SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 3795
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El plan propone tirar abajo parte de la valla.

El Jardín de la Música lleva años abandonado a su suerte. Desde hace aproximadamente una década este parque ha sufrido un deterioro que no se ha frenado y los vecinos no lo visitan porque afirman que "se ha convertido en un pipicán”. Ahora el Ayuntamiento de Elda, a través del organismo autónomo IDELSA, ha presentado un Plan Director para su rehabilitación que propone acabar con la imagen de este emblemático punto tal y como se conoce, pues apuesta por derribar parte del muro perimetral, así como colocar juegos infantiles y reabrir el quiosco. Es una propuesta del arquitecto local Manuel Mateo a petición del Consistorio.

El Jardín, a la par que la Casa Grande, fue construido en 1925 por un fabricante de calzado, Antonio Porta, en lo que en aquel entonces era la periferia de Elda. Entonces también se erigió el muro que hoy día delimita la propiedad y que ha conseguido conservarse en buen estado hasta la actualidad. Este espacio fue utilizado durante la Guerra Civil, entre 1936 y 1937, como Hospital de Sangre del Socorro Rojo Internacional. En la década de los 50 Porta construiría dos nuevas casas para sus hijos en la parte de abajo. La Casa Grande fue un chalet privado hasta que el 5 de octubre de 1983 el Ayuntamiento de Elda lo adquirió para inaugurarlo el 6 de septiembre de 1985 como parque y sala de exposiciones, cambiando su nombre de “Chalet de Porta” a “Jardín de la Música”.

Este punto forma parte del patrimonio de la ciudad tras casi 100 años y está considerados como un hito del paisaje urbano, aunque ahora descuidado.

El Ayuntamiento ha decidido actuar para recuperar este espacio y, por eso, presenta a la ciudad un Plan Director. El cambio principal es tirar abajo el muro de la zona de abajo que delimita este parque. Según indica el edil de Industria y presidente de IDELSA, Vicente Deltell, esta propuesta parte de los técnicos municipales y, aunque mantiene el carácter íntimo en la parte superior del jardín, esta opción busca darle más espacio a la acera, que recubriría aproximadamente un tercio del parque. Esta opción se plantea para poner fin a los actos incívicos. El Plan Director también propone rehabilitar el quiosco para que dé servicio de bar, mejorar la iluminación y reducir los parterres con el objetivo de conseguir un jardín más urbano con zona de juegos infantil y un espacio en el que los mayores hagan gimnasia. También se plasma la opción de adoquinar parte del parque para evitar que se inunde con la lluvia.


Este vallado se construyó hace 92 años y forma parte del paisaje urbano de Elda.

Se trata de una propuesta novedosa que, indica Deltell, sigue la línea de otros parques como la Plaza Castelar o el parque de la Concordia -si bien estos últimos se construyeron sin vallado, en obras posteriores se cerraron y hace unos años se volvió a la idea original de eliminarlo-.

El cronista de Elda, Gabriel Segura, aunque no ha podido ver en detalle el proyecto, considera que la retirada de parte de la valla “atenta contra el patrimonio de la ciudad. Elda no puede permitirse el lujo de perder mas patrimonio”. El cronista de Elda incide: “Es incomprensible esta idea para el siglo XXI ¿o es que no hemos aprendido la lección después de tantos años?”.

Este proyecto surgió tras una reunión convocada con los técnicos municipales de las áreas de Urbanismo, Obras, Jardines y Patrimonio Histórico, fueron estos quienes establecieron las características para plasmar una hoja de ruta con las diferentes actuaciones necesarias en la rehabilitación del Jardín de la Música, teniendo en cuenta la idiosincrasia del espacio urbano, catalogado como Bien de de Relevancia Local, y que esta protección no afecta a la valla perimetral.

Este proyecto está expuesto desde principios de semana en la sede de IDELSA, precisamente en la Casa Grande del Jardín de la Música, para que los eldenses que lo deseen puedan verlo y dar su opinión. Se puede visitar en horario de oficina, de 8 a 15 horas. 

Este plan no se llevará a cabo en la actual legislatura, que acaba en mayo, sino que será el nuevo equipo de gobierno quien decida realizarlo o desecharlo. 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir