SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 6776
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
La construcción de la fábrica se inició en 1906 | Jesús Cruces.

La Concejalía de Urbanismo ha procedido a la demolición de la antigua fábrica de Emérito Maestre, ubicada en el barrio La Purísima de Elda, ante el peligro de derrumbe. Desde hace años los vecinos vienen denunciando que esta edificación es un foco de insalubridad pues en ella hay ratas, ha crecido una gran vegetación y, a pesar de estar tapiada, algunas personas acceden a su interior con el riesgo que ello supone. Se trata de una reivindicación ciudadana histórica a la que el Ayuntamiento ahora ha dado respuesta. 

El edificio se construyó entre 1906 y 1912 en una zona alejada del núcleo urbano llamada Casas de Santo, que incluía la fábrica y las viviendas de los trabajadores, por lo que el conjunto está catalogado como complejo fabril. Durante los años posteriores, debido al crecimiento de la población, la ciudad fue extendiéndose hasta llegar a la zona.

La edil del área, Pilar Calpena, ha explicado que esta demolición concluirá en dos meses y que, aunque antes de verano prepararon la zona, ha sido ahora cuando han iniciado su derribo. Esta actuación se está realizando siguiendo un protocolo, pues la fábrica se construyó con amianto, un material considerado hoy perjudicial para la salud, por ello la retirada de los escombros se llevará a cabo con un cuidado especial para evitar cualquier peligro.


La demolición finalizará en dos meses | Jesús Cruces.

Esta actuación municipal es una ejecución subsidiaria, es decir, la pagará el Consistorio de Elda porque el propietario del edificio es una empresa insolvente. Por ello, cuando el derribo finalice, el Ayuntamiento tendrá que iniciar las correspondientes acciones legales para que la empresa propietaria de la fábrica costee el valor de la actuación.  

Aunque en los derribos actúan las maquinarias, durante este verano se ha procedido de forma manual, ya que los trabajadores encargados de demoler la fábrica han intervenido en la parte interior y han tirado dos edificaciones pequeñas, según ha informado Pilar Calpena.

La concejala de Urbanismo ha hecho hincapié en la importancia de llevar a cabo esta actuación: “La prioridad del Ayuntamiento en este tipo de casos es actuar siempre velando por la seguridad ciudadana”.

La singularidad del complejo fabril hizo que algunas entidades locales pidieran su rehabilitación a los sucesivos gobiernos municipales, con propuestas como adecuar un museo o una sala de exposiciones, pero la ausencia de un proyecto y su elevado coste han hecho que, finalmente, desaparezca una de las primeras fábricas de Elda, que estaba abandonada desde hace años.


El Ayuntamiento ha intervenido de manera subsidiaria para poder derribar el edificio | Jesús Cruces.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir