SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1049
Publicidad
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

La chapa metálica tiene muchos usos en la sociedad moderna. Cercas, muebles, automóviles e incluso computadoras usan láminas de metal. La chapa recibe su nombre por su apariencia delgada y plana.

A diferencia de las barras de metal, la chapa es lo suficientemente plana como para que el fabricante pueda crear rollos del material. Sin embargo, las chapas de metal no son tan delgadas como para que se puedan romper fácilmente.

Para poder trabajar y manipular una chapa de metal se utilizan máquinas plegadoras de chapas.

Acero laminado en frío

La chapa de acero está disponible en varias formas, una de las cuales es laminada en frío. El proceso consiste en colocar la aleación de metal entre dos rodillos, uno arriba y el otro abajo, para deformar el metal en una pieza más delgada, u hoja, que su tamaño original.

El acero laminado en frío comienza como acero laminado en caliente, pero el fabricante enjuaga el metal con ácido antes de completar el rollo final. El paso final es un tratamiento térmico conocido como recocido. El acero laminado en frío es más fuerte que el acero laminado en caliente y tiene un acabado mejorado.

Las chapas y bobinas de acero laminadas en frío se utilizan habitualmente para aplicaciones en las que las tolerancias dimensionales, la resistencia y la calidad del acabado superficial son críticas. Las aplicaciones que utilizan productos de acero laminado en frío incluyen:

  1. Muebles de metal
  2. Componentes de automóviles
  3. Hardware Electrónico
  4. Electrodomésticos y componentes para el hogar
  5. Lámparas de iluminación
  6. Construcción

Acero laminado en caliente

A diferencia del acero laminado en frío, el acero laminado en caliente pasa por el proceso de laminación a temperaturas superiores a 750 grados centígrados. Los fabricantes pueden utilizar fosas de remojo de calentamiento por inducción, para elevar la temperatura del metal antes de laminar la pieza para lograr el tamaño deseado. Este proceso produce láminas de metal con espesores entre 0.20 centímetros, y 0,80 centímetros.

Debido a su acabado superficial deslucido, se utiliza normalmente en aplicaciones en las que el acabado no es crítico para el proyecto.

Debido a su acabado único, el laminado en caliente en seco es uno de los tipos de acero más utilizados para esculturas de arte (además del acero inoxidable). Las variaciones de color a lo largo de las láminas de acero dan carácter a toda la escultura.

Acero dulce

El acero dulce es un subconjunto de acero laminado en frío. La aleación de acero en este proceso contiene menos carbono que otras chapas de acero. Debido a esto, las chapas de acero dulce reaccionan bien a manipulaciones como la soldadura. Las láminas de acero dulce son comunes en los paneles de la carrocería de los automóviles. El acero dulce tiene un espesor de 6 cm. a 0,17 cm.

Aluminio

El aluminio es el material de lámina de metal más común, además del acero. Debido a que el aluminio es naturalmente blando, los fabricantes agregan elementos como hierro, cobre, silicio o magnesio para aumentar su resistencia.

Algunas láminas de aluminio se consideran tratables térmicamente, un proceso que mejora la resistencia. La chapa de aluminio tiende a ser resistente a la corrosión, en general. La chapa de aluminio es adecuada para muchos propósitos, incluyendo joyería, aspas de ventilador, componentes electrónicos, y electrodomésticos.

Chapa Perforada

La chapa perforada puede consistir en casi cualquier tipo de chapa, desde acero inoxidable hasta bronce. Se diferencia de la chapa típica, porque el fabricante ha hecho agujeros en el metal. Los agujeros pueden ser de varios tamaños o formas. Los agujeros redondos, cuadrados y ranurados son especialmente comunes, y no es inusual que las perforaciones aparezcan en un patrón simétrico y uniforme, como es el caso de la chapa de cerramiento.

La chapa perforada también puede fabricarse con patrones decorativos más complejos.

Las chapas perforadas pueden utilizarse en decoración, filtrado, para insonorizar superficies, también se usa en decoración.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir