SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 973
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Enrique Rubio desea que la fiesta avance pero respetando las tradiciones.

Enrique Rubio asume la presidencia de la Unión de Festejos de Petrer contento y con ganas. Por delante tiene cuatro años para “impulsar y engrandecer todavía más las fiestas de Moros y Cristianos”. Se ha rodeado de un equipo competente, que aúna experiencia con juventud para dar lo mejor de sí en pro de la fiesta en honor de San Bonifacio Mártir. Ganó como única candidatura presentada, pero contó con el respaldo de los festeros. Tiene numerosas ideas aunque bromea al decir que no sabe si le dejarán llevarlas a cabo.

Llegó a Petrer joven, ha hecho su vida en el barrio de La Frontera, y se adentró en sus fiestas de Moros y Cristianos hace ahora tres décadas, a los 27 años, cuando comenzó a salir en la filà Los Rebeldes de los Berberiscos, la comparsa de su vida, afirma. Es un apasionado de estas fiestas, prueba de ello es que también sale desde los 25 años en las vecinas fiestas de Elda, donde ha desfilado con las Huestes del Cadí y ahora con los Realistas.

Admite que al principio para él las fiestas de Moros y Cristianos eran para pasarlo bien, hasta que poco a poco fue planteándose nuevos retos y en 2010 fue presidente de su comparsa, que lideró hasta 2015. Entonces ya estudió la posibilidad de ser presidente de la Unión de Festejos, pero al saber que el anterior presidente Vicente Escolano Mateo iba a dar un paso al frente, decidió esperar: “Todos nos sacrificamos mucho para estar al frente, hay mucho trabajo por hacer, entendí que podía esperar y no enfrentarme a él, no había necesidad, pues todos queremos el bien de la fiesta”.


Una de sus ideas es reformar la Casa del Fester.

Enrique Rubio tiene claro qué es lo que quiere mejorar de la fiesta: “Está algo atascada en el tiempo, no en las tradiciones, pero sí creo que hay que impulsar algunos actos, aunque quiero dejar claro que jamás impondré nada, solo haremos los cambios que los festeros aprueben”. Entre sus ideas está la propuesta de acortar el acto de la Subida del Santo y la Proclamación de los Cargos de 2020: “Ahora dura de 16 a 23 horas, es muy larga, me gustaría acortarla hasta poco más de las 20 horas”.

También desea incentivar la participación en los actos de pólvora, “la participación ha ido a menos, y eso hay que revertirlo, ya sea dando subvenciones o con otras fórmulas”. Quiere promover la fiesta en el barrio de La Frontera: “La fiesta se vive en el centro, que tiene unos 10.000 habitantes, pero al final hay en torno a 25.000 habitantes que no viven en esta zona, muchos vienen desde Elda y se les ve bajar vestidos a sus fiestas, pero sus hijos ya son de Petrer, hay que conseguir que se sientan partícipes, que recuerden a sus padres que las fiestas son de jueves a lunes y que son parte de ella, lo haremos a través de diferentes campañas de promoción en el mercado de La Frontera y concursos de escaparates en comercios, para que se sientan parte de la fiesta”. También quiere realizar una reforma de la Casa del Fester, hacerla accesible y mejorarla.

En su equipo cuenta con cuatro expresidentes de diferentes comparsas: él mismo fue de los Berberiscos, José María Bernabéu presidió los Vizcaínos, Manuel Cuadrado Tercio de Flandes y Juan Serrano los Moros Viejos, lo que les hace plenamente conocedores de los entresijos de la fiesta. Además, cuenta como secretaria con Rosa Milán, que trabaja en la Universidad Miguel Hernández; Maite Andreu, empleada de banca, como tesorera;  y Carlos Bellot como vocal, creador de los carteles infantiles de la fiesta. Rubio afirma que conforman “un equipo con experiencia y ganas de trabajar para que en cuatro años la fiesta sea mejor de lo que es ahora”.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir