SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 2815
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Este es el segundo año que la piloto compite en la categoría de Supersport 600. 

Las dos ruedas son la pasión de María Bellot Bernabé, una joven piloto eldense de motociclismo, que con tan solo 18 años, ha conseguido proclamarse subcampeona en el Campeonato Nacional de Supersport 600. En Elda este año ha sido galardonada como mejor deportista femenina de la ciudad.

Empezó con 13 años, aunque la mayoría de pilotos suelen iniciar su carrera con tan solo cinco o seis años. El motociclismo había sido su sueño desde que vio por primera vez a su padre sobre una moto y, sobre todo, “el día que me llevó a ver un gran premio, entonces me enamoré definitivamente del mundo del motor”.

Su primera carrera fue en 2015 y la vivió con muchos nervios y emoción debido a que nunca había corrido en un circuito grande. Era la primera vez que cogía su moto, una Honda de 250 cc. Antes de cada carrera o entrenamiento, María sigue el mismo ritual: “Siempre me pongo el guante derecho antes que izquierdo, mi padre tenía esa manía y me la pegó”. Además, media hora antes de empezar se “mete en una burbuja” para poder estar concentrada y dar lo mejor de sí misma.

En estos cinco años compitiendo, este es el primero que se queda en una misma categoría, Supersport 600, a la que subió el año pasado sin apenas esperarlo: “No nos planteamos ningún objetivo, era simplemente aprender y disfrutar. Los resultados fueron saliendo y la verdad es que estoy muy contenta”. Actualmente, entrena un mínimo dos días a la semana en el circuito Chicharra de Villena, que complementa con los entrenamientos físicos, indispensables en su rutina para estar en forma. Entrenando  se rompió la clavícula y, pese a que ha tenido tres operaciones para recuperarse, asegura que no le ha afectado en su carrera como piloto, pues “el dolor al final se olvida y si haces algo que te gusta de verdad, ni te planteas dejarlo”.

Una mujer en el motociclismo

Es una mujer luchadora y soñadora que, a pesar de empezar más tarde que sus compañeros y ser casi siempre la única chica, ninguna de las dos cosas ha sido ningún impedimento para ella. En el motociclismo abundan los pilotos masculinos, pero Bellot corre en categorías mixtas y va a continuar haciéndolo. A pesar de que el año pasado fue subcampeona de España en la categoría femenina de Supersport 600, este año lo va a compaginar con el mixto: “Yo no me quiero dedicar a correr solo en categorías femeninas”, asegura María.

En un mundo aparentemente de hombres, para la piloto “ser mujer tiene ventajas pues, en cuanto destaques, se van a fijar en ti”. A pesar de su juventud, Bellot cuenta que, tanto sus entrenadores como los demás equipos, siempre la han tratado como una piloto más, “no he sentido ningún trato especial y, al final, es lo que la mayoría de las chicas buscamos”. No obstante, añade que “siempre hay ciertas personas que lo hacen un poco más difícil por ser mujer”.

Un deporte caro

Uno de los mayores inconvenientes de este deporte es el alto coste que conlleva practicarlo. El desgaste de las ruedas, cualquier avería o imprevisto, hacen que requiera una economía solvente. La eldense pide el apoyo de las marcas ya que, pese a que su familia y su equipo la ayudan en todo lo que pueden, están haciendo un gran esfuerzo por verle cumplir su sueño. Tiene patrocinadores para el material, pero a nivel económico no recibe ninguna ayuda: “Tener pocos recursos hace que siempre vayas peor porque entrenas menos y estás pensando en no caerte por los gastos que eso conllevaría”. 

Asimismo, las redes sociales la están ayudando a darse a conocer, pues actualmente cuenta con más de 2.000 seguidores en Instagram, lo que propicia que los patrocinadores se fijen en ella. No obstante, indica con modestia que no todos los pilotos que tienen un gran número de seguidores son mejores: "Te piensas que son buenísimos, pero no siempre es así”.

El elevado coste de practicar de este deporte le hace dudar sobre si conseguirá su sueño de poder dedicarse profesionalmente al motociclismo y llegar al Campeonato del Mundo de Supersport. Pone como ejemplo a Juanfran Guevara, un piloto que, “estando en el Campeonato del Mundo tenía que seguir pagando”, señala. “Poder dedicarte a esto es un sueño, pero se hace complicado, por eso siempre tienes que tener un plan B”.

Por esa razón, actualmente estudia la carrera de Ciencias del Deporte en Valencia, pues en el caso de no poder dedicarse profesionalmente al motociclismo, le gustaría “ser entrenadora de pilotos, sería un sueño”. En España “tenemos la suerte de tener a muchos pilotos buenísimos, los mejores circuitos están aquí, pero la gente no lo valora tanto como a otros deportes”.

Este año, la joven piloto correrá dos campeonatos en los que ya participó el año pasado. El primero de ellos lo ha corrido este mismo fin de semana, el Campeonato Autonómico de Velocidad en el circuito Ángel Nieto de Jerez, en el que ha conseguido el tercer puesto en la categoría femenina y el decimocuarto en la mixta: “Mi objetivo va a ser mejorar mis tiempos del año pasado”. Además, participará en el Campeonato de España, tanto en la categoría mixta como en la femenina y, al igual que en el anterior, su objetivo va a ser “mejorar, pero también tener al más rápido como referencia”.

Para esta piloto eldense no existen obstáculos, y es que, con tan solo 18 años está triunfando en el mundo de las dos ruedas. Su gran sueño es llegar a lo más alto y, aunque es un camino largo, cada vez está más cerca de conseguirlo pues, como finaliza Bellot: “Aunque te caigas, siempre hay que levantarse y seguir luchando para aprender y disfrutar”.


Bellot en el Campeonato Autonómico de Velocidad de este fin de semana.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir