cada año aumentan las actividades que se organizan dentro de su buque insignia, “La llave de Elda”, un proyecto educativo que aúna la difusión del patrimonio local y el aporte de nuevos recursos y herramientas de aprendizaje para ser utilizadas en el aula.

Este año como prueba piloto se está poniendo en práctica el proyecto de innovación interdepartamental llamado “Salvar Elda” –incluido en “La llave de Elda”- con el objetivo de redescubrir la historia, la memoria y las tradiciones de la ciudad que engloba la mayoría de las asignaturas de 1º de ESO. Este proyecto incluye desde estudiar el clima de la ciudad hasta valorar si Elda es accesible, pasando por aspectos geográficos como son las inundaciones que ha sufrido la localidad, o sociológicos mediante el análisis del callejero de la ciudad para conocer si Elda es igualitaria. Si el producto final tiene éxito, lo presentarán y lo incluirán como un proyecto que el instituto mantendrá en el tiempo.

Esta semana los alumnos están realizando dentro de este proyecto una visita al Museo Arqueológico desde un punto de vista tanto teórico como práctico. Los estudiantes están metiéndose en la piel de los habitantes del valle durante la prehistoria, para ello tallan y pintan en piedra con productos naturales, conocen los tipos de homínidos e incluso aprenden a encender un fuego. La intención es poner en práctica la teoría aprendida en las aulas y que la aprendan de una forma amena. También recorren las vitrinas del museo para completar una yincana para conseguir una Llave de Elda. De hecho, tienen que estudiar cada pieza con el fin de encontrar piezas como el anillo que utilizaban en el pasado los guerreros o el plato con el nombre de una eldense del pasado llamada “Asia”.

Así el IES Monastil continúa poniendo en práctica y sacando la formación de las aulas. Con La llave de Elda en cada curso aprenden una parte de la cultura local.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir