SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

13 JUL 2020 Fundado en 1956
Visto: 903

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Muchas personas trabajan en casa mientras tienen que cuidar a sus hijos.

El teletrabajo se ha impuesto durante el confinamiento a causa de la crisis del coronavirus. El estado de alarma decretado hace más de dos semanas ha hecho desarrollar nuevas ideas y esta modalidad del trabajo de oficina realizado desde casa se ha extendido a numerosas profesiones, entre ellas la del periodismo. Las páginas digitales permiten a los medios de comunicación seguir ofreciendo las noticias de actualidad prácticamente sin salir a la calle, salvo lo estrictamente necesario para mostrar las imágenes de última hora. 

En estos días en que se han cerrado escuelas, universidades e institutos, así como todo tipo de clases particulares, el profesorado ha hecho posible que gracias a las nuevas tecnologías los alumnos. sigan en activo impartiendo clases por el ordenador o corrigiendo trabajos. También los profesores de clases particulares mantienen el contacto con sus alumnos para evitar que pierdan el curso, de forma que han optado por impartir sus clases online, mediante Skype o Hangouts, de esta forma comparten documentos como si fuera la pizarra y hablan como si estuvieran en clase. Por su parte, los profesores de yoga y gimnasia también utilizan las nuevas tecnologías para mostrar por Facebook, Youtube o videoconferencia, clases completas y ejercicios de relajación para hacer llevadero el aislamiento en el que vivimos en estos días.

Los trabajadores de asesorías y gestorías locales siguen trabajando en la mayoría de los casos desde sus centros de trabajo ante la dificultad que supone tener que procesar numerosa documentación, de hecho desde la pasada semana les están entrando documentos diversos relacionados con el pago de impuestos, declaraciones de renta, ERTES y asuntos laborales de todo tipo.

Asimismo, el cese obligatorio de buena parte de la actividad industrial en la ciudad ha llevado, en muchos casos, a los administrativos y contables a trasladar las oficinas a sus casas. A su vez comerciales y representantes de calzado siguen trabajando por teléfono con sus clientes ante la imposibilidad de visitarlos. Todos ponen su granito de arena para seguir operando desde sus casas hasta que pase la crisis del coronavirus en el mundo.

Los comerciales publicitarios siguen también en activo estos días, aunque como algunos dicen, aunque sea tan solo para preparar las campañas y adaptarlas a la nueva situación o aplazarlas hasta que pase el estado de alarma en nuestro país.

Los psicólogos son otros de los profesionales que siguen brindado su apoyo a sus clientes vía telefónica, pues desde los primeros días de confinamiento muchas personas han sufrido cuadros de estrés generalizados, ansiedad, desequilibrios nerviosos y emocionales. Para darles apoyo, los psIcólogos mantienen una línea de emergencia abierta que, en algunos momentos estuvo colapsada, pues muchas personas se han sentido angustiadas al vivir con temor la situación actual. Además en estos tipos de tratamientos los pagos se hacen también por internet.

Algunas empresas siguen en contacto con sus empleados diariamente mediante videoconferencia, manteniendo incluso los horarios habituales de trabajo, como es el caso de empresas que gestionan las tarjetas de crédito cuyos trabajadores fichan diariamente por internet, tal es el caso de la hija de un conocido diseñador eldense Pedro Molina

Jóvenes en otros países

Muchos jóvenes eldenses que trabajan o estudian desde hace tiempo en otros países están sufriendo el aislamiento doblemente porque están lejos de sus familias y ahora además han tenido que quedarse en sus casas. Tal es el caso del arquitecto eldense Francisco Javier Poveda, que lleva cinco años en Bedforshire, Reino Unido. Cuenta que trabaja para Tye Architects desde casa, "mantenemos la comunicación por internet pues son proyectos internacionales como el diseño de una casa de dos millones de dólares en las Islas Caimán, es más aburrido pero puedo quedarme en casa como el resto y evitar la posibilidad de contagio del virus ".

Otro sector que ha experimentado un importante crecimiento estos días es la venta online con la contratación de personal para atender la demanda de servicios de primera necesidad como llevar la comida a domicilio por parte de algunos supermercados o grandes establecimientos de productos electrónicos y electrodomésticos como Megahogar, pues las lavadoras se siguen estropeando al igual que ocurre con otros aparatos de uso doméstico.

Otros profesionales no pueden poner en práctica la modalidad de trabajo online como ocurre con los dentistas. Por ello en clínicas como la de Andrés Navarro abren por las mañanas para atender las urgencias, pero han retirado de la sala de espera las revistas y no permiten que los clientes estén juntos. Por otra parte, hay peluqueras que venden a sus clientes los productos por la ventana para que puedan realizarse personalmente el teñido del cabello.

La implantación del teletrabajo por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha sido un éxito en el Ayuntamiento que ha seguido funcionando prácticamente a pleno rendimiento.

El balance de la pasada semana confirma que el sistema de teletrabajo funciona a la perfección, con una media de 125 trabajadores conectados cada día, lo que supone buena parte de la plantilla dedicada a labores administrativas. Se han abierto 161 expedientes, se han tramitado 2.169 documentos, se han realizado 384 firmas electrónicas y se han enviado 218 notificaciones. En cuanto a la atención al ciudadano, se atendió cerca de un millar de llamadas telefónicas en las diferentes áreas y concejalías y más de un centenar de correos electrónicos, cifra que irán en aumento en los próximos días conforme los ciudadanos se vayan adaptando a la atención telemática y telefónica.

El teletrabajo permite flexibilizar la jornada laboral, ahorrar combustible y evitar la contaminación por el uso del transporte para acudir al lugar del trabajo, lo que sumado a los nuevos hábitos de vida que se están generalizando a causa de la pandemia todo hace indicar que, en muchas actividades, el teletrabajo o como se conoce en toda Europa "work from home" ha llegado para quedarse ante el miedo al contacto, al menos hasta nuevo aviso.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir