SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1362
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Ricardo Massí ha mostrado el proyecto a los asistentes | Jesús Cruces.

Unos 50 vecinos de los bloques de Las Trescientas se reunieron ayer en el centro social Severo Ochoa y decidieron comenzar los trámites para solicitar las ayudas para la rehabilitación del segundo de los cinco edificios que lo conforman. Este es el primer paso para dar comienzo a unas obras que los propietarios llevan esperando desde hace años. Será en el mes de octubre cuando los afectados voten si se acomete la rehabilitación o no, si bien la mayoría parecían estar por la labor. Las ayudas cubrirán cerca del 80 por ciento del coste, que rondará el millón de euros, el resto deberá ser costeado por los propios vecinos, y se calcula que pagarían una cuota mensual de unos 50 euros durante ocho años para poder hacer frente al crédito hipotecario.

Aunque son cuatro los edificios que están en muy mal estado, se contempla la recuperación estructural del segundo bloque. El arquitecto del proyecto, Antonio Marí, ha querido tranquilizar al resto de vecinos asegurando que se rehabilitará un bloque por año. El presupuesto de esta obra se costeará con las ayudas del Ministerio de la Vivienda, la Conselleria de Obras Públicas y el Ayuntamiento de Elda, quienes se harán cargo del 35, 20 y 20 por ciento de las mismas respectivamente.

En esta reunión estuvieron presentes el arquitecto encargado del proyecto, Antonio Marí, el presidente de los bloques, Ricardo Massi, la edil de Urbanismo, Pilar Calpena, la concejala de Vivienda, Nieves López y el responsable de Servicios Públicos, Eduardo Vicente.


Unas 50 personas han asistido a este encuentro | Jesús Cruces.

Antonio Marí explicó que se prevé que durante las obras se reparare el tejado así como las fachadas, el cambio de tuberías y se instalará un ascensor en cada una de las escaleras, que sería exterior y quedaría sobre la acera. Cabe recordar que estos bloques, con una antigüedad superior a los 50 años, sufren humedades y grietas, por lo que desde hace años los vecinos piden la reparación que ahora parece cercana.

En esta asamblea se decidió que sea EMUDESA la que dirija este proyecto de renovación urbana, y que Massi se encargue de solicitar las ayudas. Ahora el siguiente paso será realizar un certificado de cada una de las viviendas que costará unos 50 euros por hogar, necesario para optar a las ayudas.

Las reuniones explicativas continuarán escalera por escalera durante los próximos meses y será en octubre, tras haber confirmado las ayudas, cuando los vecinos volverán a asistir a una asamblea para decidir si finalmente se realizan las obras o no. Las reformas comenzarían a principios de 2017 y finalizarían antes de que acabase dicho año.

Algo que se recalcó en este encuentro fue que de aprobarse por mayoría, todos los vecinos deberán pagar una cuota mensual de unos 50 euros. Asimismo se alertó de que la mayoría podría "obligar" a la minoría a hacer frente a este gasto pese a las situaciones individuales que cada familia pueda vivir. Algunos vecinos han preguntado sobre el coste que tuvo para los propietarios del primer bloque la rehabilitación del mismo que se realizó en 2009, y Massi ha lamentado que "ellos tuvieron suerte pues tuvo un coste cero".

El presidente de los cinco bloques de Las Trescientas, Ricardo Massi, aseguró estar "ilusionado por ver que estamos dando un paso adelante para finalmente realizar las rehabilitaciones, llevo casi 15 años luchando por ello".

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir