SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 958
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Octavio J. Peidró dirige la Orquesta Sinfónica Teatro Castelar desde sus inicios | Jesús Cruces.

El décimo aniversario de la Orquesta Sinfónica Teatro Castelar (OSTC) se celebró ayer sábado por la tarde y fue todo un éxito. Con un programa muy atractivo, cincuenta músicos de Elda y comarca, en su mayoría jóvenes profesionales y profesores de conservatorio o estudiantes de últimos cursos, actuaron en un Teatro Castelar lleno de público, que aplaudió al final de la gala puesto en pie.

El director eldense Octavio J. Peidró dirigió la orquesta que él contribuyó a fundar junto con el también eldense José Manuel Bonilla hace diez años. El actual presidente, también de Elda, Rafael Rico Pérez, dijo unas palabras agradeciendo el impulso y el trabajo de Peidró y de Bonilla para que la orquesta fuera y sea una realidad. También expresó su gratitud por el apoyo de las entidades públicas como el Ayuntamiento de Elda o la Diputación de Alicante y de instituciones privadas, así como del público, que han hecho posible que una orquesta de Elda haya podido cumplir una década, ofreciendo más de cincuenta conciertos en diferentes lugares de la provincia a lo largo de este tiempo y grabado tres discos.

El público, que disfrutó de entrada libre, llenó casi al completo el Teatro Castelar y no se dejó amilanar por la intensa lluvia caída una hora antes. El programa fue muy atractivo, pues en su primera parte, la orquesta interpretó diferentes piezas de El amor brujo de Manuel de Falla, con la actuación de la mezzosoprano eldense Aránzazu García Oncina. Mientras que la segunda parte fue para la Sinfonía nº9 del Nuevo Mundo de Antonin Dvorak.


Aránzazu García derrochó talento durante la actuación | Jesús Cruces.

Uno de los objetivos de la OSTC "era cubrir un espacio cultural del que todavía no gozaba la ciudad: una orquesta sinfónica compuesta de músicos profesionales y estudiantes de grado superior que ofreciesen programas sintónicos para todo tipo de público", como recogía ayer el programa . Ayer se pudo constatar que el nivel musical del medio millar de asistentes de todas las edades al Teatro Castelar era superior al de hace diez años, pues no aplaudieron hasta que terminaron todos los movimientos de cada obra, excepto cuando la interpretación había resultado extraordinaria.

Los intensos aplausos finales del público obligaron a la orquesta a tocar un bis, que fue el tema central de la película Memorias de África, enlazando con una de las preferencias de la orquesta y que domina muy bien como son las bandas sonoras de películas, tema sobre el han ofrecido numerosos conciertos.

El director de la Orquesta Sinfónica Teatro Castelar desde su fundación es el eldense Octavio J. Peidró. Doctor en Arte y Humanidades (Musicología), compagina su labor como profesor de Literatura con una profusa actividad musical como director de orquesta, compositor e investigador musical, de hecho ha publicado dos libros, uno en solitario sobre Tomás Barrera y un segundo en colaboración, titulado El patrimonio cultural de Castilla-La Mancha.

Por su parte, la mezzosoprano eldense Aránzazu García Oncina ha cantado destacadas obras como el Réquiem de Mozart o el Elías de Mendelssohn y formó parte del espectáculo Ópera flamenco bajo la dirección de Rafael Amargo.


La orquesta está conformada por 50 músicos con experiencia | Jesús Cruces.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir