SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

22 SEP 2020 Fundado en 1956
Visto: 1029

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Las tres piezas corresponden a dos kalathos y una gran jarra.

El Museo Arqueológico de Elda expondrá ocho de las piezas restauradas del yacimiento arqueológico El Monastil. Pese a que iban a programar una exposición con las piezas mejor restauradas a principios de año, la situación sanitaria impidió que pudiera realizarse. Hoy se han presentado a los medios tres de los ocho objetos cerámicos de arte pictórico vascular de la cultura ibera encontrados en el yacimiento. Para mostrarlos se adquirirán vitrinas que esperan estén instaladas antes de finales de año. 

La concejala de Museos, Rosa Vidal, ha explicado que estas piezas arqueológicas se expondrán de una forma novedosa: "Se ha utilizado un soporte sin impacto visual para estabilizar los objetos en su presentación vertical y asimismo se han colocado unas pequeñas clavijas transparentes que permiten anclar con seguridad la pieza arqueológica", explica la edil. 

El trabajo de recuperación y limpieza de los objetos lo ha realizado la restauradora Eva Mendiola  durante varios meses: "En lugar de trabajar directamente sobre la pieza, se ha construido un soporte de corcho revestido de escayola donde la pieza se apoya. Esta queda sobre una superficie blanda que se adapta a su peso", afirma la técnico. Asimismo no han querido reproducir el color de la decoración para diferenciar qué pieza es original y qué parte es añadida por los restauradores. 

El objetivo principal de estas piezas es "exponerlas para que se puedan comprender fácilmente", comenta Mendiola. Dos de ellas se exponían tumbadas en la vitrina, pero ahora se puede observar de manera vertical y conocer el volumen original del objeto. 

El director del Museo Arqueológico, Antonio Poveda, ha explicado el significado de las tres piezas presentadas. En concreto son dos kalathos o "Sombrero de copa" y una gran jarra de hace más de 2.000 años de antigüedad. El kalathos es importante "porque aparecen las firmas en escritura ibérica de los representantes de la sociedad ibérica del poblado del Monastil", describe Poveda. La pieza del centro "es una versión pequeña del anterior con una pintura que se ha visto en otros lugares de la península, como es una práctica de caza o doma para expresar el nivel cultural de la sociedad del pueblo". Asimismo comenta que esta pieza ha sido elaborada en la escuela del "Maestro del Monastil". Por último, ha destacado la pieza de la gran jarra, recompuesta con más de 50 fragmentos. 

Poveda ha explicado que la Concejalía de Museos ha aprobado la compra de tres nuevas vitrinas para exponer estas piezas junto a las otras cinco piezas halladas en el yacimiento del Monastil. 

 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir