Imprimir
Visto: 4231
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

A la edad de 59 años, y ostentando por segunda vez la alcaldía de Elda, fallecía Joaquín Vera Pérez, alcalde de Elda desde el 5 de febrero de 1936.

El Sr. Vera Pérez, empresario del calzado, republicano de pro y católico, ya había ostentando con anterioridad la alcaldía eldense, siendo alcalde desde el 9 de febrero de 1933, cuando Aquilino Bañón Sáez dimitió por falta de apoyo de la minoría radical, hasta su destitución por el gobernador civil el 30 de octubre de 1934, como consecuencia de los sucesos revolucionarios de Asturias.

Las propias características de la alianza republicano-radical-socialista vencedora en Elda en las elecciones municipales del 12 de abril de 1931, ocasionó que entre 1931 y 1936, Elda tuviera un total de ocho alcaldes, llegando algunos de ellos a ostentar la alcaldía en dos ocasiones.

Empresario de reconocido prestigio en el momento, fue el tercer candidato más votado en las elecciones municipales de 1931 por detrás de Emérito Maestre y de José Ruano López, quedándose a escasos 12 votos del primero. Su prestigio empresarial y personal, su trayectoria en diversos cargos de responsabilidad municipal desde 1931 y su militancia en Izquierda Republicana desde 1934, auspiciaron su elección, por segunda vez, como alcalde de Elda el 5 de febrero de 1936, tras el cese-dimisión de Francisco Botella Payá.

Tras escasos 2 meses al frente de la alcaldía eldense falleció de improviso en su domicilio, situado en la calle del Sol (después García Valiño y hoy Emilio Rico). Por acuerdo plenario del consistorio eldense, la corporación municipal costeó los gastos económicos derivados del entierro, “a excepción de los gastos religiosos”; acordando cambiar el nombre a la calle Antonio Maura y autorizando a Izquierda Republicana a iniciar una suscripción para colocar en ella una lápida conmemorativa que perpetuara el nombre de este alcalde fallecido “al pie del cañón”. Iniciativa truncada por el alzamiento militar y el estallido de Guerra Civil, a los dos meses justos del fallecimiento del alcalde de Elda.