SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1655
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Roberto García Blanes, alcalde de Elda (1979-1995).

Hoy hace 3 años, un 3 de febrero de 2015, y tras una larga enfermedad y una dilatada ausencia social, fallecía Roberto García Blanes, primera alcalde de Elda tras la recuperación de las libertades democráticas.

Siendo la candidatura del Partido Socialista Obrero Español la mas votada en las elecciones municipales del 3 de abril de 1979, con 8.273 votos (10 concejales), Roberto García Blanes fue elegido alcalde en el primer pleno del nuevo ayuntamiento democrático, que tuvo lugar un histórico 19 de abril de ese mismo año, a las 11:00 h de la mañana. El candidato y cabeza de lista del PSOE obtuvo 15 votos frente a los 10 de votos de Hipólito Pérez González, candidato de la UCD.

Traspaso de los poderes municipales entre los alcaldes Francisco Sogorb Gómez (1976-1979) y Roberto García Blanes.

La llegada a la alcaldía de Roberto García Blanes, además de las recuperación de las libertades democráticas a nivel municipal, supuso un enorme revulsivo en el proceso de transformación de la ciudad iniciado por la alcaldía de Francisco Sogorb Gómez (1976-1979), pues muchos de los proyectos iniciados durante los años de la Transición fueron concluidos durante los años de gobierno de Roberto García Blanes (1979-1995). Modernización que bajo su gobierno recibió un impulso definitivo tanto en la dotación de infraestructuras públicas como de actividades culturales, sociales, ciudadanas, deportivas, etc., gracias al apoyo económico de las instituciones estatales como posteriormente autonómicas.

Sus 16 años de gobierno permitieron incorporar al gobierno de la ciudad a un joven equipo de personas, con nuevas ideas y nuevos proyectos. La distancia a los hechos que da el paso del tiempo debe permitir empezar a valorar el enorme esfuerzo realizado en aquellos momentos donde las necesidades de la ciudad eran tantas. El examen sosegado de todos y cada uno de los logros conseguidos en beneficio de la ciudadanía, así como  el ponderado análisis de los errores de cálculo cometidos, debe permitir que empezemos a valorar la figura de un gran alcalde, cuya imagen pública quedó empañada, por desgracia, por sus últimos años de gobierno, en los que el autoritarismo en la toma de decisiones le granjeó incluso el desapego de sus propios compañeros de equipo y el aislamiento de su figura con respecto a la ciudadanía.

Primera corporación municipal democrática eldense (abril, 1979)

Acerca del autor

Autor: Gabriel Segura Herrero

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de cronista oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense. Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir