SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 861
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Rubio está ilusionado con ser el encargado de pregonera las fiestas del 90 aniversario.

El artista eldense Joaquín Rubio vive un momento dulce, mañana dará a las 23 horas el pregón de las Fallas del 90 aniversario: “Para cualquiera que ame las fallas y que sea participe este es el más alto reconocimiento que te pueden dar”. Para él será un gran reto, más aún con los nervios por el riesgo de lluvia. Afirma que “con este reconocimiento me han hecho sentir un profeta en mi tierra, es una responsabilidad que espero que los presentes disfrutaran”. Ha tenido que esperar dos semanas más de lo esperado para hacer el pregón, pues el temporal aplazó las fiestas, pero por fin mañana hablará desde lo alto del Ayuntamiento para pregonar las fiestas.

Además también ha sido el diseñador del logo del 90 aniversario de las Fallas y uno de los cinco artistas eldenses que han plantado el monumento.  

Aunque no quiere adelantar nada de su pregón, que hará con la vestimenta fallera, espera sorprender a los asistentes, impactar y dejar huella en la historia fallera. Tras ello se realizará la plantà del monumento oficial, que será el más grande de la historia local levantado al tombe. Lo considera el broche de oro a este momento tan dulce y darle importancia a la plantà.

Sobre las fiestas cree que deberían contar con más debate, ser más abiertas y que haya cabida para nuevas propuestas, pues considera que la comunicación es esencial para crecer. Apuesta por abrir más las fiestas y atraer a los más jóvenes con diferentes actividades para captar nuevos comisionistas, pues tiene claro que el problema es que le falta popularidad a las fallas.

Además asegura que el que las Fallas de Elda sean en septiembre supone una oportunidad única, pues supone un escaparate para los artistas de cara al nuevo curso fallero.


Rubio desfila y participa en las fiestas de forma activa.

Rubio quiso ser artista fallero desde bien pequeño, recuerda que fue a los seis años cuando por la autovía vio un camión con un monumento y quedó alucinado, bromea al asegurar que ahí comenzó su “obsesión”. Su familia no es fallera, por lo que admite que para él fue más complicado adentrarse en este mundo porque no conocía las tradiciones, pero poco a poco fue haciéndose un hueco y ahora está muy bien considerado en toda la Comunidad Valenciana, de hecho, es maestro mayor del Gremio de Artistas de Alicante. Ahora Rubio está centrado en la pintura pero espera volver a plantar en Elda para el centenario, en diez años, a poder ser con Huerta nueva, pro nunca se sabe, indica.

Rubio es el eldense con más primeros premios, suma ocho adultos y uno infantil, además de cuatro ninots adultos y dos infantiles indultados, ha plantado seis fallas oficiales. De hecho, fue el artista que plantó el primer monumento oficial, hace 15 años.

Comenzó su carrera en San Francisco de Sales, en Las 300 plantó su primera falla infantil en el año 96 y ganó el segundo premio, además del de gracia y crítica, en el 99 plantó su primera falla adulta con esta comisión y con ellos estuvo hasta 2004. Recuerda que entonces le contrató Huerta Nueva, que le ofrecía mayor dotación económica y optó por hacer solo monumentos adultos “las pequeñas me molestaban”, ahí ya hacía también hogueras en Alicante y Fallas en Valencia. El hito histórico en su carrera fue plantar la Falla especial de la Mercé. Poco después decidió afrontar un nuevo reto y hacerse pintor de fallas, indica que es algo que no se le daba bien y quería superarse, así lo hizo y ahora está considerado uno de los mejores pintores de fallas de la Comunidad Valenciana.  Todo fue para pagar una deuda a un artista y vio que ese era su futuro.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir