Imprimir
Visto: 4480
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Los jóvenes disfrutan de su afición cada tarde.

Superar los obstáculos urbanos que encuentran a su paso de la forma más fluida, rápida y técnica posible. En eso consiste el parkour, una disciplina física que en Elda y Petrer practica una treintena de jóvenes. La pasión por este deporte, de origen francés, en la zona está creciendo entre los jóvenes, que de forma segura tratan de superarse y conseguir nuevos retos día a día. Para algunos es un deporte extremo, mientras que otros lo consideran una actividad comparable a las artes marciales, o ambas cosas a la vez. Sus practicantes se denominan traceurs, ya que deben trazar una línea recta haciendo gala de sus habilidades.

Uno de los traceurs es Miguel Ángel Ruiz, quien afirma que lo que más le gusta de esta disciplina es comprobar con el paso del tiempo como se va superando, pues comenzó a las 12 años y con 17 se siente satisfecho al comprobar los grandes avances que ha hecho, así como el ver cómo ha perdido el miedo a superar nuevos retos.

Recalca que en el parkour prima el espíritu de superación y el compañerismo, pues son autodidactas, poco a poco van aprendiendo y mejorando, siempre teniendo claras cuáles son sus habilidades y sus límites, por lo que no hacen ningún salto que no se vean capaces de conseguir.

Miguel Ángel Ruiz recalca que pese a lo que se crea, esta disciplina no consiste en saltar de edificio en edificio ni en cometer actos arriesgados, sino todo lo contrario, ese es un concepto negativo que quiere desterrar, pues "solemos estar en parques  donde hay caucho, césped y espacios seguros para minimizar los daños si nos caemos". Además recalca que "antes de hacer un salto piensas en si es arriesgado, si crees que puedes conseguirlo tras tu entrenamiento, y si no es así, no lo haces, prima siempre la seguridad de uno mismo".

Grupo amplio

Ahora mismo en Elda y Petrer existe un grupo de unos 35 traceurs, en su mayoría chicos, que quedan casi todos los días a las 17 horas en parques como el Campet o la Zapatero, e invitan a toda aquella persona interesada en aprender y disfrutar de esta disciplina a que acudan y se unan, pues está creciendo la pasión por este deporte en la zona. Se trata de un grupo autodidacta cuyo único reto es ir superándose, pero sin prisa, siempre apoyándose y aconsejándose qué es lo mejor para cada uno de los miembros. Y es que Ruiz recalca que si algo prima en este deporte es el compañerismo, así como disfrutar al máximo cada entrenamiento.

Para entrenar necesitan espacios con caucho, vallas, césped o muros, para ir realizándolos diferentes saltos. Actualmente practican en parques como El Campet, el 9 de Octubre, el Cocoliche o las Plazas Gabriel Poveda o la Zapatero. Pero estos no son espacios preparados para esta disciplina, por lo que les gustaría que  ya sea en Elda o Petrer tengan un parque para Parkour, pues así podrían entrenar en un lugar seguro y fomentar entre los jóvenes que quieren aprender esta disciplina.

Etiquetas