SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1558
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Vista de la escuela (izquierda) y casa del maestro(derecha) del barrio de la Estación de Monóvar (Elda).

Después de tres años de gestiones ante el Ministerio de Instrucción Pública, el domingo 18 de octubre de 1931, Elda se dotaba de un nuevo centro escolar, que venía a paliar el déficit de plazas escolares que arrastraba la ciudad desde siempre. Problema que si era grave en el núcleo urbano con una alta tasa de analfabetismo, más lo era en el medio rural, donde los niños residentes en caseríos de la Elda rural no tenían opción alguna de formación reglada académica.

Fue un largo camino de gestiones municipales que arrancó un 13 de diciembre de 1928 cuando el ayuntamiento eldense presidido por Francisco Alonso solicitó a las altas instancias ministeriales la creación de una Escuela Nacional Mixta en el barrio de la Estación de Monóvar. Solicitud que iba acompañada de la correspondiente certificación de la disponibilidad de local y vivienda para el maestro o maestra.

Gestiones que dieron su fruto a los pocos meses del advenimiento de la II República, cuando el 5 de julio de 1931 la Gaceta de Madrid publicaba la orden, de 1 de julio, por la que se concedía provisionalmente a Elda la solicitada escuela mixta, atendida por un maestro del cuerpo nacional. Concesión que según rezaba la orden publicada, se elevaría a definitiva si con anterioridad al 15 de agosto, el Ayuntamiento de Elda comunicaba haber adquirido el mobiliario y material necesario para la dotación de la misma. Hecho que así tuvo lugar en fecha 16 de julio.

El ayuntamiento presidido por Vicente Gil Navarro adquirió el 17 de julio los dos inmuebles destinados a escuela y vivienda del maestro/a por 70.000 pesetas y diligenció con celeridad toda la tramitación para no perder dicha concesión, al tiempo que organizaba los preparativos para la puesta en marcha de esta Escuela Nacional Mixta que acogió a niños y niñas del barrio de la Estación y caseríos próximos, dándoles la oportunidad, hasta entonces negada por la simple distancia a la ciudad, del acceso a la educación y formación primaria.

Tramitación administrativa que felizmente culminó aquel domingo 18 de octubre de hoy hace 88 años, cuando se procedió a la inauguración oficial de la Escuela del Barrio de la Estación de Monóvar.

Alumnos de la escuela unitaria del barrio de la Estación de Monóvar (Elda) en un momento indeterminado de la década de los años 50 del siglo XX.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: Gabriel Segura Herrero

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de cronista oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense. Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir