SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 2346
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El público disfrutó de una obra diferente, cercana y llena de referencias locales | Jesús Cruces.

El actor y director eldense Juanan Moreno lo ha vuelto a conseguir. El pasado jueves se estrenó su obra E.L.D.A. en el Teatro Castelar, donde se ha representado nueve veces durante el fin de semana. E.L.D.A., que fue interpretada por Begoña Tenés, Raúl Poveda y Aurora Benedid junto al propio Moreno, prometía ser una función especial desde el principio pues se anunció que estaría compuesta de cuatro pequeñas historias basadas en hechos reales del teatro en los años 1940, 1967 y 1990, a la que se sumó una inventada sobre la actualidad, por ello su lema es Entonces, Luego, Después, Ahora. La historia de la ciudad quedó perfectamente reflejada a través de un verdadero viaje emocional con diferentes historias plagadas de referencias locales como el conocido bar Negresco y su puerta giratoria, el Hotel Sandalio, el Mogollón Zíngaro, la agrupación Santa Cecilia, o el empresario Stuart Weitzman y recetas como pelotas o cocas de migas, entre muchas otras. El público rio y se sobrecogió con cada una de las historias.

A través de la impecable actuación de los cuatro actores locales se pudo conocer gran parte de la historia del Teatro Castelar, desde su apertura en 1904, pasando por los dramas de los que fue testigo a causa de la Guerra Civil Española, el auge del calzado y de la sociedad tras la recuperación económica en la década de los 60, o su dramático cierre en los 90 a causa de su mal estado de conservación. 

Esta obra fue itinerante dentro del propio teatro, pues comenzó en el escenario y finalizó en la entrada del Teatro Castelar, que fue un protagonista más de la obra, ya que  cada relato estaba basado en historias ocurridas entre sus paredes. El drama y la comedia fueron los géneros utilizados en esta función que gustó al público, que rio, se emocionó y aplaudió tras cada uno de las historias. Para el deleite de los asistentes, Juanan Moreno sorprendió volviéndose a meter en el papel de Hada Madrina, que regresó al vestíbulo del Teatro Castelar.

Juanan Moreno ha destacado sentirse muy emocionado gracias al gran respaldo que una vez más le ha demostrado Elda, y ha asegurado que "lo más bonito y emocionante para mí fue el aplauso final, porque podía ver las caras del público, y comprobar que les había gustado es una verdadera maravilla". Para Moreno la mejor crítica que ha recibido ha sido "que mucha gente me ha dicho que se hace muy corto, pues sin duda es síntoma de que ha gustado. Para mí no hay mejor regalo, recibir el cariño del público tras cada función hace que valga la pena todo el esfuerzo". 

El eldense asegura que los guiños a la ciudad, a sus negocios, fiestas y singularidades es una de las cosas que más gustó, pues los cuatro actores notaron cómo con cada referencia el público daba signos de reconocimiento. 

El coordinador de Cultura y del Teatro Castelar, Juan Vera, confirmó a este medio que las 450 entradas disponibles, 50 por cada uno de los nueve pases, se agotaron hace tres semanas, algo que hacía intuir el éxito que finalmente tuvo la obra. Vera aseguró que han sido muchas las personas que han pedido que los cuatro actores vuelvan a interpretar en Elda esta obra. 

El actor y director eldense ha indicado que aunque no hay nada cerrado espera poder volver a representar junto a sus tres compañeros la obra, si bien ha indicado que todavía no hay nada cerrado pues hay que cuadrar las agendas. Se baraja la posibilidad de que sea a principios de otoño cuando se vuelva a representar, pero lo cierto es que habrá que esperar para saber si Elda volverá a disfrutar de esta obra local.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir