SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

27 MAY 2020 Fundado en 1956
Visto: 1608

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El maestro Miguel Villar (1913-1996), compositor del pasodoble "Idella" | Museo Virtual de la Villa de Sax

La música al igual que las banderas son potentes elementos icónicos que permiten agrupar a multitudes dispares bajo un mismo fervoroso sentimiento, incitando a dejar a lado las diferencias para fomentar la unión de destino. Y si a una pieza musical se le dota de una letra armónica y pegadiza que potencie todavía más el sentimiento de unión, se consigue que dicha composición se convierta en todo un referente social, es decir, en un himno. Y eso es lo que, al igual que sucedió en otras poblaciones festeras, en Elda se consiguió con el pasodoble Idella y los Moros y Cristianos.

Un sábado 27 de marzo de hoy hace 37 años se estrenaba un pasodoble que el prolífico maestro Miguel Villar había regalado a Antonio Barceló Marco, presidente de las Huestes del Cadí (1976-1998) y que éste, a su vez, había regalado a la Junta Central de Moros y Cristianos. Llevaba por título Idella,  el nombre mítico de la Elda ibérica.

Fue en el contexto del Tercer Concierto de Música Festera celebrado en el Teatro Castelar el 27 de marzo de 1983 cuando la Unión Musical de Petrer, dirigida por Bartolomé Maestre Reus, tuvo la fortuna de interpretarla por primera vez en público. Conformaban el programa piezas ya entonces clásicas del repertorio festero eldense, caso de la marcha Elda Musulmana y los pasodobles Pedro Díaz, Jenaro Vera, Abanderadas y Petrel, este último también compuesto por el maestro Villar en 1969 y que al cumplir 50 años ha sido recientemente declarado himno oficial de la villa de Petrer.

Para fortuna nuestra, aquel concierto fue grabado para así poder editarlo en soporte cassette, tal cual atesoran algunos festeros coleccionistas de música festera de nuestra ciudad.

El pasodoble Idella todavía tardaría unos años en adquirir la trascendencia social que posee hoy en día. Será el 2 de junio de 1989 cuando suene por primera vez en la entrada de bandas, aunque en 1990 fue sustituido por el pasodoble Jenaro Vera, también del maestro Villar, en honor al que fuera presidente de la Junta Central de Moros y Cristianos durante tantos años.

Pero será en 1991, tras la remodelación de la Fiesta llevada a cabo por la directiva presidida de Juan Martínez Calvo, cuando a “Idella” se le dote de la letra por todos conocida, escrita por Antonio Juan, en aquel momento ya redactor del diario Información. Será esta letra la que por primera vez se cante en la Entrada de bandas de los Moros y Cristianos de 1991.

* * * * *

¡Crónica dedicada a un festero ininterrumpido hasta el final, a un festero discreto, a un marroquí entrañable que se ha ido, como él era, en silencio, acompañado de los acordes de su Idella del alma sonando en los balcones de Elda como arma de combate psicológico en el “Tiempo del Virus” y para quien la Fiesta de Moros y Cristianos fue su forma de relacionarse con el mundo!.

¡Va por ti, Ángel!

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: Gabriel Segura Herrero

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de cronista oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense. Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir