SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

24 ENE 2021 Fundado en 1956
Visto: 8164

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El toque de queda se adelanta.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado las nuevas medidas en la Comunidad Valenciana para garantizar los servicios esenciales  y proteger la salud de la población. La hostelería cerrará a las 17 horas y el toque de queda se adelanta a las 22 horas. Estas restricciones se ponen en marcha a partir del 7 de enero y se prolongan, de momento, hasta el 31 de enero. 

El crecimiento exponencial del virus ha llevado a la Generalitat a endurecer las restricciones en la Comunidad Valenciana. Puig ha señalado que una de las prioridades es mantener las aulas abiertas, pues "es el espacio más seguro para los menores, no es posible que la sanidad afecte a su educación".

Las medidas son:

  • Se prolonga el cierre perimetral de toda la Comunidad Valenciana hasta el 31 de enero.
  • El toque de queda se adelanta a las 22 horas. Ahora está estipulado a las 23 horas.
  • El cierre de la hostelería de toda la autonomía se adelanta a las 17 horas.
  • Queda prohibido fumar en las terrazas de los restaurantes y bares. Además, las mesas deberán ser de un máximo de cuatro personas.
  • Se reducen al 30 % los aforos de los comercios.
  • Siguen como máximo seis personas en las reuniones sociales y familiares.
  • Se cierran perimetralmente los municipios con las incidencias más críticas. Ello afecta a 26 municipios de la Comunidad Valenciana entre los que no está ni Elda ni Petrer.

Las medidas tienen cuatro ámbitos de acción contra la pandemia: vacunación, respuesta sanitaria, nuevas restricciones y el derecho a la educación.

Puig ha resaltado que el grupo de edad más afectado por el coronavirus es el comprendido entre 15 y 29 años. Los brotes de origen social siguen siendo el principal foco de contagio, ha afirmado la consellera de Sanidad, Ana Barceló, quien ha lamentado que "haya irresponsables que no han cumplido con las medidas restrictivas, que nos han llevado a la situación actual, con tantos casos. Necesitamos la complicidad de la población para que los márgenes de la libertad sean amplios pero siempre respetando el derecho a la salud, que se ha de proteger".

Estas medidas llegan tras conocer que en la Comunidad Valenciana ya han perdido la vida a causa de la COVID-19 un total de 3.031 personas desde el inicio de la pandemia. 

Puig ha pedido a la población responsabilidad y compromiso para frenar los contagios y que no empeore la situación, y Ana Barceló ha afirmado que "la expansión del virus es exponencial, la presión de las UCI está creciendo, el riesgo ya es alto y por ello se están  tomando medidas".

La alcaldesa de Petrer, Irene Navarro, tras conocer las nuevas restricciones, ha afirmado que en Petrer ha habido un ligero aumento de los contagios y que por ese motivo "se mantienen las medidas restrictivos", y por ello ha pedido "responsabilidad, seguir cumpliendo con todas las medidas, es el momento de dar ejemplo". 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir