SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 3868
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Navarro ha entregado el reconocimiento a Rocamora.

Petrer ha realizado hoy un homenaje a uno de sus vecinos más queridos, el expárroco de la iglesia San Bartolomé, Antonio Rocamora Sánchez, nombrándole Hijo Adoptivo de la localidad. Una forma de premiar su trabajo incansable por el municipio así como reconocer su altruismo, labor social y el talante humano que ha demostrado desde que llegó al municipio en 1992.

Rocamora ha sido arropado por cerca de 400 personas en el Teatro Cervantes, donde ha tenido lugar este acto de homenaje. Entre los asistentes se encontraban muchos vecinos de su localidad natal, Granja de Rocamora. En representación de la sociedad petrerense, además de miembros de la corporación municipal, encabezados por la alcaldesa, Irene Navarro, también han acudido a este acto representantes de los distintos colectivos sociales, festeros y culturales de la villa, así como numerosos ciudadanos.

Iberian Folk Ensemble ha sido el grupo encargado de iniciar este acto con un concierto protagonizado por la guitarra española que ha sido muy aplaudido por los asistentes. Previamente han llegado en pascalles los protagonistas de este acto desde la puerta del Consistorio municipal. Media hora después ha tomado la palabra el edil de Cultura, Fernando Portillo, para recordar que fue la Mayordomía y Unión de Festejos de San Bonifiacio, Mártir, quien propuso este nombramiento y el pleno del Ayuntamiento quien lo ratificó.

Para presentar a Rocamora, la cronista de Petrer, Mari Carmen Rico, ha realizado su semblanza, desde que nació en 1935, hasta llegar a Petrer en 1992 como sacerdote de la parroquia de San Bartolomé. Allí creó la casa de catequesis, de Cáritas y la de acogida de inmigrantes, reparó el campanario y tejados del templo y llevó a cabo otras muchas iniciativas hasta su jubilación.

Este párroco se enamoró enseguida de Petrer y sus costumbres y prueba de ello es que participó en varias ocasiones en las fiestas de Moros y Cristianos con diferentes comparsas así como en las famosas Carasses.


La Iberian Folk Ensemble de Pepe Payá ha ofrecido un concierto.

Rocamora ha sido definido como una persona inquieta y trabajadora, amable, cultura, altruista y cercana, características con las que ha sabido implicar al pueblo en todos los proyectos que se propuso hasta hacerlos realidad. Rico quiso destacar el trabajo de Rocamora a la hora de unir las dos parroquias de Petrer, San Bartolomé y La Santa Cruz, lazo que continúa hasta la actualidad. 

Tras la presentación de Rico, ha subido al escenario Antonio Rocamora entre un caluroso aplauso y allí ha recibido diferentes obsequios por parte de la sociedad petrerense.

Desde la Mayordomía y la Unión de Festejos de San Bonifacio, Mártir, han destacado que ahora “no se pueden imaginar Petrer sin Rocamora”, y por ello, agradecen que tras jubilarse se haya quedado en la villa, que considera su hogar.

Tras recibir un pergamino y un diploma de mano de la alcaldesa, Rocamora ha tomado la palabra con emoción y la humildad que le caracteriza y ha afirmado que "hay muchos no nacidos en Petrer que han hecho por la localidad mucho más que yo y que merecen este reconocimiento, pero han pensando en mí y lo agradezco mucho”. Así ha asegurado que “es un día grande para mí, amo a Petrer y doy las gracias a todos por este reconocimiento”. Ha concluido diciendo que “tras casi 27 años aquí, amo a Petrer, sus calles, sus plazas, su luz, sus costumbres, su calidez, y, sobre todo, a los petrerenses. Espero poder hacer honor a esta distinción”.

Por último, ha tomado la palabra la alcaldesa, Irene Navarro, quien ha señalado que la labor de Rocamora ha sido fructífera desde que llegase a Petrer y ha destacado “su corazón, cordialidad y humanidad que lo hacen un petrerense de pro. Características por las que Petrer ha querido otorgar este título como eterno agradecimiento al trabajo que ha hecho”.

El acto ha concluido con la actuación del petrerense Alejandro Canals, quien ha interpretado Aleluya.


Irene Navarro y Antonio Rocamora a la entrada del Teatro Cervantes, donde lo esperaba mucha gente.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir