Imprimir
Visto: 1863
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Rituales en la Grecia antigua.

Los griegos usaron la sandalia de cuero y la bota, para los hombres llegaba hasta la pantorrilla con aplicaciones de piezas metálicas, distinguían un quiebre diferente para el pie izquierdo y derecho.

Botín griego. Museo del Calzado (Reproducción)

A partir del año 600 a.C., las mujeres griegas de la clase alta, adoptaron un calzado de cuero empleando pieles con los colores de moda que eran el blanco y el rojo. En los tiempos más antiguos apenas se empleaban calzados, iban descalzos y sólo posteriormente comenzaron a emplear zapatos, aunque en el interior de sus casas permanecían descalzos.

Calzado atribuido a los griegos consistente en una plancha de cobre con la forma de la planta del pie y sujeto con correas al empeine. Museo del Calzado (Reproducción)

Los primeros zapatos que usaron los griegos estaban formados por una suela de cuero, de madera o de fibra vegetal asegurada al pie por medio de correas. El krepidoi, llevado por ambos sexos para viajar con mal tiempo y para hacer largos tramos en condiciones difíciles, los femeninos eran más flexibles, se confeccionaban en varios colores, y podían tener plataforma de corcho para ganar algún centímetro en estatura.

Los griegos gozaban de una organización política y social muy peculiar y formaban ciudades que eran a la vez estados. En la Grecia antigua no se conocían los libros sagrados y las enseñanzas estaban en manos de los filósofos, poetas y hombres de letras, entre los que destacaron figuras como Pericles, Homero, Herodoto, Esquilo, Sófocles o Eurípides, entre otros.... Los griegos iban descalzos en el interior de las casas y en la calle también los esclavos y las clases más humildes, pero entre los hombres nobles o en la clase media, solían calzar la sandalia de distintos modelos y formas. Homero describe a los héroes de Troya calzando elegantes sandalias, y algunos filósofos nos recuerdan que solamente los dioses tenían derecho a llevar sandalias áureas, algunos dioses se representaban calzando sandalias aladas como ha plasmado el escultor Praxíteles representando a Hermes, el dios olímpico del comercio, con este tipo de calzado, más tarde los romanos le darían el nombre de Mercurio. Los griego sujetaban el calzado con correas muy finas y de gran elegancia que casi dejaban el pie al desnudo, las había de colores como el púrpura, amarillas y rojas.

Detalle de la escultura en Copenhague del dios Hermes

En los tiempos más antiguos aún los militares iban descalzos y, sólo en períodos posteriores, comenzaron a emplear zapatos, aunque  permanecieron descalzos en sus hogares.