SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 3061
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Una gran parte del césped ha desaparecido.

Si el tiempo no ha supuesto suficiente castigo para el castillo de Elda, que se encuentra en estado de ruina en parte por dejadez, ahora también sufre el robo del césped artificial en la ladera de la fortaleza. Un ataque más al patrimonio cultural de la ciudad. Esto provoca que los grandes plásticos que separan el césped de la tierra sea visible.

Desde que se construyese el castillo entre los siglos XII y XIII hasta ahora ha pasado por momentos de gloria pero también de desgracia hasta llegar a su estado de degradación, debido a que a finales del siglo XIX expoliaron sus mármoles, sillería, maderas, artesonados, muebles, metales, entre otros.

El edil de Patrimonio, Amado Navalón, ha confirmado que desde principios de año alguien ha ido robando, metro a metro, el césped artificial de la ladera del castillo y que es muy complicado dar con la persona culpable, puesto que lo hace a deshoras. Navalón ha lamentado este acto incívico y ha confirmado que se repondrá el césped desaparecido a la par que ha hecho un llamamiento para que se deje de robar este material. Así, tendrán que ingeniárselas para clavar el nuevo césped al suelo o encontrar algún otro método para desanimar al ladrón de que siga cometiendo este tipo de robos.

Se desconoce el motivo del robo, aunque todo apunta a que el ladrón pueda estar cometiéndose esta fechoría para ahorrarse un dinero en decorar algún patio exterior o incluso la zona que rodea alguna piscina. 

El robo se observa a simple vista tanto desde la avenida Novo Hamburgo como desde la calle Pilares. Una visión que empeora la imagen de decadencia del castillo de Elda.


El robo es visible a simple vista.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir