SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 29039
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Juan Pedro de Miguel, el pasado martes, en San Juan | A.J.

Juan Pedro de Miguel ha fallecido esta madrugada en su casa de San Juan al sufrir un infarto a los 58 años de edad. Los familiares y amigos de este eldense de adopción, que llegó a la ciudad con sólo once años, destacan que "era una excelente persona", tal y como el propio Valle de Elda pudo comprobar esta semana en la entrevista realizada por su participación en dos Juegos Olímpicos con la selección española de balonmano y que se publicó ayer mismo.

Juan Pedro de Miguel nació en Madrid el 13 de enero de 1958, pero se trasladó a Elda junto a su familia cuando contaba con once años de edad. Realizó sus estudios en el centro Sagrada Familia, donde comenzó a jugar al balonmano "de casualidad", como él mismo recordó: "Fui a ver un partido del equipo del colegio con un amigo y faltaba el portero, así que bajé de la grada y me puse en la portería para que al menos se jugara".

Poco después fichó por el equipo del Centro Excursionista Eldense para, con tan sólo 17 años, firmar por el Calpisa de Alicante. Más tarde jugaría en otros dos equipos punteros, Atlético de Madrid y F.C. Barcelona. Durante su carrera, participó en las Olimpiadas de Moscú 80, donde consiguió un diploma olímpico al finalizar el torneo en quinta posición, y los Juegos de Los Ángeles 84. Además, fue seleccionado para viajar a Seúl 88, pero una lesión en su rodilla izquierda le apartó de estas Olimpiadas.

Juan Pedró de Miguel recordó esta misma semana su experiencia, asegurando que "estar en unos Juegos Olímpicos es lo mejor que te puede pasar como deportista, mucho mejor que jugar un Mundial”.

En la actualidad, de Miguel vivía más alejado del deporte y del balonmano, dedicando su tiempo libre a su mujer y su nieta. Se encontraba en su domicilio de San Juan, disfrutando de las vacaciones de verano, cuando esta madrugada ha perdido la vida de una manera repentina que ha dejado un vacío irreparable para su familia y sus allegados, ya que Juan Pedro tenía un carácter muy abierto y era una excelente persona.

 

 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir