SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

29 NOV 2020 Fundado en 1956
Visto: 12355

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Irene Montero y Adela Pedrosa durante la sesión de control.

La senadora eldense del Partido Popular, Adela Pedrosa, esta tarde ha protagonizado un enfrentamiento con la ministra de Igualdad de Podemos, Irene Montero, durante la sesión de control al Gobierno en el Senado. Pedrosa ha preguntado “de mujer a mujer” a Montero si “siente vergüenza por compartir su vida con un machista o si va a seguir callada. ¿Es una mujer sumisa a un macho alfa?”, en referencia al vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias.

Adela Pedrosa ha sido interrumpida en varias ocasiones por abucheos por parte de miembros del Senado, que le impedían continuar, y la presidenta de la Cámara Alta, Pilar Llop, quien le ha llamado la atención a la vez que le ha recordado que no puede hacer alusiones personales según el reglamento y ha acabado retirándole la palabra.

[Noticias dentro] Asociación Hosteleros de Petrer

La eldense también le ha preguntado a la ministra si se siente “humillada como compañera de Pablo Iglesias”, por el “agravante de género” por el que será investigado Iglesias en el Tribunal Supremo. Pedrosa ha reclamado a la ministra que explique si su Ministerio “va a investigar a Iglesias por violencia de género” y le ha recordado las campañas difundidas por su departamento para que las mujeres denuncien a los hombres que controlan su teléfono móvil: “Acosar o controlar a tu pareja usando el móvil es violencia de género”; “si tu chico te controla el móvil, cuéntalo”.

Durante su intervención en la sesión de control, la senadora del PP ha recordado que Pablo Iglesias “examinó y vio” el contenido de la tarjeta del móvil privado de Dina y le ha recriminado que visualizara el contenido del móvil de su asesora y tardara seis meses en devolverle la tarjeta. Así, ha señalado que desde el propio Ministerio de Igualdad se advierte que estas prácticas constituyen una forma de violencia de género, por lo que ha exigido a Irene Montero que catalogue las actuaciones de Iglesias de “intolerables”.

Montero ha tomado la palabra para afirmar que “me meto en la cama con quien me da la gana” entre los aplausos de su compañeros y ha finalizado diciendo: “Se lo digo con claridad porque puedo permitírmelo, pero hay millones de personas en este país que o por su orientación sexual o por ser mujeres y a causa de sus legislaciones -del PP- y actitudes discriminatorias han tenido que ver frustrados sus proyectos vitales porque son unos intolerantes. Ya quisieran poder decirles a las mujeres y a las personas con quién tienen que acostarse”.

 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir